Las vacaciones del presidente

Los agentes que protegen a Sánchez en Doñana: 3 semanas sin descanso y 28€ para comer todo el día

Los agentes que protegen a Sánchez en Doñana: 3 semanas sin descanso y 28€ para comer todo el día
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones.

Los guardias civiles que se ocupan de la seguridad de Pedro Sánchez y su familia en la finca de Las Marismillas (Huelva) se enfrentan a jornadas maratonianas de trabajo.

Los agentes que velan por Sánchez durante sus vacaciones obligados a turnos de 12 horas

Los guardias civiles que garantizan la seguridad de las vacaciones del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Palacio de Las Marismillas, en Doñana (Huelva), han denunciado en las últimas horas la "falta de previsión" del operativo, que les obliga a turnos de 12 horas, entre la jornada de trabajo y el tiempo empleado en la ‘ida y vuelta’ a su alojamiento. Según fuentes policiales, el dispositivo se acordó "casi de un día para otro" y, en consecuencia, obligará a algunos agentes a acumular días sin descanso. "Hasta tres semanas sin parar, y sin ver a sus hijos", señalan fuentes conocedoras.

De la vigilancia de Sánchez y su familia en la finca de Doñana -residencia habitual de veraneo de los presidentes- se encargan, entre otros, los guardias civiles ‘de élite’: los llamados GRS o Grupos de Reserva y Seguridad.

Se trata de agentes altamente especializados, con gran prestigio en el Cuerpo y cuya labor ha sido reconocida internacionalmente. Su misión principal, según explican fuentes de la Benemérita, es garantizar la seguridad pública, colaborando especialmente en protección civil, por ejemplo, en casos de catástrofes, control de multitudes o misiones de paz.

La protección de altas personalidades también está entre sus cometidos. Entre sus especialidades están, por ejemplo, el servicio de escolta, rescates complejos o persecución de vehículos en fuga. Situaciones de alto riesgo y que requieren de una enorme capacidad de atención, además de una excelente preparación física.

Su lema sintetiza perfectamente su modo de vida: ‘Res Trepidae’. Un ritmo trepidante con el que deben adaptarse a situaciones adversas, imprevisibles. También en este caso, en pleno agosto.

La asociación Jucil denunció este martes, en un comunicado, las dificultades de estos guardias civiles destinados a proteger al presidente socialista y su familia.

"Aun conociéndose con suficiente antelación la necesidad de prestar este servicio, no se ha previsto un alojamiento adecuado para los agentes comisionados", lamentaban en la nota. "Los componentes del Cuerpo se ven obligados a realizar unas 12 horas de jornada por cada turno debido a la distancia existente", añadieron los agentes. Una circunstancia que ya ocurrió el pasado diciembre, durante la estancia de Navidad de Sánchez en La Mareta (Lanzarote).

"La falta de previsión y de organización por parte de la Dirección General de la Guardia Civil y del Ministerio del Interior es preocupante, no solo en el trato dado a los miembros del Cuerpo, que son utilizados como herramientas y no como servidores públicos garantes del Estado de Derecho, sino también más grave si cabe encontrándonos en alerta 4 antiterrorista", concluía el comunicado.

Sin días libres ni permisos

Esa falta de previsión ha obligado a algunos agentes a desplazarse a Huelva, procedentes de León y de Tenerife, prescindiendo de sus días libres y de permiso, el descanso obligado por ley. En ocasiones, eso se traduce incluso semanas "sin pasar por casa", explican fuentes conocedoras, "lo que afecta mucho a su estado anímico". "Aunque son unos profesionales y anteponen su sentido del deber incluso a su familia. Pero la realidad es que se acaban enlazando unas misiones con otras".

"Y esto lo sabe tanto Interior como la Dirección General y no ponen solución", añaden.

77 euros de dietas

Otro asunto que provoca malestar a los agentes son las dietas. Los agentes desplazados reciben 77,13 euros para alojamiento y manutención. Una cifra recogida en el Real Decreto 462/2002, de 24 de mayo, sobre indemnizaciones por razón del servicio y que no ha sido actualizada en 17 años: 48,92 euros para dormir y 28,21 euros para todas las comidas del día.

El presidente en funciones llegó a Doñana el pasado viernes y permanecerá en la finca, previsiblemente, hasta el fin de semana, aprovechando el puente del 15 de agosto, según explican desde La Moncloa. La próxima semana, Sánchez retomará su agenda reuniéndose con organizaciones civiles y también con partidos. Con el PNV se verá, en Bilbao, en una fecha aún por determinar entre el día 19 y el 23.

Pese a que la llegada de Sánchez a Doñana no fue confirmada hasta el último momento, el Gobierno se había encargado de tener a punto el palacio.

Como informó OKDIARIO, el Ministerio para la Transición Ecológica -a través del Organismo Autónomo de Parques Nacionales- aprobó a comienzos de julio el encargo del ‘servicio de mantenimiento de las infraestructuras operativas del Palacio de Las Marismillas, con medios personales y materiales para su conservación y para el desarrollo de las actuaciones de apoyo en las visitas institucionales’, correspondiente a las anualidades de 2019 a 2023. El importe, para cuatro años, asciende a 1.624.384,13 euros para los próximos cuatro años, distribuidos de la siguiente manera: 191.557,81 euros en 2019; 433.510,40 en 2010;  430.542,68 en 2021 433.510,40 y 135.262,85 en 2022. Importes con cargo a los Presupuestos. 

Lo último en España