Perfil de la nueva presidenta madrileña

Díaz Ayuso: la discreta asesora que llega a Presidenta para regenerar Madrid con las esencias del PP

(Vídeo: OKDIARIO)

Desacomplejada, la nueva jefa del Ejecutivo regional ha sido especialmente crítica con la izquierda de nuestro país.

Cuando Isabel Díaz Ayuso (Madrid, 1978) entre por primera vez como Presidenta al edificio de la Puerta del Sol, poco tendrán que explicarle a esta discreta periodista que, tras pasar por la cocina del Gobierno regional, dirigirá ahora el futuro de la Comunidad. Desacomplejada, la nueva jefa del Ejecutivo regional apuesta por una renovación desde los principios y valores del PP.

Desconocida hasta hace pocos años para el gran público, Díaz Ayuso ha sido una de las grandes apuestas del nuevo presidente del PP, Pablo Casado, que la nombró secretaria ejecutiva de Comunicación y miembro de la dirección de los ‘populares’. Ambos se conocían de su etapa en las Nuevas Generaciones.

Desde este cargo, dio la cara en los momentos más complicados para el partido en Madrid. Según varios compañeros, esa experiencia la consolidó como una de las carreras más fulgurantes y prometedoras de la política madrileña.

La confianza de Casado se ve ahora recompensada con su investidura, un hecho que apuntala la estrategia del líder del PP, discutida tiempo atrás por varios barones territoriales.

Licenciada en Periodismo, Isabel Díaz Ayuso trabajó en varios diarios de España y la América Latina y también en alguna radio deportiva mientras participaba como voluntaria en la política.

Su primera experiencia le llegó de la mano del ex consejero del Interior y Justicia, Alfredo Prada. Después, pasó a colaborar con Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes en su estrategia electoral y sus redes sociales, que gestionó durante un tiempo como voluntaria. Es por este asunto que en las últimas semanas han tratado de vincularla en la ‘trama Púnica’. Nunca ha sido imputada ni citada por la Justicia.

Figuró en las listas en 2011 aunque no consiguió su escaño hasta cuatro años después, tras la renuncia de Engracia Hidalgo. Fue nombrada portavoz adjunta del grupo parlamentario del PP y, en 2017, designada viceconsejera de Presidencia y Justicia.

Ahora, Díaz Ayuso tiene el encargo de hacer borrón y cuenta nueva en la relación del PP con las instituciones madrileñas, aunque sin arremeter contra sus antecesores. Por delante, cuatro años para demostrar que Casado acertó con su elección.

En su vida más personal, Ayuso se desmarca de conservadurismos. Ha elegido uno de los barrios más punteros de Madrid: Malasaña, epicentro de lo alternativo. Para los veranos, eso sí, opta por la tradición y por sus recuerdos de infancia en el municipio abulense de Sotillo de la Adrada, de donde es originaria su familia y donde es habitual verla con sus amigos de siempre.

Lo último en España