Los CDR atacan con pintura amarilla el cuartel de la Guardia Civil de Vic

cdr
Manchas de pintura amarilla lanzada por los CDR contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Vic

Los CDR siguen campando a sus anchas por toda Cataluña. Hasta el punto de que ya no sólo se atreven a acosar a jueces y políticos, a atacar sedes judiciales. Este fin de semana han ido un paso más allá y han atacado con pintura amarilla el cuartel de la Guardia Civil de Vic.

Así lo ha denunciado la Asociación Unificada de Guardias Civiles, que ha difundido imágenes de la fachada del puesto en la localidad catalana con manchas de pintura amarilla. Los violentos azuzados por Torra para calentar la calle y atosigar a todo lo que esté en contra del independentismo catalán, siguen haciendo de las suyas en Cataluña.

Ahora le ha tocado a la Guardia Civil. Los CDR no han cesado en su actividad violenta, en el acoso y derribo a instituciones que representan para ellos la lucha contra el independentismo. Mientras los jueces en Cataluña han pedido protección al Ministerio del Interior por las incesantes campañas de acoso, incluso a los hijos de los magistrados en los colegios, también han atacado sedes de partidos políticos.

Ciudadanos, el PP y Vox han sido atacados por la kale borroka independentista, llegando incluso a los ataques personales, como el que sufrió el ex presidente del PP en Cataluña, Xavier García-Albiol, que fue insultado y vejado al acudir a un espectáculo infantil acompañado de su hija de 11 años.

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado siempre han estado en el objetivo de los violentos en Cataluña. Baste recordar las decenas de incidentes en la que se vieron inmersos los agentes desplazados a Cataluña durante el 155, señalados, acosados por turbas e incluso fotografiados por los independentistas más radicales.

El ataque a la casa cuartel de Vic no es casual. Tiene una especial simbología. Y es que en 1991 este puesto de la Guardia Civil en la localidad catalana fue objetivo de la banda terrorista ETA. Un coche bomba cargado con más de 200 kilos de explosivos y tornillería ocasionó 10 muertos –entre ellos varios menores– y dejó seriamente dañado el edificio.

Últimas noticias