Elecciones Generales 2019

Calvo y Lastra empujan a Sánchez hacia Podemos mientras que Redondo y Ábalos prefieren a C’s

Calvo y Lastra empujan a Sánchez hacia Podemos mientras que Redondo y Ábalos prefieren a C’s
Pedro Sánchez, José Luis Ábalos, Carmen Calvo, Adriana Lastra e Iván Redondo

Los cuatro, miembros del núcleo duro del Presidente del Gobierno, discrepan en cuestiones tan importantes como los pactos post electorales. La relación personal entre ellos, tampoco es la más óptima.

Hace tan solo unos meses, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el Director del Gabinete del Presidente del Gobierno y fontanero mayor de Ferraz, Iván Redondo, prácticamente no se dirigían la palabra. Ahora ambos, recuperada la relación, trabajan codo con codo en la estrategia electoral de Pedro Sánchez de cara al 28A. Otras dos piezas claves del entorno del jefe del Ejecutivo, la vicepresidenta Carmen Calvo y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, también tienen en sus manos la gestión del programa electoral y las listas. Pero las diferencias entre unos y otros son notables, con Sánchez como neutralizador.

Mientras Ábalos y Redondo diseñan una estrategia electoral pensada en acabar pactando con Ciudadanos tras el verano, Calvo y Lastra dibujan un escenario de gobierno apoyado por Podemos. Ambas estrategias son antagónicas, pero a todas le ponen el sello del PSOE. Los hombres utilizando el marketing y el pragmatismo y las mujeres apelando a los valores socialistas y de la izquierda.

Tras la luna de miel de la llegada a La Moncloa y con dos jornadas electorales a la vista, las tensiones vuelven a aflorar en el cuartel general de los socialistas y no solo entre los críticos y el aparato. Dentro el ‘sanchismo’ unos y otros intentan convivir para no dar alas a los que esperan que el resultado electoral no sea tan satisfactorio como las encuestas indican, para evitar un reforzamiento del secretario general.

La sinceridad de Ábalos es algo que molesta en Ferraz y que inquieta en el palacio presidencial. El secretario de organización del PSOE es de los pocos que habla sin excesivos filtros y con total sinceridad, estrategia muy distinta a la de la vicepresidenta Calvo y a la de Adriana Lastra, que miden muy bien sus palabras y lo que quieren decir con ellas.

A pesar de ello, Pedro Sánchez confía ciegamente en esas cuatro piezas imprescindibles en su gabinete, junto a otros nombres como Santos Cerdán. Participaron en las reuniones, aunque no siempre juntos, que acabaron en la convocatoria de elecciones anticipadas.

Lo último en España