Entrevista a Tito Álvarez

Tito Álvarez (Élite Taxi): «Hay que echar a los neoliberales a patadas»

Tito Álvarez ha liderado el paro patronal del sector del Taxi en toda España, pese a que, en un principio, él únicamente llevaba la portavocía en Barcelona. Sin embargo, su forma de hablar, su entusiasmo y, sobre todo, su carisma, le han situado como la cabeza visible de un sector que sigue adelante con sus reivindicaciones frente a las VTC.

Tito Álvarez, portavoz de Élite Taxi, ha concedido una entrevista a OKDIARIO, en la que ha analizado la crisis del sector del taxi, su auge mediático y alguna de sus últimas polémicas.

Después de confirmarse este jueves la marcha de Uber y Cabify de la Ciudad Condal, se ha abierto la veda para las acciones civiles y penales contra políticos y taxistas que han acabado con el negocio uvetecista en Cataluña.

Pregunta: ¿Tienes miedo a que te denuncien?

Respuesta: ¿A mí por qué? Si yo no he hecho nada. ¿Qué me van a meter una querella? Pues será la número veinte ya. Me da igual, mira, yo soy de un barrio muy humilde, y tengo las ideas muy claras y los principios muy claros. Y no le tengo miedo a nada ni a nadie. De verdad. A lo que tengo miedo es a no poder llevarle el pan a mi hijo, y tenga que estar dieciséis o dieciocho horas encadenado. A eso sí le tengo miedo. Y a que su futuro sea una mierda, que es lo que pinta que va a ser el futuro de todos.

Los periodistas también os tenéis que buscar la vida, también os han quitado muchos derechos. Esto es un problema global. Y cuando digo esto me dicen que ya estoy haciendo política. No. Política no. Es la realidad. Me han llamado de los Boixos, me han dicho que soy de ultraderecha, podemita, no sé qué de Colau, independentista, ahora otra que conocéis me llama extorsionador, mafioso… Es igual.

Yo llevo el chubasquero puesto, sé lo que quiero, y ya está. Y mientras haya gente que de alguna manera esté ahí o reconozca tu trabajo, con eso me vale. Yo tampoco cobro un sueldo. A mí nadie me paga. Lo hago de corazón y por ideales. Y estoy con los pensionistas, con los de la sanidad, con los de la educación, con los universitarios, con las Kelly’s, con los Riders… Hay que estar aquí, y ojalá en España se haga un movimiento como el de los chalecos amarillos. Hay que echar a estos neoliberales a patadas.

P: ¿Y no te preocupa la mala imagen que os pueda acarrear los muertos y heridos que han dejado los chalecos amarillos?

R: Pero, ¿y los muertos que ha habido por desahucios? ¿Y la gente que está tirada en la calle? ¿Eso quién lo provoca? Que cada uno se lo pregunte. ¿Quién provoca todo eso? ¿Quién provoca que haya precariedad en la calle? Que la gente esté pasando hambre… Que no llegue a final de mes.

P: O sea, ¿estarías dispuesto a sacrificar vidas por tus ideas?

R: La mía, seguro. Por la de mi hijo, seguro. Para que viva dignamente. Lo tengo clarísimo.

P: Y, ¿si todo esto acaba?

R: No acabará. Esto es la lucha interminable. Capitalismo salvaje.

P: ¿Cómo estás viviendo la huelga?

R: Lo estoy viviendo con sentimientos encontrados. En Cataluña hemos conseguido echarlos, pero aquí (en Madrid) no. Entonces, tendría que estar pegando saltos, pero claro, también quiero que se vayan de Andalucía, y de Madrid, y de todos lados.

P: Pero, tú siempre has dicho que tu enemigo no son los VTC.

