El ideólogo de ERC sugiere que el ‘procés’ necesita “10 muertos” y paralizar la economía para triunfar

Abat Ninet
El profesor de Derecho Antoni Abat Ninet, enuna entrevista concedida a TV3.
Comentar

Mientras Oriol Junqueras y los Jordis prometen ante el juez Llarena que van a acatar la Constitución, los principales líderes de ERC y el PDeCAT siguen adelante con los planes de su golpe de Estado. El profesor de Derecho Constitucional e ideólogo de ERC Antoni Abat Ninet sugiere en una entrevista que el proceso de independencia necesita “diez muertos” y paralizar la economía, para que finalmente sea aceptado por la Unión Europea.

La entrevista que Abat Ninet ha dado al diario independentista Vilaweb deja claro que no fue el Gobierno de Rajoy quien amenazó a Puigdemont con “muertos en las calles“, como sostiene Marta Rovira. Más bien, son los propios líderes independentistas quienes han jugado varias veces con esta idea, como culminación del victimismo para que la UE acabe aceptando sus pretensiones.

Antoni Abat Ninet propone que Carles Puigdemont se mantenga en Bruselas como “presidente de la República” junto a una parte del Govern, mientras que el Parlament elija a un presidente que actuaría como “primer ministro de la República”.

Y a continuación aspostilla: “Y si no tenemos representantes que tengan cojones de hacerlo, que pongan a otros que sí los tengan”. En su opinión, los independentistas sólo tienen dos opciones para alcanzar sus objetivos: una es comprar fusiles kalashnikov (algo que no está ocurriendo, aclara) y otra es “la desobediencia firme del Govern y aprovechar cada paso políticamente. Si no, ¿qué hacemos? ¿Mártires?”.

“A hostias, si hace falta”

Y menciona varios ejemplos. Llegado el momento, Puigdemont debe regresar a Cataluña como “presidente de la República” cruzando la frontera “protegido por la gente. O ahora, o más tarde. Tenemos que estar preparados para estas cosas. Hemos de pensar en actos de desobediencia civil fuerte. Golpes. ¿No se han ido ya los del Piolín [dice en alusión a los policías nacionales alojados en un crucero en el puerto de Barcelona]? ¿Pues a qué esperamos?”

Abat Ninet reprocha a Carles Puigdemont que huyera a Bruselas tras declarar la independencia: “Yo declaro y no me marcho. Voy al Palau. Y que me busquen. A hostias, si hace falta“. Sin embargo, algunos miembros del anterior Govern “agacharon la cabeza y acataron el artículo 155 de forma vergonzante”. Y lo hicieron porque habían jugado de farol, admite, no tenían nada preparado para el día siguiente del 1-O. También les reprocha que los golpistas encarcelados hayan prometido ante el juez acatar la Constitución: “Nada de ‘viva el 155’ para poder salir de prisión“.

En otro pasaje de la entrevista, se expresa en similares términos: “Si te van a detener, que vengan al Parlament. Que vengan. Con un millón de personas fuera. A ver si pueden“. Pero tanto la juez Carmen Lamela como el juez Pablo Llarena han dejado claro que los actos de intimidación contra la Policía Nacional y la Guardia Civil, dirigidos por la ANC y Òmnium, constituyen una forma de violencia (coacciones contra las fuerzas de seguridad) que encaja perfectamente en los tipos penales de la rebelión y la sedición que han llevado a Oriol Junqueras y los Jordis a prisión.

Antoni Abat Ninet es actualmente profesor de Derecho en la Universidad de Copenhague. Es asesor de ERC, participó en la redacción del proyecto de Constitución catalana e impulsó la creación de la plataforma independentista Sobirania i Progrés.

“Con 10 muertos no estaríamos así”

En su entrevista al diario Vilaweb, reprocha que la Unión Europea  hayan aceptado la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Y poco después señala: “Con diez muertos, no estaríamos donde estamos“. El entrevistador apostilla: “Con cien muertos, la Unión Europea se moja. ¿Con diez, también?” Abat Ninet se lo piensa: “Es un debate, sí. El 6 de octubre [de 1934] mataron a 256. Y no pasó nada. Y metieron en la trena al presidente Companys, que se echó atrás” tras haber declarado la independencia.

Además de los actos de “desobediencia civil” e intimidación contra la Policía, Abat Ninet considera que los independentistas deben paralizar la economía para que alguien les haga caso y debe ser el propio gobierno de la Generalitat el que “lidere las huelgas y los impactos económicos (…) Es la única manera de que la gente reaccione. Tocar el bolsillo a los europeos. La única manera“.

Es la misma tesis que defiende el Cercle Català de Negocis (un club de empresarios próximos al PDeCAT y a Puigdemont), que augura que la crisis de Cataluña disparará la prima de riesgo española y obligará a la UE a intervenir. No tienen suficiente con que las 3.200 mayores empresas de Cataluña hayan trasladado su sede fuera de la región huyendo del procés.

“Esto lo van a pagar. Todos”

En otro apartado de la entrevista indica que los independentistas deben asumir que en Cataluña hay “un millón de tíos que son españoles y que no sólo están a favor de la violencia, sino que quieren más violencia”. Se refiere a la violencia registrada en la jornada del referéndum de independencia del 1-O, que a su juicio fue muy útil para sensibilizar a los europeos: “Demostró al mundo que nosotros somos españoles a la fuerza (…) Aquí han pegado a abuelos por defender una urna. Esto lo tienen que pagar. Ellos. Todos. Y la Unión Europea, también“.

Por suerte, hasta ahora ninguno de los augurios de Antoni Abat Ninet se ha cumplido. En una entrevista anterior, auguró que la “violencia policial” del 1-O llevaría a la Unión Europea a suspender a España como Estado miembro, por vulnerar los derechos humanos, y a reconocer la independencia de Cataluña. Antoni Abat es bisnieto de Jaume Ninet Vallhonrat, quien proclamó la “República catalana” en Sabadell tras las elecciones municipales de 1931.

Últimas noticias