Tesla: ¡financiando la locura de Mr. Musk!

Tesla
Elon Musk, fundador y máximo accionista de Tesla. (EP)

Tengo una pregunta que a veces me tortura: ¿estoy loco yo o los locos son los demás? Albert Einstein.

Todos en mayor o menor grado, somos conocedores de que ¡existe una línea muy delgada que separa a un genio de la locura! Me fascina que la genialidad siempre parta de dicha locura, y se sucede de manera indivisible. Incluso me atrevería a decir, que la evolución del ser humano está precedida de un suceso que en su origen, debió definirse como una hermosa locura. ¡Se que no hay éxito sin riesgo! Y ello tiene el mismo significado, que advertir que no hay innovación sin la existencia de un genio. ¿Y qué es un genio al fin y al cabo? Pues alguien capaz de hacer realidad una locura.

Y es que las mejores cosas de la vida surgen de esa chispa, que nos hace sentir invencibles sobre nuestra idea o sueño. ¡Inalcanzables! No cabe duda por lo tanto, que el sueño de Elon Musk, acerca de democratizar el coche eléctrico, es sin lugar a dudas una locura hecha realidad y solamente el tiempo, dictará si lo catalogaremos como a un genio o como a simple un loco…

Permítanme aclararles que lo que les voy a contar a partir de este instante, es meramente mi opinión, fundada desde el punto de vista de una Trader profesional, que se dedica sencillamente a decidir si una inversión es acertada o no, que valora minuciosamente los riesgos y que entiende al fin y al cabo, los complejos entresijos del mercado de valores.

No cabe duda de que Elon Musk posee admirables cualidades, pero hoy lo que me compete es valorar y comprender la importancia real de sus declaraciones recientes respecto a la exclusión en bolsa de Tesla, lanzando como saben, una OPA a 420USD por acción. ¿Tiene sentido? Pues veremos cómo se materializa en el tiempo. Pero en mi opinión, la respuesta es contundente; ¡NO!

Tesla fue forjada con la ilusión de un visionario y se ha desarrollado gracias a un ejército de fans, que han declarado todo su amor platónico a Mr. Musk, debido a la subida de sus acciones, obviamente. Como saben, Tesla vale en Bolsa lo mismo que BMW, probablemente la empresa de automóviles más eficiente del mundo, desde un punto de vista inversor. Esta valoración, por supuesto tiene que ver con la subida en el precio de dichas acciones.

Las declaraciones de Elon han cautivado día tras día al mercado, capaz de pagar en presente un proyecto de futuro, ¡cosa que personalmente detesto! Algunas voces comentan que Tesla vale 100 billones de USD, lo que significa doblar la capitalización de BMW o superar en un 30% la de Volkswagen, ¡la empresa de autos más grande del mundo, en cuanto a valoración bursátil! La realidad señores, más allá del innato intento de seducción de Elon Musk, ¡se aleja mucho de sus sueños! y eso es lo que el mercado penaliza y lo que tanto le molesta al ego de Elon.

Vamos a sumergirnos operativamente. Las posiciones bajistas en Tesla, cubren ¡nada menos! que el 27% de su capitalización bursátil. Esa cantidad de palabrerío sobre la producción masiva del Model3, se ha convertido en retrasos de 2 años para cubrir las peticiones, en lo que se supone un ¡claro ejemplo de morir de éxito! ¿no les parece? Pues bien, nuestra querida Tesla tiene un cuello de embudo para producir dichos Model3 y eso es un problema gravísimo para la imagen de la empresa.

Como venimos manteniendo desde Blackbird; ¡la burbuja de Tesla ha financiado la locura de Elon Musk! La única realidad es que en los últimos 6 años, Tesla no ha hecho más que pedir dinero al mercado vía ampliaciones de capital, para seguir invirtiendo en la fabricación de unos coches, ¡que ni llegan ni generan caja! La empresa no solamente ha quemado y quema capital de sus accionistas, sino que por si fuera poco incrementa la deuda financiera neta.

