Los proveedores de LetsBonus acusan a la empresa de estafa por quedarse el dinero de los clientes

LetsBonus
Logotipo de LetsBonus (Foto: LetsBonus)

Los proveedores de LetsBonus acusan a la plataforma de compra colectiva en internet de estafa y de apropiarse del dinero de los clientes que contratan sus cupones. Pequeños y medianos empresarios confirman a OKDIARIO que la compañía creada por Antonio Alcántara en 2009 no les abona las facturas desde septiembre de 2016, a pesar de que los usuarios que acuden a la web sí que pagan los servicios que contratan.

Bajo el paraguas de Ofertix, Alcántara creó Groupalia y LetsBonus, dos firmas que, en su momento, supusieron una revolución en el consumo colectivo. Sin embargo, el modelo de negocio es un ‘chollo’ para los usuarios y un ‘desastre’ para los pequeños y medianos proveedores que deciden ofertarse a través de estas plataformas.

Los clientes de LetsBonus acuden en busca de ofertas y descuentos en planes de ocio, viajes, belleza o productos y compran a precios más que competitivos los cupones que más tarde presentan en las empresas proveedoras para que les brinde el servicio. Muchas de estas pequeñas compañías, según explican a este periódico, han recurrido en los años de vacas flacas a LetsBonus para mantener cuota de negocio o conseguir clientes que se hicieran fijos si les gustaba el trato del restaurante o el tratamiento en una clínica dental. “Era como una inversión, asumíamos el coste del servicio pero era publicidad”, explica uno de los afectados.

El ‘modus operandi’ siempre es el mismo. El usuario compra la oferta a través de LetsBonus y más tarde paga un porcentaje de la operación cerrada a los proveedores que se anuncian en la plataforma. Sin embargo, llevan desde septiembre de 2016 “sin recibir ni un euro y me adeudan 4.300 euros”, señala el propietario de una clínica dental en Madrid proveedora de servicios en LetsBonus. Las deudas de Alcantará no son baladí, algunas de ellas alcanzan los 12.000 euros, una cifra nada despreciable para una pyme.

En este caso, la deuda también corresponde a una clínica dental en la capital que está capeando el temporal de manera férrea. “Somos un negocio fuerte y esta deuda no nos arruina, pero hay pequeños proveedores a los que LetsBonus les ha arruinado la vida”, explican.

Los proveedores de la compañía de Alcántara, según explican, no han parado de reclamar el pago de las facturas, sin embargo, LetsBonus ha dado, en la mayor parte de las ocasiones, la callada por respuesta, según los afectados.

Ante el silencio de la compañía, los proveedores han reclamado el pago de la deuda mandando un burofax a LetsBonus Spain con sede en Barcelona. Uno de estos comunicados, al que ha tenido acceso OKDIARIO, pide a la plataforma de comercio que “no se ha realizado el abono de los servicios que hemos prestado a sus clientes, aunque su compañía ya los ha cobrado”.

Y añade el mismo documento: “Le hacemos saber, de igual modo, que esta situación de impago está provocando una dificultad para seguir realizando nuestro trabajo con normalidad”.

La mayoría de los proveedores afectados por los impagos de LetsBonus llevan alrededor de 2 años publicitándose en la plataforma de comercio colaborativo. “No hemos ganado dinero estando en LetsBonus, pero en estos tiempos de crisis teníamos que atraer clientes y atenderles lo mejor posible para que volvieran de nuevo”, exponen.

Los afectados por los impagos de Alcántara no son optimistas y creen que “jamás” van a cobrar sus facturas, pero “al menos conseguiremos que no siga estafando a los clientes ni a los empresarios”, concluye otro de los proveedores de LetsBonus.

Temas

Últimas noticias