Nuevo Gobierno de Sánchez

Delgado no seguirá en Justicia: Marlaska y la jefa de gabinete de Calvo aspiran al puesto

Justicia
Dolores Delgado. (Foto. Moncloa)
  • Teresa Gómez y Joan Guirado

Pedro Sánchez maneja tres nombres para sustituir a Dolores Delgado al frente del Ministerio de Justicia: Fernando Grandes-Marlaska, Isabel Valldecabres y Juan Carlos Campo.

Dolores Delgado no renovará como ministra de Justicia. Pedro Sánchez ya baraja varios nombres como candidatos a ocupar la cartera. OKDIARIO ha podido saber que el presidente en funciones tiene encima de la mesa tres aspirantes: Fernando Grandes-Marlaska, Isabel Valldecabres y Juan Carlos Campo.

La jefa de gabinete de Carmen Calvo, Isabel Valldecabres, juez del cuarto turno en el sistema de ingreso en la judicatura (y no por oposición ni concurso) es uno de los nombres que baraja Sánchez para relevar aDelgado.

La magistrada Valldecabres fue la ponente del auto de la Audiencia Provincial de Madrid que archivó el caso de los escraches a Soraya Sáenz de Santamaría argumentando que era "un mecanismo ordinario de participación democrática y expresión del pluralismo de los ciudadanos".

Antes de entrar en la judicatura por el cuarto turno, participó activamente en política de la mano del PSOE. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Valencia en 1988. En 1995 dio el salto a la política, convirtiéndose en asesora de distintos ministros socialistas. El primero de ellos fue Juan Alberto Belloch cuando ocupaba el Ministerio de Justicia durante el Gobierno de Felipe González. Sin embargo, Valldecabres obtuvo mayor relevancia durante la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, donde trabajó en el gabinete asesor del Ministerio de Justicia, cuya cartera ocupaba Juan Fernando López Aguilar. Posteriormente, la juez trabajaría a las órdenes de Bibiana Aído en el Ministerio de Igualdad.

En 2012, el PSOE propuso a Valldecabres como candidata a magistrada suplente de la Audiencia Provincial de Madrid y suplente de vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El portavoz de Justicia

Juan Carlos Campo, hasta ahora, portavoz de Justicia del PSOE en el Congreso, es otro de los candidatos que sopesa el presidente socialista. Campo cuenta con una larga carrera judicial. Es magistrado en excedencia, ha sido director general de Relaciones con la Administración de Justicia de la Junta de Andalucía, vocal del CGPJ y entre febrero de 2009 y noviembre de 2011, secretario de Estado de Justicia durante la etapa final del Gobierno de Zapatero. En 2014 fue nombrado secretario general de Relaciones con el Parlamento de la Junta de Andalucía y en 2015 resultó elegido diputado del Congreso por Cádiz.

OKDIARIO ha podido saber que este miércoles el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le ha concedido la situación de servicios especiales al portavoz de Justicia, con el fin de reservar su plaza en la judicatura mientras ejerza la función de cargo público en el Gobierno.

Marlaska en la terna

El actual ministro de Interior en funciones suena como uno de los posibles movimientos estratégicos de Sánchez en el nuevo Gobierno. Fuentes internas del PSOE explican a OKDIARIO que Sánchez maneja dos destinos para Fernando Grande-Marlaska: renueva al frente de Interior o cambia a Justicia.

Las mismas fuentes manifiestan que la explicación que ha trasmitido Sánchez es que en el "actual Gobierno cuenta con dos miembros en la judicatura. Con uno de ellos no va a contar y tiene dos opciones: o ficha a alguien nuevo o mueve a los que tiene actualmente".

Antes de producirse la moción de censura contra Mariano Rajoy que llevó a Sanchez al Gobierno sin pasar por las urnas, el presidente socialista ofreció a Grande-Marlaska encabezar la candidatura al Ayuntamiento de Madrid. Sin embargo, tras llegar a La Moncloa, "evaluó sus aptitudes y le pidió que admitiera la cartera de Interior", según aseguró públicamente el ministro.

Delgado dimitió

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, presentó su dimisión a Pedro Sánchez en septiembre, sólo tres meses después de ocupar el cargo en el Ejecutivo, tras hacerse públicas unas conversaciones que ésta mantuvo en 2009 con el ex comisario jubilado José Manuel Villarejo.

Delgado llamó por teléfono que se encontraba de viaje oficial en EEUU para trasmitirle su decisión. El presidente rechazó de inmediato la renuncia. Le explicó que “el Ejecutivo no podía permitirse la dimisión de tres ministros en tres meses”, según aseguraron a OKDIARIO fuentes conocedoras de esta conversación.

Lo último en España