Los problemas sobre la fabricación del Model3, podrían llegar muy pronto si el mercado corta el grifo, y declarar la guerra a Mr. Market ¡es un error de cálculo gravísimo! por parte de Elon. Lanzar una OPA a 420USD, significa de facto pagar lo mismo que comprar Volkswagen o una prima de un 40% sobre BMW, que yendo con la verdad por delante ¡factura 10 veces más y genera unos 5.000MM de euros de caja! Dudo mucho por lo tanto, que un inversor en su pleno ejercicio de facultades, decida sumarse al carro con semejante desembolso.

Los principales fondos de inversión ya han negado a Elon la idea de sumarse a un proyecto no cotizado pagando la friolera de 420USD por acción. Y los fondos cotizados, que replican un índice bursátil, tampoco están por la labor debido a su estricta política de inversión. La alternativa es optar por una operación de M&A conocida como “leveraged buyout” que consiste en lanzar una OPA a la empresa, utilizando como garantía los activos de la propia compañía. ¿Ustedes creen que algún banco financiaría la compra de una empresa endeudada y deficitaria? Lo que comenta Elon Musk es que un grupo de inversores árabes, destinaría parte de los petrodólares para invertir en Tesla.

Ello, es sin lugar a dudas una posibilidad, pero dudo que vean en Tesla una inversión rentable, más si cabe cuando el coche eléctrico discute el monopolio de toda su riqueza, ¡el petróleo! ¿Se entendería como una cobertura al coche eléctrico, ser dueños de Tesla? ¡ojo! Es una de las únicas respuestas que me sugieren algo de lógica sobre lo que hemos acontecido esta semana.

Pero señores, ¡Tesla no tiene el monopolio de las baterías! más teniendo en cuenta que toda la industria del automóvil, está destinando sumas muy elevadas de dinero en I+D, para desarrollar autonomía y reducción de costes, en el coche eléctrico. Mientras que Tesla quema caja y no entrega coches, Toyota y Volvo se han posicionado muy bien para fabricar solamente coches eléctricos de cara al año 2020. Lo que humildemente considero es que el ego de Musk ha cegado su cordura.

Elon ha declarado la guerra a los bajistas, mediante un comunicado que dará mucho que hablar, créanme. Seguir un circuito ajeno a la SEC, puede entenderse como abuso de mercado, ¡y ello es todo un delito penal! Con este comunicado, Musk podría pretender forzar un cierre masivo de cortos operativos, algo que ya pasó en la fallida OPA de Volkswagen por parte de Porsche, circunstancia que llevó a cotizar a VOW a 1.000€ por acción, ¡arruinando a miles de bajistas! Qué mala memoria tenemos… Esta acción de Elon Musk, roza ligeramente la legalidad y seguramente la SEC ya esté tomando medidas sobre lo que sí se considera abuso o manipulación de mercado, y ello podría incluso enviar a Musk a la cárcel.

¡Elon ha jugado a las cartas, quizás tirándose un farol! Pero no ha tenido en cuenta la legalidad vigente y que tras la acción, existen miles de ahorradores y es algo que es importante remarcar para nosotros. Como ven, ¡genio y figura, hasta la sepultura! En cuanto a mi opinión, nada hará que cambie el hecho de que Elon Musk es un genio.

Pero se que las decisiones tomadas recientemente, parten indiscutiblemente más sobre su vanidad, esa que a veces nos da la equivocada reputación y sobre el grave error que cometen muchos, en el momento en el que su propio personaje, ¡se engulle a la persona! pasando de lo genial a lo absurdo, de lo admirable a lo egocéntrico. ¡Del pudo ser y nunca fue! Humildad Mr. Musk, como todo en la vida, el tiempo dirá cómo determinan su locura, ¡cuenten con ello!

Gisela Turazzini
CEO, Blackbird

Lo último en Economía

Últimas noticias

. . . . . . . . .