Los socialistas apoyaron con sus diputados la investidura de Fernando Clavijo

El PSOE no exige la dimisión del presidente canario tras ser imputado por corrupción

Fernando Clavijo en una reciente imagen (Foto: Europa Press).
Fernando Clavijo en una reciente imagen (Foto: Europa Press).

El PSOE aplica su doble vara de medir los casos de corrupción en función de si salpican a la oposición o a uno de sus socios de Gobierno.

Este miércoles, el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha sido citado como imputado por el denominado ‘caso Grúas’. El PSOE, tras conocer la imputación de su socio de Coalición Canaria, ha saldado el asunto pidiendo una mera comparecencia de Clavijo en el Parlamento de Canarias.

El presidente canario deberá comparecer ante la magistrada María Celia Blanco Redondo, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de San Cristóbal de La Laguna, para prestar declaración en calidad de investigado –imputado– el próximo 15 de marzo por el caso Grúas. Se trata de una trama de corrupción que nació a raíz de la denuncia del grupo municipal en el Ayuntamiento de La Laguna formado por las formaciones Por Tenerife-Nueva Canarias (XTF-NC). El escándalo apunta directamente a irregularidades en la gestión llevadas a cabo por el ahora presidente regional Fernando Clavijo cuando se encargaba de la Concejalía de Seguridad Ciudadana (2003 y 2007) y cuando ascendió a alcalde (2008 a 2014).

La acusación se ha concretado en los delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos por haberse concedido un crédito municipal a una empresa privada que se encargaba de la gestión del servicio de recogida de vehículos del municipio. La denuncia sostiene que el Ayuntamiento de La Laguna concedió un préstamo de 120.000 euros a la empresa de grúas ante sus problemas económicos y la Fiscalía sostiene que se llevó a cabo todo el trámite sin base legal y con informes contrarios de la Intervención del Ayuntamiento.

El mismo caso también aparecen como investigados el actual alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, y el portavoz de Coalición Canaria en el consistorio, Antonio Pérez-Godiño.

El caso fue inicialmente archivado por el juzgado de La Laguna, pero la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha ordenado su reapertura. Posteriormente, la magistrada Celia Blanco elevó al caso al Tribunal Superior de Justicia de Canarias por apreciar indicios delictivos en la actuación de Fernando Clavijo.

Ahora el caso ha vuelto al Juzgado de Instrucción debido a que el nuevo Estatuto de Autonomía canario ha eliminado la figura del aforado en los cargos del Gobierno y Parlamento de Canarias.

Pero, al margen de la imputación del presidente canario, quien tendrá una crisis en plenas elecciones con este caso será el Partido Socialista. Y es que Fernando Clavijo gobierna y fue investido como presidente de Canarias gracias al apoyo del PSOE. Clavijo obtuvo el respaldo de 36 diputados de los 60 que forman el Parlamento de Canarias: Coalición Canaria contó con los 18 votos de su grupo y con los 15 del Grupo Socialista, partido con el que firmó en 2015 un pacto de Gobierno para los próximos cuatro años, acuerdo que reeditó el firmado en legislatura precedente. Clavijo sumó además los tres votos de la Agrupación Socialista Gomera. Los grupos del PP, Podemos y Nueva Canarias votaron en contra de la investidura.

Lo último en España