Este documento prueba el error del Gobierno con Filomena: previó sólo 20 cm de nieve y luego fueron 70

Ver vídeo
(Vídeo: OKDIARIO)
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El ataque político a los dirigentes madrileños Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida no ha tardado en llegar. Filtraciones desde el PSOE y Podemos acusándoles de imprevisión por el impacto de las nevadas del temporal Filomena. OKDIARIO revela hoy el parte oficial recibido en la Comunidad de Madrid de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), dependiente del Gobierno y, en concreto, de la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Un parte que previó sólo “20 cm” de nieve. Es decir, que avisó a las administraciones de que llegaba bastante menos de la mitad de nieve de la que la borrasca descargó, que en algunos puntos alcanzó los 70 cm.

El documento fue emitido a las “13:30 Hora oficial del 7/1/2021”. Y bajo el aviso de “La Agencia Estatal de Meteorología norma.
 Fenómenos meteorológicos y zonas afectadas: […] b) Nevadas copiosas en amplias zonas del interior peninsular. Comienzo: miércoles, 6 de enero. Duración: Hasta el domingo 10 de enero”.

El “grado de probabilidad: muy alto (más del 80%)”. Y la “descripción de la situación meteorológica” destinaba unos párrafos a la situación general y Madrid: “En el interior peninsular lo más relevante serán las nevadas copiosas en amplias zonas. Ya se están produciendo en el cuadrante sureste de la Península y algunas zonas del centro. Tras una ligera disminución de las precipitaciones durante la próxima noche, se intensificarán el viernes y el sábado extendiéndose de sur a norte a buena parte de la Península y Baleares, siendo Galicia la zona probablemente menos afectada”. Además se destacaba que “la cota de nieve variará de forma importante de norte a sur, oscilando entre 800-1200 m en Andalucía, los 500-1000 m en el resto de la mitad sur, los 400-700 m en la zona centro y 200-400 m en la mitad norte”.

Más tarde detallaba el impacto en algunas zonas: “A lo largo de estos días es muy probable que las acumulaciones de nieve más importantes se produzcan en Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, interior de la Comunidad Valenciana, sur de Aragón y montañas de Andalucía oriental”. Y era en ese momento en el que aportaba el dato decisivo para evaluar el impacto en la circulación, emergencias, actividad, etc. en los núcleos urbanos: “Con espesores que probablemente alcanzarán los 20 centímetros de forma bastante generalizada e incluso, localmente, sobre todo en el entorno del Sistema Ibérico y zonas montañosas del sureste, los 30-50 centímetros”. La previsión se quedó corta para Madrid. Básicamente a la mitad de la realidad.

El aviso de la AEMET dio más datos: “Es probable que el domingo 10, con el alejamiento de la borrasca hacia el noreste, vayan mejorando las condiciones meteorológicas que han dado lugar a este aviso especial. No obstante, el domingo y el lunes todavía son probables las lluvias intensas en el sur de Andalucía y Ceuta debido al acercamiento de una nueva borrasca. A partir del lunes próximo también es probable que se produzca una estabilización general de la atmósfera siendo significativas los siguientes días las heladas nocturnas intensas”. Ahí ya acertó. Pero, claro, esas heladas no lo fueron sobre un acumulado en Madrid de 20 cm. Sino de más de 40 cm.

La borrasca Filomena, efectivamente, superaba de este modo las previsiones. Y conseguía paralizar y sepultar el centro peninsular. Y lo hacía con especial virulencia en Madrid, una comunidad que quedaba bloqueada a causa de la mayor nevada registrada en los últimos 50 años. Pero lo que no bloqueaba eran las ansias de cargar contra el principal feudo del PP.

Filtraciones el PSOE

El PSOE no tardaba en filtrar críticas contra la Comunidad de Madrid. Y lo hacía pese a que la Agencia del Gobierno había errado en nada menos que la mitad de la nieve caída. Desde las filas socialistas cargaban de inmediato por la supuestamente tardía solicitud de activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME): la pidió la Comunidad de Madrid el viernes a las 22.00 horas tras la llegada de Filomena. Pero lo cierto es que esa llamada de socorro fue precisamente la que propició la activación de esta unidad militar a todos los efectos: porque Pedro Sánchez ni lo propuso, ni lo barajó hasta ese momento. Y todo ello, pese a que Defensa siempre había propuesto desde el primer instante la posibilidad de utilizar este cuerpo militar en emergencias como la borrasca Filomena.

A esa hora se observaba ya que las previsiones de la AEMET habían fallado y se tenían que intentar paliar los estragos de una nevada con el doble de fuerza de la prevista oficialmente.

La intervención de la UME, de hecho, fue providencial frente al temporal Filomena de nieve y frío. La de la UME y la de los equipos municipales y autonómicos centrados en solventar el enorme desastre producido por el temporal. Pero esa suerte no llegó por vía deSánchez: llegó tras la solicitud por parte de Isabel Díaz Ayuso y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Lo último en España

Últimas noticias