La ilegalidad de la bandera en vísperas de la Diada

Comentar

Cada año, la víspera del 11 de septiembre, un hombre se sube al monumento a Rafael Casanova de Barcelona para poner una bandera ilegal: la independentista catalana, popularmente conocida como “la estelada”. Ciudadano Cake se ha acercado este año al lugar para comprobar este acto que rompe totalmente con la legalidad cada año en vísperas de la celebración de la Diada de Cataluña.

En las inmediaciones del monumento, se pueden llegar a contar 4 vehículos de los Mossos d’Esquadra, dos furgonas y dos coches. Y un grupo de gente que espera el momento en el que un señor no identificado se suba al monumento para colocar en él la bandera ilegal de unos pocos catalanes. Cake asiste a este momento y es testigo directo de cómo los agentes de seguridad catalana permiten este acto con total impunidad. Y se podría decir que incluso lo protegen. ¿Qué harán los Mossos el próximo 1 de octubre? ¿A quién harán caso?

Asistimos a un episodio más de ilegalidades permitidas y alentadas por organismos oficiales. La pasada semana ocurrieron en el Parlament, la noche del 10 al 11 de septiembre ocurren en la calle y ante los ojos de los que deberían cumplir y hacer cumplir la ley. No alentar a quebrantarla. En un momento del vídeo, un agente de los Mossos interpelado por Cake Minuesa llega a afirmar que él “primero vela por su seguridad” como excusa para no evitar ese acto.

Acto que sí que evitan cuando se trata de una bandera española. Tras el episodio de la bandera estelada, otro ciudadano catalán se acerca al mismo sitio para, de la misma forma que el señor independentista, colocar una bandera española al lado de la catalana no oficial. En este caso, los Mossos sí que evitan que se proceda a la colocación de una bandera. Curioso que se permita una enseña no oficial, y que representa a unos pocos, y se impida la exhibición de la bandera patria que representa a una amplia mayoría española.

Últimas noticias