Diputados del PSOE critican la "contradicción" de apoyar a la Policía y pedir la reprobación de Soraya

Pedro Sánchez
Bancada del PSOE en el Congreso. (Foto: Flickr PSOE)

La reprobación de los socialistas contra la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no hace más que alimentar las críticas internas otro día más. Este miércoles, algunos diputados del PSOE calificaron de "contradicción" esta iniciativa si a la vez se posicionan a favor de la propuesta del PP para respaldar a la Policía en el Congreso.

El Congreso de los Diputados debatirá la semana que viene si expresa su apoyo y respaldo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como garantes del Estado de Derecho. La iniciativa llegará al Pleno en forma de Proposición no de Ley (PNL) a propuesta del Grupo Popular. Los ‘populares’ confían en que el texto saldrá adelante con los votos a favor del PSOE y de C’s. Pero, oficialmente, los socialistas no quieren desvelar antes de tiempo la orientación de su voto. Aunque todo parece apuntar que votarán a favor.

Fuentes socialistas consultadas aseguran que la mayoría se muestra a favor de esta iniciativa pero varios diputados no se explican que a su vez estén planteando una reprobación contra la vicepresidenta por las cargas policiales. "Me parece una contradicción", explica un diputado.

"Una contradicción"

Hasta el momento, las voces críticas prefieren mantenerse en el anonimato. Son conscientes que tras el triunfo de Sánchez no hay que abrir frente internos que dañen al partido y así se consensuó tácitamente. Sin embargo, sí que hay valientes que ya han perdido mucho o ya no tienen nada que perder y prefieren dar la cara para expresar sus opiniones porque el PSOE es "un partido abierto y de continuo debate".

Fue el ex presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, quien muy educadamente dijo que no le parece "oportuno" plantear la reprobación a la vicepresidenta reiterando que el Ejecutivo de Rajoy "gestionó muy mal" el operativo para impedir el 1-0.

Lo que Ferraz no se esperaba hoy es que saliera el ex presidente Alfonso Guerra para dar ‘guerra’ al partido aconsejando la retirada de esa moción contra Sáenz de Santamaría para "no distraer a la gente" de la cuestión principal que es la reprobación a los golpistas.

Guerra criticó abiertamente la estrategia del líder del PSOE, Pedro Sánchez, tras pedir al presidente del Gobierno que buscase de inmediato el diálogo con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. "No se puede negociar con golpistas. Nadie negoció con Tejero", contestó rotundo.

El ex presidente animó a los diputados socialistas a no silenciar sus críticas frente a la dirección del partido con esta frase: "¿Hay un golpe de Estado y los golpistas se van de rositas?" y "¿reprobar a la vicepresidenta y no a los golpistas?", cuestionó Guerra, a lo que añadió: "Algún papanatas dirá que estoy defendiendo a la vicepresidenta; no, estoy defendido a los diputados y diputadas socialistas que tienen que poner el acento donde hay que ponerlo, en los golpistas".

Guerra hace salir a la dirección

El mensaje cayó como un ‘mazazo’ en Ferraz y aunque algún dirigente ‘quitó hierro’ a sus palabras señalando: "Ya sabes cómo es Guerra", lo cierto es que sus palabras no sentaron nada bien a la ‘cúpula’ del partido. Desde la dirección del Grupo Socialista en el Congreso intentaron minimizar este miércoles las críticas internas dando la cara y asegurando que "nadie nos ha trasladado su malestar".

Desde la línea oficialista del partido, cercana a Sánchez, insisten en que una cosa es apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en su "labor de defensa y protección de los derechos y libertades de todos los ciudadanos y especialmente y desde la legalidad constitucional de la soberanía nacional, el Estado de Derecho, la democracia y la convicencia" entre los españoles. Y otra muy distinta, respaldar unas actuaciones "reprobables", en relación a las cargas policiales, "que dio como coordinadora y ministra responsable, la señora Sáenz de Santamaría el día 1 de octubre", comentan.

Asimismo, dieron a entender que la propuesta de la reprobación se la hizo saber el propio Sánchez en la conversación que mantuvo con Mariano Rajoy el domingo por la mañana. Sin embargo, los diputados críticos con la propuesta expresan su pesar asegurando que esta decisión "la tomó la Ejecutiva del partido y no se habló en la reunión del Grupo Parlamentario Socialista".

La dirección del partido mantiene que es en la Ejecutiva donde se deben de tomar estas decisiones y en bloque se apoyó a Sánchez con reprobar a la vicepresidenta. "El secretario general es el único que tiene todos los elementos de juicio, privados, para tomar una decisión", explican y añaden que "Pedro y Rajoy mantienen cientos de conversaciones en privado y existe malestar, por nuestra parte, porque no haya comparecido esta semana", sobre Cataluña.

Compensar el ‘no’ del PSOE

Los ‘populares’ esperan compensar el ‘no’ de algunos diputados socialistas a la Proposición no de ley (PNL) fallida debatida la semana pasada a iniciativa de Ciudadanos y en apoyo del Gobierno ante la crisis catalana. Aquel texto no salió adelante por el voto en contra del PSOE que exigió a Ciudadanos que incluyera una apelación al diálogo en el texto.

La formación naranja se negó y la PNL fue rechazada dando cobertura a los partidos independentistas catalanes a asegurar que el Ejecutivo no tenía el apoyo de la Cámara en las decisiones que estaba tomando, en concreto, en el despliegue de las Fuerzas del Estado en Cataluña.

Lo último en España