La directora de la Guardia Civil sobre la purga de De los Cobos: “La decisión estaba tomada por Moncloa”

La sentencia reproduce las palabras del ex DAO Laurentino Ceña, quien dimitió 48 horas después del cese ilegal del coronel

El fallo acredita que la directora de la Guardia Civil fue informada de la investigación que le costó el cargo a De los Cobos

Lee íntegro aquí el fallo de la Audiencia Nacional sobre Pérez de los Cobos

De los Cobos
María Gámez, directora general de la Guardia Civil

El coronel Diego Pérez de los Cobos fue ilegalmente destituido por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, superior de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, quien fue informada varias veces sobre la investigación por la que fue cesado el coronel. La Secretaría de Estado de Interior falseó una orden de cese “por falta de confianza” que más bien era un ajuste de cuentas. Y para colmo, los tres hicieron suya una decisión que procedía de Moncloa. Marlaska, Gámez y la secretaria de Estado obedecieron a sabiendas de lo injusto de sus actos.

Esas son algunas de las conclusiones que ofrece la lectura de la sentencia de 72 páginas por la que el Juzgado Central Contencioso-Administrativo número 8 de la Audiencia Nacional ha concluido que el coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid Diego Pérez de los Cobos debe ser restituido en su cargo tras un cese con motivación “inexistente, insuficiente, incoherente, inveraz, incompleta y arbitraria, a la vez que incurre en evidente desviación de poder”.

Pero por si no hubiera suficientes motivos para sonrojar a Marlaska y sus subalternos, el titular del juzgado ha introducido en su sentencia un resumen de un testimonio demoledor, y no es el de un cualquiera. Se trata del Teniente General Laurentino Ceña, quien se popularizó por acompañar a Fernando Simón, al JEMAD y al DAO de la Policía Nacional, durante las primeras comparecencias informativas en la Moncloa sobre el Covid.

De hecho, a muchos le pilló por sorpresa que Laurentino Ceña, un guardia civil con una hoja de servicios intachable, dimitiera el 26 de mayo sin causa aparente. Con esta sentencia ahora se sabe qué pasó justo antes de la dimisión de Ceña, ocurrida menos de 48 horas después de la destitución de Pérez de los Cobos.

En la instrucción del recurso de De los Cobos contra su cese había que aclarar varios puntos: ¿La cúpula de Interior estaba realmente desinformada sobre la investigación que se realizaba al delegado del Gobierno de Madrid por permitir manifestaciones el 8M en pandemia? ¿Podía De los Cobos romper el secreto de las actuaciones? ¿Hubo causa efecto entre el cese del coronel y la filtración del informe a la prensa?

Nadie mejor para responder a todos estos detalles que Laurentino Ceña, DAO y número 2 de la Guardia Civil. Ceña explicó ante el juez que la investigación ordenada por un juzgado de Madrid no requería “programación ni comunicación” alguna y especificó que, aun siendo innecesario informar a la directora general de la Guardia Civil, se hizo por la singularidad de la persona investigada, José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid.

María Gámez fue informada tres veces

Ceña le dijo al juez que la directora de la Guardia Civil, María Gámez, no fue informada una vez, ni dos, sino hasta en tres ocasiones fue informada sobre este particular. Sólo este hecho desmiente a Gámez en el momento de justificar el cese de De los Cobos.

El 23 de marzo Gámez pidió información que le fue trasladada al día siguiente “a través de la cadena de mando” haciéndole saber a la directora general de la Guardia Civil las especiales advertencias de la juez del caso sobre la obligación a guardar reservas sobre el mismo.

Después de eso Ceña le consultó a la juez si era idóneo que recogiera el caso la Unidad Central Operativa dada la singularidad del investigado. La juez se negó y Ceña informó de ello a María Gámez. Ya iban dos informaciones.

La última información la recibió Gámez en abril, el 6 o el 8, Ceña no puede precisar, y fue referente a la citación de testigos de las manifestaciones del 8M para tomarles declaración. Todas las informaciones que recibía Gámez seguían la cadena de mando y emanaban de la Comandancia de Madrid. Que De los Cobos no la estuviera informando era irrelevante porque la información fluía, así que la falta de información por la ocultación de una investigación se convierte con el testimonio de Ceña en un argumento falaz.

El 24 de mayo, el día del cese de De los Cobos, a las 21:33, Ceña recibe una llamada. Gámez le pregunta si sabe que se han entregado diligencias sobre el 8M, noticia publicada en medios. Ceña dice que no y que le llegará por la cadena de mando. De hecho, hace averiguaciones y su segundo le dice que De los Cobos no tenía esa información ya que la juez había extremado el secreto de las actuaciones.

Ceña llamó a Gámez, otra vez, esa misma noche. La conversación duró 13 minutos y Gámez le anunció el cese de Pérez De los Cobos. Ceña le pidió que no lo hiciera a fin de que el coronel pudiera organizar su defensa y poder investigar el detalle. “La decisión está tomada por Moncloa. Se le va a cesar”. Ceña dimitió horas después de esta conversación.

Lo último en España

Últimas noticias