Juicio 1-O

De los Cobos dice que ninguno de los informes tenía "el detalle de en qué habían consistido" las actuaciones

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos en el Tribunal Supremo (Foto: Efe).
El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos en el Tribunal Supremo. (Foto: EFE)

El coordinador del dispositivo que debía frenar el 1-O, el coronel Diego Pérez de los Cobos, ha explicado hoy en el juicio del "procés" que los informes que recibió sobre la actuación de los policías y guardias civiles no tenían "el detalle" de en qué había consistido cada una de sus actuaciones.

De los Cobos ha respondido en estos términos en la reanudación de su testifical en el Tribunal Supremo ante las preguntas de uno de los abogados de las defensas, Jordi Pina, sobre si había tenido conocimiento de golpes en las partes superiores del cuerpo a personas que se encontraban inmóviles en el suelo.

"Hubo multitud de intervenciones y, entre ellas, hubo actuaciones con medios policiales que afectaron a distintas partes del cuerpo de individuos que estaban intentando impedir el acceso o la salida de los efectivos policiales de los centros de votación", ha indicado el testigo.

Pero cuando el letrado ha insistido en la pregunta, ha respondido que "ninguno de los informes" que le llegaron tenía "el detalle de en qué ha consistido cada una de las actuaciones".

También ha dicho que los informes no incluían fotografías de las personas encapuchadas que ayer dijo que se encontraron en los centros de votación y ha añadido que desconoce "exactamente" en qué locales estaban.

Y ha precisado que ignora si esas personas encapuchadas de cuya presencia le informaron iban "embozados" o llevaban capucha para protegerse de la lluvia que caía en varios puntos de Cataluña.

Tampoco ha dicho conocer las razones de por qué las imágenes grabadas por las cámaras subjetivas que los agentes llevaban en los cascos no se adjuntaron a los informes, ha dicho.

El coronel ha declarado que los policías encontraron "resistencia pasiva organizada" que se convirtió "en el momento de llegar la fuerza, en la mayoría de los casos", en activa. Y hubo "hostigamiento", incluso con agresiones, "en infinidad de casos".

Como hiciera ayer, el compareciente ha recalcado que el 1-O no hubo técnicamente cargas policiales, lo que ha desencadenado un rifirrafe entre Pina y el presidente del tribunal, Manuel Marchena, ante la insistencia del primero en preguntar sobre el asunto y en advertir a De los Cobos de las consecuencias penales que tendría mentir en su condición.

También ha dejado claro que lo importante no era el número de personas que fueron a votar, sino las que opusieron resistencia. "Ya fueran un millón o quince, si la actitud no es de obstrucción ante la Justicia, no hay ningún problema".

Ha subrayado que en un Estado de derecho "es imposible la convivencia ciudadana sin respeto a la ley" y que el 1-O se cumplió el mandato judicial "en tanto en cuanto lo que sucedió el 1 de octubre no fue un referéndum". "Entre comillas, se pudo votar", pero no fue un referéndum, ha dicho.

El coronel de la Guardia Civil ha manifestado que "no se actuó a cualquier precio", pero en ningún momento se planteó la posibilidad de permitir que "la actividad ilegal" se llevara a cabo.

Lo último en España