R: No, no. El objetivo es que hagan lo que tienen que hacer. Nosotros no estamos en contra de ellos. La gente lo dice, y es normal que lo piensen, porque con las cosas que pasan… Pero no. Nosotros estamos en contra de las aplicaciones que utilizan las VTC para hacer nuestro trabajo de taxistas. Si las VTC hacen su trabajo, tienen que competir en su segmento y nosotros en el nuestro.

P: ¿La proporcionalidad 1/30 se podría solucionar emitiendo más licencias del Taxi?

R: No. Si no cabemos. Eso que dicen que en el futuro cabemos todos no es verdad. A ver, tiene que haber una proporción entre taxis y VTC. Se fijó esa proporción, yo no sé por qué, pero la realidad es que el Tribunal Supremo fija esa proporción, y el mismo Tribunal Supremo no para de dar autorizaciones. Por eso digo que cada uno se dedique a lo suyo.

Dudo que el 1/30 se vaya a cumplir nunca, a no ser que estas plataformas que utilizan las VTC para hacer nuestro trabajo, cuando no puedan hacerlo, pues todos esos fondos de inversión se tiren para atrás y desaparezcan. Nosotros aún no hemos ganado ninguna guerra. Hace un año ganábamos 10-0 y ahora vamos empate.

P: Vosotros pedís que se quite libertad al usuario para elegir en qué medio de transporte se mueve.

R: Yo lo que digo es que el libre mercado es que tengamos una selva en las calles. Tiene que haber regulación y supervisión. Yo no me voy a un bar a comprar calcetines, voy a un bar a tomar algo y a una tienda a comprar ropa. Pues esto es exactamente lo mismo. Quien quiera usar VTC lo va a hacer, pero con unas normas. El libre mercado no es que todo el mundo pueda hacer lo que le de la gana, eso es una selva.

Las tecnologías han venido para quedarse, pero no para precarizar a la gente y someter a las personas. En este mundo, lo primero tienen que ser las personas. Y las tecnologías tienen que estar para ayudarnos a que nuestra vida sea mejor, no a quitarnos de en medio y dejarnos ahí. Que es lo que está pasando.

P: ¿Estaríais de acuerdo en que el Estado se gaste dinero público en indemnizar a los VTC?

R: Es que yo no entiendo por qué los tienen que rescatar. Que se dediquen a lo suyo. A ver, la autorización de VTC es de ámbito nacional, lo dice la Constitución: hay que respetar las competencias territoriales. ¿Cómo puede ser que con una autorización de ámbito nacional que sirve para ir de Comunidad en Comunidad estén haciendo transporte urbano? Todo esto ha cambiado y yo quiero poner orden. Y Fomento no es quién para decirle al Ayuntamiento de Barcelona o de Madrid cómo tiene que ordenar el transporte. Son los entes locales y las Comunidades Autónomas.

P: ¿Esperabais más apoyo por parte de Pedro Sánchez?

R: Bueno, yo a Pedro Sánchez no le conozco. Pero creo que, con el Decreto que sacaron, lo que han hecho es poner coherencia y aclarar lo que ya existía. Volvemos a lo mismo: no puede ser que el Gobierno mande sobre los Ayuntamientos. Y no puede ser que Uber, Cabify o Rosauro Varó, digan cómo, cuándo y de qué manera se va a organizar el transporte en las ciudades.

Se está viendo, en Francia les han puesto un reglamento, en Dinamarca, en Alemania… Y en España, ¿qué? Somos europeos para lo que nos interesa. Llegará la regulación, les guste o no. Y se tendrán que adaptar ellos, no que tengamos que adaptar las normas de un país para que entren ellos. Y encima esclavizar. Esto no es patria, es todo lo contrario.

P: Vosotros os ponéis del lado de los trabajadores, ¿los conductores VTC no lo son?

R: Yo soy un defensor de la clase trabajadora total. Lo que pasa es que a esta gente les han engañado. Han sido engañados, estaban haciendo una actividad que no podían hacer a través de unas aplicaciones. Que cojan una credencial, y que vayan al taxi a trabajar.

