Secretaria de S’Ha Acabat

Señalan por altavoz a una joven constitucionalista ante 300 personas: “El fascismo se cura muriendo”

María Domingo es secretaria de la organización constitucionalista 'S'Ha Acabat!' y ex vicecoordinadora de los jóvenes de Sociedad Civil Catalana. El pasado día 26 fue víctima del odio de unos independentistas que, al reconocerla, la señalaron como “fascista” delante de las 300 personas que se encontraban en el mismo recinto. Domingo ha hablado con OKDIARIO para contar lo sucedido.

En la noche del pasado miércoles, María acudió junto a sus amigos a una carpa montada por el Ayuntamiento de San Cugat (Barcelona).

La joven disfrutaba de la velada cuando se percató de que un chico la reconocía.

El joven se acercó al ‘speaker’ del encuentro para avisarle de la presencia de la secretaria de la organización, nacida hace apenas dos meses. Fue ahí cuando, por el altavoz, el dinamizador informó a los 300 asistentes de que entre el publico había una persona de Sociedad Civil Catalana y que el fascismo se “cura muriendo”,  palabras de una canción de Valtonyc, el polémico rapero mallorquín fugado a Bélgica tras ser condenado por injurias a la Corona, enaltecimiento del terrorismo y amenazas.

Tras el señalamiento, María decidió marcharse del lugar. Sin embargo, la agresión no acabó ahí. A su salida un joven le arrojó un vaso a la cabeza.

A pesar de lo sucedido, la joven asegura no tener miedo. “No nos van a callar y no vamos a ceder ante las amenazas. Que tengan claro que vamos a seguir acudiendo a los espacios públicos”, asegura, en conversación con este periódico.

“¡Os reventaremos la cabeza!”

El colectivo ‘S’Ha Acabat!’ ha sufrido en las últimas semanas los ataques de los sectores más violentos del independentismo.

Hace apenas una semana, unos radicales les amenazaron en la carpa que habían colocado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), un espacio hostil a las ideas no separatistas.

“Cogeremos las pistolas y os reventaremos la cabeza hijos de puta”, fue la amenaza. Los jóvenes conocían el riesgo que corrían, pero aún así decidieron no esconderse y colocar una mesa para informar sobre la nueva asociación.

Últimas noticias