Exigencia de Pablo Iglesias

El Gobierno y Podemos preparan un sablazo fiscal para los planes de pensiones privados

Pedro-Sánchez-Pablo-Iglesias
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. (Foto: AFP)
Comentar

El Gobierno ve margen para pactar con Podemos nuevas subidas de impuestos

Sánchez subirá impuestos a carburantes, calefacción y energía porque “no afecta a los trabajadores”

Gobierno y Podemos preparan un nuevo ‘sablazo’ fiscal para los españoles. Acabar con las bonificaciones tributarias de todos aquellos que ahorren para completar sus pensiones de jubilación.

La formación de Pablo Iglesias exige a Sánchez que penalice los planes de pensiones privados -y el Gobierno socialista parece dispuesto a contentar a sus socios en la moción de censura contra Rajoy- eliminando las deducciones fiscales en el IRPF de las que, hasta ahora, se beneficiaban sus titulares.

Esto supondrá que los cerca de 9,7 millones de ciudadanos que en España ahorran para su jubilación recurriendo a esta fórmula -entre ellos el propio Presidente del Gobierno– tengan que soportar un doble castigo fiscal.

En primer lugar, porque tendrán que pagar en su declaración de la renta anual por cada una de las cantidades aportadas a sus planes de pensiones durante el año anterior; y, en segundo, porque una vez retiren el importe total acumulado al final de su vida laboral, tendrán que volver a pagar nuevamente por disponer del mismo.

No es la primera ocasión en la que la formación morada propone intervenir sobre los planes de pensiones privados, en un momento en el que el sistema de cotizaciones para las pensiones públicas no pasa por su mejor momento -como consecuencia de la pirámide demográfica española, en la que el número de trabajadores cotizantes es inferior al número de pensionistas-.

A principios de este mismo año, Podemos planteaba derogar el factor de sostenibilidad y que las pensiones quedasen constitucionalmente blindadas y vinculadas al IPC.

Populismo “antiausteridad”

Disparar el gasto público, aumentar los impuestos y ralentizar la reducción del déficit han sido las propuestas tradicionales de Podemos en materia de política económica.

“Hay que elevar la recaudación tributaria, pero sin perjudicar a la clase media y trabajadora”, señalaba el Ministerio de Hacienda en respuesta a las exigencias “antiausteridad” planteadas por Unidos Podemos como condición para prestar su apoyo a los objetivos de la senda de déficit.

En este sentido, Hacienda apuntaba hace unos días que “hay margen para elevar la aportación tributaria de las grandes corporaciones y de sectores que hoy se escapan del radar de Hacienda”, añadiendo la necesidad de plantear una fiscalidad del siglo XXI que haga frente a los retos de la globalización y que proteja el medio ambiente.

“Se puede elevar la recaudación sin afectar a la clase media, a las pymes o los autónomos”, sostiene el Ministerio, advirtiendo, sin embargo, de que renunciar a la estabilidad presupuestaria “pondría en riesgo el Estado de bienestar”.

Así, señala que los Presupuestos Generales del Estado para 2019 son una oportunidad perfecta para demostrar que es posible conjugar las políticas sociales con el crecimiento económico y la reducción del déficit público.

Últimas noticias