Díaz Ayuso le recuerda su "responsabilidad" a Vox y C’s: "Madrid no puede paralizarse"

Comunidad de Madrid
Reunión entre Rocio Monasterio e Isabel Díaz Ayuso para gobernar la Comunidad de Madrid. (Foto. PP)

Isabel Díaz Ayuso se ha dirigido al partido de Abascal tras haber roto las negociaciones con el PP en Madrid. 

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha declarado que Vox, PP y Ciudadanos tienen "la responsabilidad y la obligación de seguir adelante" y ha remarcado que "Madrid no puede pararse".

La popular se ha pronunciado así a través de su cuenta oficial de Twitter después de que Vox haya decidido romper definitivamente todas las conversaciones negociadores con el PP porque no se ha cumplido el acuerdo en el Ayuntamiento de la capital según han declarado los de Abascal.

Desde Vox consideran que los ‘populares’ "ha tenido tiempo de sobra" para aceptar dichas condiciones. Además, Ayuso ha incidido en que en que se debe "bajar impuestos, seguir creando empleo, procurar los mejores servicios públicos, garantizar la Libertad, ser pilar de un país amenazado por los nacionalismos y los antisistema".

Renuncia a las concejalías

Vox no quiere seguir en una negociaciones en las que el veto de C’s les ha "denigrado y despreciado". Y no solamente no lo hará, sino que, además, como muestra evidente del rechazo a ese desprecio, Vox renuncia a todos los cargos ofrecidos hasta el momento por el PP como parte del pacto de respaldo a la investidura de José Luis Martínez-Almeida.

Cambio de tercio total. Vox ya no quiere seguir en una negociación de cargos donde se les ha situado en un segundo nivel, por debajo de un partido, Ciudadanos, que no ha dejado de vetar a la formación de Santiago Abascal y de insultar a Vox negándose a compartir cualquier cargo de Gobierno.

La decisión supone la renuncia de Vox a 3 concejalías de distrito, a 2 concejalías delegadas y a la Presidencia del Club de Campo. Se trata de los cargos ofrecidos por el PP hasta el momento en las negociaciones con Vox.

Lo último en España