Crisis del coronavirus

El Colegio de Abogados de Madrid implanta la asistencia telefónica a detenidos durante el estado de alarma

La unidad adscrita de la Policía Judicial de los juzgados de Plaza Castilla ha trabajando mano a mano con el ICAM para facilitar la comunicación entre los juzgados y los letrados.

El decano del ICAM, el ex ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida
Colegio de Abogados de Madrid

El Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha publicado este miércoles un nuevo protocolo para que las Asistencias Letradas al Detenido se realicen de manera telefónica y telemática durante el tiempo en el que se mantenga el estado de alarma decretado por el Gobierno por el coronavirus.

La Junta de Gobierno del ICAM ha considerado «de vital importancia gestionar la ejercicio de derecho de defensa» de acuerdo con todas las precauciones que exige la crisis sanitaria.

El Comité de Crisis creado hace unas semanas, por el decano del Colegio, José María Alonso, ha determinado la necesidad de dar una respuesta inmediata a todos los abogados penalistas que mantienen su obligación de prestar asistencia jurídica a detenidos y presos, pese al riesgo de contagio. La asistencia a detenidos «que es una parte fundamental del trabajo de los abogados» se ha convertido en una actividad de alto riesgo porque los letrados «han de desplazarse a más de 15 centros diferentes de detención en Madrid, entre policía y Guardia Civil, en pleno confinamiento del resto de la población», aseguran desde la directiva del ICAM.

El protocolo cuenta con el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la Fiscalía General del Estado y los Juzgados de Plaza de Castilla. Pese a ello, algunos centros de detención han decidido que no implementarán estas medidas por lo que que el Colegio de Abogados abordará con la Delegación del Gobierno una solución única, y previsiblemente obligatoria, en los próximos días.

Guardia 24 horas

Se trata de un protocolo «de fácil implementación, con un teléfono 24 horas para los abogados de guardia, en el que se explica la forma de ponerse en contacto con la comisaría donde se encuentra el detenido», aseguran desde el ICAM. «El punto más caliente continúa siendo el traslado de los detenidos al juzgado que para los abogados es esencial, que se produzca en el plazo mínimo indispensable, es decir, evitar que duerman en comisaría. Sin embargo, aquí existen limitaciones humanas y materiales más allá de los acuerdos adoptados hasta la fecha», apuntan las mismas fuentes.

El protocolo se ha aprobado, formalmente, hoy pero lleva varios días operativo. El abogado penalista y diputado de la Junta de Gobierno del ICAM Juan Gonzalo Ospina, uno de los impulsores de la medida considera «fundamental evitar la exposición de los abogados al virus, y que se garantice, además, el derecho de defensa de los detenidos. Es decir, que se permita la entrevista reservada, el acceso a las actuaciones y la lectura en forma de sus derechos fundamentales».

Por su parte, el presidente de los jóvenes abogados, Alberto Cabello, considera la novedosa y pionera medida como «muy acertada»: «Es, sin duda, un gesto inequívoco de que el Comité de Crisis del ICAM se ha volcado con los colegiados«.

Lo último en España

Últimas noticias