La CUP de Tarragona ofrece destornilladores y voluntarios para retirar placas franquistas

CUP
Una placa franquista en un edificio de Tarragona

La CUP de Tarragona ofrece destornilladores, escaleras y voluntarios para retirar las placas franquistas que aún lucen muchos edificios de la ciudad, según ha informado el partido en su página de Facebook.

El último pleno del consistorio (gobernado por PSC-PP-UDC y con C’s, ERC, PDECAT, CUP e ICV en la oposición) aprobó una moción por unanimidad para retirar la simbología franquista de la ciudad de Tarragona.

La moción se enmarca en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, que obliga a la retirada a los propietarios de los inmuebles que aún lucen placas franquistas del Ministerio de la Vivienda, con el símbolo falangista del yugo y las flechas.

Sin embargo, el texto aprobado señalaba que debían ser los vecinos de estas fincas los que tenían que ocuparse de retirar estos vestigios franquistas.

Así, el consistorio informará a las fincas que aún tengan la placa de su obligación de retirarla antes del 1 de abril del año que viene.

A partir de esa fecha, si en dos meses no está retirada, la quitará el Ayuntamiento de oficio.

La CUP informa de que un grupo de intervención municipal recogerá los datos de quien quiera que le sea retirada la placa y ofrece un equipo de voluntarios, armados con destornilladores y una escalera, para retirarlas.

Lo último en España