El Gobierno dice que Madrid no pasa a la fase 1 por falta de test mientras prohíbe más de 10.000 diarios

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

Pedro Sánchez ha impedido que Madrid entre en la fase 1. Y entre algunos de los argumentos esgrimidos por el Gobierno socialcomunista se encuentra, según su versión, la falta de tests PCR en la comunidad ‘popular’. Los propios datos de Madrid desmienten esa afirmación, pero lo más llamativo es que son las propias decisiones del Gobierno de Sánchez las que han impedido una mayor realización de test PCR en toda España. Y en el caso de Madrid, en un volumen que supera los 10.000 test PCR diarios.

La OMS no ha dejado de exigir esos test y de forma masiva. Lo ha hecho durante toda la crisis del coronavirus. Y el Gobierno de Pedro Sánchez no ha dejado de bloquear la capacidad española de realizar ese tipo de test, los más fiables. Porque el Ejecutivo durante semanas ha decidido mantener bloqueados, total o parcialmente, los 350 centros-laboratorios que se le ofrecieron voluntariamente desde el inicio para realizar test PCR.

En estos momentos, pocos más de 50 de esos 350 centros han logrado la habilitación, pese a contar todos ellos con máquinas de PCR, especialistas en la realización de estos test, y toda la infraestructura necesaria para realizar cerca de 20.000 test diarios. La capacidad de realizar la mitad de ese potencial -10.000 PCR diarios- se encuentra en Madrid.

Fuentes conocedoras de la situación de estos centros han confirmado a OKDIARIO esas cifras. Pero añaden que, pese a la homologación lograda, problemas esgrimidos de diversa índole han hecho que ni siquiera estén a pleno rendimiento los admitidos por el Ministerio de Sanidad: muchos de los pocos más de 50 centros habilitados están sin operatividad o, al menos con elaboración parcial de test PCR.

Más de 350 instalaciones

Esos 350 centros-laboratorios se ofrecieron el muy pasado 17 de marzo. Un total de 350 instalaciones entre las que se encontraban los centros de la red de centros SOMMa (25 centros de investigación y 23 unidades universitarias) y la CRUE (rectores de las universidades españolas, con sus 76 campus).

Entre todos los centros mencionados suman más de 350 laboratorios con máquinas de análisis PCR. Y todas esas instituciones juntas eran capaces de haber incrementado el número de test, desde el primer día. Y los test son y han sido, precisamente, el gran punto débil de España en el control de la escalada y letalidad del coronavirus.

Todos esos laboratorios eran capaces de ampliar, además, los test más fiables: los PCR. El ofrecimiento fue plasmado, entre otros, por la red de Centros Severo Ochoa y las Unidades María de Maeztu, el 17 marzo de 2020.
Y entre los centros que siguen sin estar homologados se encuentran algunos de los principales laboratorios del CSIC, categoría en la que se encuentra uno de los centros de investigación más preparados y con capacidad de Madrid, el CNIO, e incluso algunos laboratorios universitarios y veterinarios cuya capacidad para hacer tests PCR es plena.

En resumen, Madrid funciona en estos momentos con, al menos, 10.000 test PCR por días menos de los que podría tener. Y el responsable de esa privación es el mismo Gobierno que acaba de negar a Madrid el pase a la fase 1 señalando entre los problemas la falta de PCR.

Lo último en España

Últimas noticias