Una diputada de Unidas Podemos participa en la protesta de Madrid en favor del delincuente Hasél

Podemos Hasél Madrid
Los dos miembros de Unidas Podemos en la concentración a favor de Hasél.

Podemos no sólo alienta las protestas que en 48 horas han provocado graves disturbios en ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia o Vic. También participa en ellas. La diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid Vanessa Lillo y Fernando Jiménez, responsable de Organización en Madrid del partido de Alberto Garzón han participado en la protesta que ha derivado en graves disturbios en la capital.

Los dos podemitas aseguran en un vídeo distribuido por las cuentas de redes sociales de IU que participaban en la concentración –que no había sido autorizada por la Delegación del Gobierno y, por tanto, era ilegal– para protestar contra la detención del delincuente Pablo Hasél. Aducen ambos que acudían para defender la libertad de expresión porque «es inadmisible que en una democracia estén encarcelando a raperos» y lo han justificado con los escándalos protagonizados en los últimos tiempos por el Rey Juan Carlos I.

La concentración en la Puerta del Sol en la que han participado estos dos cargos de Unidas Podemos ha derivado en enfrentamientos de los radicales con la Policía. El salto de las actuaciones policiales ha sido la detención de 14 radicales y el salgo de heridos se ha elevado a 9, cinco de ellos agentes de la Policía Nacional.

Podemos se ha mostrado estos días, desde que Hasél se encerró en la Universidad de Lérida para retrasar su detención y dar publicidad a su protesta, a favor de que se despenalicen las injurias al Rey y a los jueces. Antes, Pablo Iglesias ha denunciado a un ciudadano por llamarle «garrapata» durante las protestas ante su casoplón. Toda una contradicción.

El caso es que hace una semana Podemos forzó otro enfrentamiento en el seno del Gobierno socialcomunista con Hasél como protagonista. El grupo de Unidas Podemos registró en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para derogar los tipos penales de injurias a la Corona, el de enaltecimiento del terrorismo o las ofensas contra sentimientos religiosos. Los del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, lo han hecho en solitario, y no de forma conjunta con el PSOE. Precisamente, estos son algunos de los delitos por los que ha sido condenado el delincuente ilerdense.

Sin embargo, desde el partido de Pablo Iglesias esgrimen que ya tenían el visto bueno de Moncloa desde el mes de febrero de 2020 para presentar esta iniciativa, y que incluso la llegaron a registrar, pero luego la retiraron «debido a las urgencias de la pandemia», ha declarado el diputado de Unidas Podemos y portavoz de IU en el Congreso, Enrique Santiago. Acompañado del presidente del grupo, Jaume Asens, y en rueda de prensa en la Cámara baja, Santiago ha explicado que entonces, y siguiendo el protocolo del acuerdo de gobierno, se lo trasladaron al secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, el socialista José Antonio Montilla, y que éste hizo la debida consulta al Ministerio de Justicia de Juan Carlos Campo (PSOE), que autorizó la tramitación.

Sin embargo, la Secretaría de Estado de Comunicación anunció anoche -cuando Unidas Podemos ya había anunciado su rueda de prensa de este martes- que el «ministro de Justicia planteará una revisión de los delitos relaciones con excesos en el ejercicio de la libertad de expresión». Desde Unidas Podemos afirman «celebrar» esta reacción del Gobierno, pero la definen como una mera «declaración política», dado que no contiene ningún articulado.

Por ello, los de Pablo Iglesias esperan que el texto que finalmente se tramite sea el suyo vía proposición de ley y de forma urgente, puesto que no tienen constancia de ningún proyecto de ley del Gobierno al respecto. Además, Asens ha subrayado que el plan de Moncloa es «insuficiente» y ha incidido en que la reforma de Unidas Podemos «va más allá». «Hay que abordar el problema en términos más globales», ha subrayado.

En cambio, el portavoz adjunto del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, ha atribuido la presentación de la iniciativa de Unidas Podemos a la búsqueda de rédito electoral por parte de sus socios ante los comicios catalanes del próximo domingo. «Tenemos un acuerdo de gobierno y una dinámica y éxitos comunes, pero somos fuerzas distintas y estamos en campaña electoral», ha afirmado Simancas, esperando que ambas partes acaben unificando iniciativas porque «su propósito es el mismo», ha apostillado.

Lo último en España

Últimas noticias