La Quirón sorteó un ciberataque ruso que pretendía robar historias clínicas como la del Rey Juan Carlos

Vídeo: OKDIARIO

El Grupo Quirón Salud sufrió un ciberataque hace dos semanas del que se han conocido ahora los detalles. El ataque, a gran escala, no pretendía bloquear el sistema informático o tumbar las vías de contacto con los clientes. Se trató de un ataque a gran escala con un único fin: acceder a los archivos e historiales clínicos del grupo y de sus centros hospitalarios.

Los investigadores han determinado que fueron hackers rusos los que intentaron penetrar en los sistemas en busca de la información que almacena Quirón Salud. Ya que éste no es un conjunto de clínicas cualquiera. Se encuentra en el top de los centros médicos privados por la calidad de sus servicios y por la atención a los pacientes. Y eso hace que, entre sus archivos médicos, se encuentren los de grandes empresarios, políticos o, los del mismo Rey Juan Carlos.

El ataque fue neutralizado sin que corriera peligro la información más sensible que almacena el grupo en sus servidores. Quirón cuenta con la asistencia técnica directa de Microsoft por lo que los repetidos intentos de romper el sistema fueron inútiles ya que, una y otra vez, se encontraron con importantes barreras defensivas y cortafuegos.

El Grupo Quirón ha denunciado los hechos a la Guardia Civil y ésta ha certificado, además, que no sólo se trató de un ataque a las Clínicas Quirón. Se trató igualmente de un ciberataque coordinado a varias de las grandes entidades financieras españoles, en busca, igualmente de archivos con datos relevantes de personas con influencia en las altas esferas económicas, políticas y sociales españolas.

Protocolos

El ataque a las Quirón chocó con un elaborado protocolo de obstrucción a los  distintos intentos de intrusión diseñado en Estados Unidos por los especialistas en ciberseguridad de Microsoft. Estos mecanismos impiden no sólo el intento de entrada directo en el sistema informático, sino también el intento de colarse por medio de aparatos conectados en red, como sucedió en este caso concreto.

Hay que recordar que algunos de los archivos médicos en posesión de la Quirón afectan a las más altas personalidades de España. En concreto, una de las más reconocibles es el Rey Juan Carlos, de quien el grupo de salud alberga un largo historial privado. Ese tipo de archivos sanitarios están considerados de máxima protección por los datos sensibles que representan una importante violación de la intimidad de las personas en caso de hacerse públicos.

Todos ellos están protegidos privada y legalmente. Y gracias a los fuertes sistema de protección del Grupo Quirón han superado un ataque a gran escala que, probablemente, hubiese burlado otros sistemas menos profesionalizados.

Pero, evidentemente, y como le ha avanzado la propia Guardia Civil a los responsables de la Quirón, “quien pretendía acceder a esos sistemas, sabía lo que hacía”. El ataque, de hecho, ha alcanzado tal magnitud y dimensión por la gravedad de los archivos a los que pretendía acceder, que el propio Gobierno está ya informado del intento y lo ha incluido en sus labores de seguimiento.

Lo último en España

Últimas noticias