Lo que no puede ser es que, como hay miseria, que aquí todo valga y todos nos tengamos que comer miseria. Yo creo que el Gobierno debería de poner unos filtros a todas las aplicaciones de obligado cumplimiento como derechos de los usuarios, porque estas aplicaciones abusan mucho de los usuarios y derechos de los trabajadores. ¿Tú quieres traer tecnología a mi país? Bien, pero cumpliendo esto y esto. Sino aquí no. Eso es hacer patria, cuidar de tu gente.

P: Has dicho en varias ocasiones que entiendes a los independentistas…

R: Yo no soy independentista. Lo quiero dejar claro. Pero admiro el movimiento independentista, independientemente de lo que piense. Me gusta que el pueblo se rebele cuando te quieren someter. Con las mujeres… Todos estos movimientos yo los admiro. El pueblo se tiene que levantar. No puede ser que tú elijas en unas urnas, y luego quienes mueren por una bandera se olviden del pueblo.

Porque un país es la gente, no es un trozo de tela. Por eso yo digo que admiro el movimiento independentista, que aparte tiene violencia cero. Y es algo que es de admirar. Pero, políticamente yo soy un inconformista, y no me gusta someterme. Creo que los antisistema son los que están arriba sometiendo al pubelo. Y no nosotros, que me llaman radical y antisistema.

P: ¿Qué te parece la existencia de un mercado secundario de licencias de taxi?

R: Yo no sé dónde está el beneficio. Me lo tendrán que demostrar. Lo que sí es verdad es que el sector tiene que hacer mucha autocrítica. Nosotros tenemos que mejorar, y que haya explotación laboral dentro del sector del taxi, igual que la hay en las VTC, no puede ser.

Tenemos que arreglar nuestros problemas, pero no que nos quiten lo nuestro y nuestro trabajo. En el taxi hay mucha explotación laboral, y hay empresas como Creditaxi que, por ejemplo, bajo mi punto de vista están incumpliendo todas las leyes y no tendrían que estar sentados en ninguna mesa de negociación, porque son tan especuladores y explotadores que las VTC. Son iguales. Por eso digo que el concepto no es taxi o VTC, sino explotación laboral y capitalismo salvaje.

P: ¿Vais a compensar a los usuarios afectados por los paros?

R: Bueno, yo creo que tener un servicio donde dependiendo de la oferta o la demanda te van a cobrar lo mismo ya es una ventaja para ellos. Y tenemos que mejorar, y tenemos que hacer cambios. Si realmente se van, que yo todavía no me lo creo, tendremos que cambiar cosas para toda esa clientela que se va a quedar sin ese servicio. Lógicamente hemos aprendido. El sector ha mejorado desde que están ellos. Pero que se dediquen a hacer su trabajo no el nuestro.

La última vez que dije que íbamos a hacer algo para compensar a los usuarios, todo el mundo lo votó, y me dejaron tirado. Habrá que buscar fórmulas. Un día gratis del taxi no se puede, es ilegal. Pero bueno, se pueden hacer cosas, hay que buscar la manera. Pero no lo voy a decir porque luego pasa lo que pasa. Y como soy experto en decir cosas sin pensar…

P: ¿Qué importancia ha tenido Ada Colau en el conflicto del taxi de Barcelona?

R: Yo no nombraría sólo a Ada Colau. Detrás de Colau hay un equipo de personas y en el Ayuntamiento de Barcelona hay más partidos políticos, como el PSC, que ha estado también detrás de todo esto. Creo que es la idea de o público o privado.

En Barcelona hay una eléctrica pública y quieren remunicipalizar el agua, yo creo que esto es positivo para la gente. Estamos en manos de monopolios de verdad que abusan totalmente de la gente. Por eso digo que me da mucho asco la gente que va sacando la bandera, y luego va firmando tratados de libre comercio y van cogiendo puertas giratorias y estafan a la gente.

Lo último en Economía

Últimas noticias