Empleo

Los trabajadores del SEPE admiten una demora de hasta 3 meses en los trámites por la avalancha de solicitudes

Los trabajadores del SEPE admiten una demora de hasta tres meses por la avalancha de solicitudes
Los trabajadores del SEPE admiten una demora de hasta tres meses por la avalancha de solicitudes

La segunda oleada de la pandemia de covid-19 ha golpeado duramente al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que se ha visto desbordado por la avalancha de solicitudes a la que se enfrenta. De este modo, el aumento de los Expedientes de Regulación Temporal del Empleo (ERTE), junto a otros tipo de solicitudes, han llevado a los trabajadores públicos a reconocer que los trámites acumulan demoras de hasta más de tres meses como consecuencia de la pandemia.

De este modo, el problema se remonta ya a los meses de confinamiento durante la primera oleada cuando el enorme numero de trabajadores en ERTE , retardó los trámite y colapsó las líneas telefónicas y la página web del SEPE. Sin embargo, esta situación no se ha corregido adecuadamente, y en esta nueva oleada parece que la problemática vuelve a repetirse. Así, los trabajadores del sistema de empleo han optado por reclamar a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que ponga fin a la escasez humana y tecnológica y han solicitado 132 millones de euros para implantar medidas que frenen esta situación.

Los empleados han protestado ante la escasez de medios que han colapsado con la llegada de nuevos expedientes de regulación masivos. Por ello, el documento remarca que «la perturbación sobre la gestión de las prestaciones por desempleo ha sido gigantesca» y que «el enorme déficit de recursos humanos y tecnológicos que ya se había comunicado en otros informes elaborados por el SEPE, y que se han puesto de manifiesto de manera crítica desde marzo no se han corregido».

La segunda oleada de covid-19 ha llegado con fuerza a España junto con nuevas restricciones en la actividad para tratar de contener la pandemia de covid-19. En el contexto económico, las grandes perjudicadas vuelven a ser las empresas a las que el Gobierno dio la oportunidad de acogerse a una prórroga de los ERTE, al que se han acogido en torno a 150.000 compañías y por la que se verán afectados alrededor de 700.000 empleados.

De acuerdo con los datos que OKDIARIO ha podido conocer a través de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), «estos fueron los datos registrados a partir de las solicitudes recogidas hasta el pasado 20 de octubre, fecha que el Ejecutivo fijó para que las empresas pudieran solicitar la prórroga de los ERTE. Sin embargo, el número podría ser todavía mayor ya que pueden faltar algunas solicitudes por incluir dentro de los sistemas informáticos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)».

Reforzar la plantilla

Mientras las oficinas del SEPE también se enfrentan a una segunda oleada ante el aumento de casos de covid-19 y las nuevas limitaciones en la actividad para muchas empresas, por lo que su situación vuelve a ser preocupante, con retrasos en el pago de la prestación y las citas previas completas hasta al menos el próximo mes de enero.

De este modo, las empresas tuvieron 20 días (desde que se aprobó la prórroga de los ERTE hasta el próximo 31 de enero) para presentar la nueva solicitud colectiva, que debe recoger qué trabajadores siguen en ERTE y si este es de toda la jornada o parcial. A esta situación hay que sumar la falta de personal que tienen las oficinas del SEPE, que continúan reclamando al Ejecutivo la necesidad de incorporar más empleados a su plantilla.

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) han reclamado en numerosas ocasiones al Gobierno que se refuerce la plantilla con hasta 3.200 nuevos trabajadores. «Las administraciones públicas deben de ser uno de los pilares de reconstrucción del país, también mediante la creación de empleo de calidad y el fortalecimiento de los servicios que recibe la ciudadanía», destacan desde CSIF.

Desde las organizaciones sindicales denuncian que además hay que tener en cuenta que esta segunda oleada «coge agotada» a la plantilla del SEPE, pese a haber sido reforzada en los últimos meses. Los trabajadores de las oficinas de empleo han lamentado la decisión de la Administración de no tenerles en cuenta y que en la prórroga de los ERTE no se actualizaran los datos de forma automática.

Por su parte, el SEPE está formando a más de 200.000 personas en competencias digitales, materia «clave para acelerar la transformación digital y la recuperación económica». En concreto, con formación subvencionada, un total de 172.064 personas están participando en la actualidad en convocatorias para adquirir competencias digitales y 46.259 personas están participando en los programas generales de formación dirigida a trabajadores ocupados. En este último caso, los participantes se están formando en acciones del área prioritaria de digitalización.

Lo último en Economía

Últimas noticias