Las promociones salvajes en el sector textil: una estrategia cortoplacista con impacto negativo en el empleo

sector textil
Ventas del sector textil (Foto. Istock)

La estrategia de ‘descuento permanente’ en el sector textil es contraproducente y poco sostenible a largo plazo. Se mueve mucha mercancía, pero con beneficios ínfimos. Además, señalan los expertos las rebajas salvajes se llevan por delante los márgenes de beneficio, un aspecto que tiene un impacto negativo directo en el poder adquisitivo de los empleados del sector.

El sector textil se frota las manos con la llegada de épocas de descuentos especiales como el Black Friday o Cyber Monday, sin embargo, estos periodos de rebajas lastran el margen de beneficios y resultan estrategias a corto plazo que no se sostienen en el tiempo porque erosionan la cuenta de resultados.

Según la Asociación Española de la Economía Digital (ADigital), este año ha aumentado el número de compañías que se han unido al conocido ‘Viernes Negro’ y se prevé que el comercio online español supere los 1.400 millones de euros en ventas. Las empresas que deciden adherirse a estas promociones lo ven como una oportunidad, sin embargo, según los expertos, se trata de ‘pan para hoy y hambre para mañana’.

Ángel Asensio, presidente de Fedecon, señala que, efectivamente, durante estas acciones del Black Friday, por ejemplo, “se vende mucho y es un pico en las ventas”. Sin embargo, señala el líder de la patronal, detrás de este rally hay una cara B, “se mueve mercancía, pero a costa de los márgenes”.

La patronal explica que el sector viene de una larga crisis: “Nosotros vivimos del consumo y hemos sido muy sensibles a esta recesión”. Por ello, explica que “como compensación al bajo consumo de los últimos años se ha adoptado una estrategia a corto plazo que no eleva el beneficio”.

Según datos de ADigital, nueve de cada diez empresas se apuntarán este año a la campaña de descuentos, frente al 80% que lo hizo en 2016. El problema, cree Asensio, es que “se ha creado una costumbre de comprar todos los productos con descuentos y los márgenes no dan para eso”, insiste.

La opinión de Eduardo Zamácola, presidente de la patronal Acotex, va por la misma línea y afirma que “los márgenes no aguantan con este modelo”. Además, cree que los consumidores piensan: “¿Para qué me lo voy a comprar si me terminarán haciendo una rebaja?”.  Cree que al consumidor le gusta comprar con descuentos porque “cree que lo hace de manera inteligente”.

Las promociones permanentes son contraproducentes para el sector, pero no solo erosionan su cuenta de resultados, también su marca. Por ejemplo, una de las características de las compañías del sector del lujo es que jamás haces descuentos o promociones de precios especiales. Las verdaderas marcas de lujo, según los expertos en branding, se construyen sobre el deseo, razón por la que no hacen descuentos ni rebajas ni tienen submarcas.  

Desde Acotex, además, asegura esta situación de grandes rebajas no es sostenible a largo plazo. “Los costes de las tiendas físicas son cada día más altos y para elevar sus márgenes también deben tener página web”, por ello, cree que tendría que haber incentivos fiscales para “seguir con los establecimientos abiertos y seguir creando empleo”, señala Zamácola. “No quiero ser catastrofista”, comenta, “pero si solo impulsamos el comercio online tendremos calles vacías y sin tiendas donde nos atiendan”.

Por otro lado, Zamácola, además, señala que el sector textil “debería dejar de lanzar las colecciones de otoño/invierno en el mes de agosto y hacerlas más cortas”. Comenta que “el comercio textil se mueve por el periodo de rebajas y no tiene sentido comprar abrigos en agosto y bañadores en el mes de enero”.

Asensio concluye que al final la gente “no es tonta, lo barato, sale caro y buscan es un buen producto a buen precio”. Explica, además, que desde el sector han observado una nueva tendencia de cara a las épocas de descuento como el Black Friday: “Mucha gente ya está viendo qué productos comprar y aprovechar estas promociones para hacerse con lo que les gusta”.

Con respecto a este asunto, Asensio echa una mirada atrás y recuerda cuando este tipo de promociones no se hacían y el consumidor se arriesgaba quedarse sin la prenda que deseaba en el periodo de las clásicas rebajas.

Lo último en Economía

Últimas noticias