Casado asegura que Sánchez tiene "un pacto oculto" con los golpistas: investidura a cambio de indulto

Casado: "Lo que vimos es que van a ocultar que han pactado escaños a cambio de indultos".

El líder del PP, Pablo Casado, ha afirmado este miércoles que el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, tiene un "pacto" con los independentistas para asegurarse su investidura como presidente del Gobierno "a cambio de indultos" a los "golpistas".

Dicho esto, Pablo Casado le ha emplazado a Sánchez a desvelarlo antes de las elecciones del domingo porque "los españoles no se merecen un Gobierno que esté ocultando la verdad".

"Lo digo así de claro porque no me cabe la menor duda de que han pactado escaños por indultos", ha resaltado Casado en Barcelona, donde ha aludido al breve encuentro entre Oriol Junqueras y Pedro Sánchez en la sesión constitutiva del Congreso en la que el primero le dijo ‘tenemos que hablar’ y el presidente le respondió ‘no te preocupes’.

Casado ha acusado a Sánchez de "ocultar" ese pacto por la inminencia de las elecciones autonómicas y municipales de este domingo y ha recalcado que "los españoles no se merecen un Gobierno que esté ocultando la verdad" con un "disfraz de falsa moderación".

Además, el presidente del PP ha defendido que la Fiscalía actúe porque, según ha dicho, ha habido "instrucciones judiciales" que se han "incumplido", como la de que se pudieran "tomar imágenes cuando fueron a acreditarse al Congreso".

Después de que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, apelara a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional para avalar todos los acatamientos de los diputados, Casado ha advertido que los independentistas fueron más allá del "imperativo legal" que se ha empleado otras veces al hablar en el juramento o promesa de su cargo de "presos políticos", "república" o "reivindicar el 1 de octubre".

"Es una ofensa legal y humillación a la Constitución", ha proclamado, para añadir que el PP cree que "no han adquirido la condición como tal" de diputados con todas sus funciones y siguen siendo diputados electos.

Tras exigir de nuevo la suspensión como parlamentarios de los presos independentistas, ha avanzado que su partido va a analizar la figura del "perjurio" relativa a "jurar sabiendo que lo que haces falsamente o de forma ofensiva contra la propia legalidad" para ver si lo ocurrido es constitutivo de algún reproche penal. Según ha añadido, esa figura está en vigor en Estados Unidos y otros ordenamientos jurídicos.

Pablo Casado se ha pronunciado así en un acto celebrado en la plaza de Pau Vila en Barcelona junto a la candidata del PP a las elecciones europeas, Dolors Montserrat, y el candidato al Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou.

Lo último en España