Solicitó la liquidación el jueves

Sniace se desconecta: comenzará a reducir su producción el domingo

Sniace se desconecta: comenzará a reducir su producción el domingo
Sniace

El grupo industrial Sniace, en proceso de liquidación, comenzará a desconectarse el domingo. Primero parará la fábrica de Viscocel -la que fabrica fibra- y el martes lo hará la de Celltech– la que produce celulosa-. En ambos casos será una desconexión paulatina y podría durar una semana. La decisión la ha tomado el Consejo de Administración de Sniace y así se lo ha hecho saber al director general de producción, que el viernes se lo comunicó a los más de 400 empleados de la planta de Torrelavega (Cantabria).

Los trabajadores denuncian que la decisión de Sniace de solicitar la liquidación es «incompresible«, «drástica» e incluso «una trampa«. No se explican por qué la dirección no ha buscado un sustituto de Cogen para gestionar la planta de cogeneración. Tampoco entienden por qué no les han propuesto renegociar las condiciones del ERTE y aplicarlo a toda la plantilla. «No entendemos por qué han tomado esta decisión tan desproporcionada. Ahora ya no hay margen para la negociación. Las posibilidades de que ahora llegue un inversor son muy reducidas. Nadie sabe lo que hacer».

Según han confirmado los trabajadores de Sniace a este periódico, el viernes recibieron la nómina pendiente de enero aunque ahora la preocupación es lo que pasará con las nóminas que se generen después de la liquidación. Hasta que el administrador concursal no se pronuncie, los trabajadores tiene que seguir acudiendo a sus puestos de trabajos con normalidad.

«Vallina es un cobarde»

Los trabajadores señalan al máximo accionista de Sniace, Sabino García Vallina, como el principal responsable de lo ocurrido. «Vallina es un cobarde. Hace tiempo que no da la cara. El comité de empresa ha pedido reunirse con él en muchas ocasiones y no ha dado señales de vida», denuncian los trabajadores de Sniace a este periódico.

El comité de empresa de Sniace se reunirá el próximo lunes con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para trasladarle de primera mano la situación. El líder cántabro ha acusado al Gobierno de ser uno de los responsables de la liquidación de Sniace. Asegura que le ha dado la «puntilla» con el recorte del 36% de las retribuciones a la cogeneración.

Precisamente, la propia dirección de Sniace justificó su decisión de liquidar la empresa ante la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) por la medida impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica y que entrará en vigor -previsiblemente- a finales del mes de febrero.

Lo último en Economía

Últimas noticias