Marlaska, tras hablar de normalidad en Barcelona, dice ahora que la ciudad vive una «situación complicada»

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha comparecido esta tarde para hacer balance de la huelga independentista y de los graves incidentes de terrorismo callejero registrados este viernes en Barcelona. Marlaska ha asegurado que van a aplicar "con toda contundencia el Código Penal, tanto al independentismo violento como al que actúa al margen de la ley".

Grande-Marlaska ha recordado que los independentistas violentos se pueden ser acusados de conductas que "están tipificadas hasta con seis años de cárcel". El responsable de Interior, que el pasado miércoles OKDIARIO cazó cenando en Válgame Dios mientras ardía Barcelona, ha asegurado que los disturbios en la Jefatura Superior de Policía están siendo provocados por 400 "independentistas violentos". Además, ha concretado que en estos días hay 207 agentes heridos.

El ministro del Interior ha asegurado esta tarde, durante su comparecencia en Moncloa, que "Barcelona vive una situación complicada". Los periodistas le han recordado sus palabras de la mañana, en las que decía que se podía pasear por Barcelona con total "normalidad" –así califica Carmen Calvo la situación en Cataluña, también–, mientras los independentistas cerraban a la misma hora la Sagrada Familia y los cruceros avisaban a sus pasajeros de que era mejor permanecer en los buques.

Fernando Grande-Marlaska, que ha distinguido la manifestación pacífica y los actos violentos de Vía Laietana, ha lanzado un mensaje dirigido al presidente de la Generalitat, Quim Torra. Aunque el ministro considera que la coordinación entre las fuerzas policiales autonómicas y nacionales está perfectamente coordinada, ha lamentado que Torra no condene con contundencia la violencia desatada por el independentismo.

En concreto, Marlaska ha pedido a las instituciones catalanas una condena firme y unánime contra la ‘kale borroka’ independentista que azota las ciudades catalanes desde que se conoció la sentencia del golpe de Estado del 1 de octubre de 2017. Aunque Quim Torra compareció a media noche, cuando el ministro salía de Válgame Dios, asegurando que los elementos que estaban provocando el caos no eran independentistas catalanes sino "infiltrados".

Lo último en España

Últimas noticias