INGRESA 1.000 MILLONES CON LA VENTA DE ABERTIS Y LA OPERACIÓN CON IFM

OHL se queda sin balas tras la desinversión en México y sólo podrá emitir bonos para lograr liquidez

ohl
Logotipo de OHL.

Las últimas desinversiones realizadas por OHL han permitido a la constructora hacer caja, aumentando su liquidez, mejorando su músculo financiero para afrontar nuevos proyectos y reduciendo su endeudamiento. Sin embargo, la empresa que controla el Grupo Villar Mir se ha quedado sin activos financieros que vender, con la excepción del 2,5% que todavía tiene de Abertis, y si necesita hacer caja se verá obligada a emitir pasivo en el mercado.

La estrategia oficial de OHL se basa en dos aspectos claves: la rotación de activos maduros (brownfield) para invertir en nuevos proyectos desde su fase inicial (greenfield), y el mantenimiento de porcentajes de control en el capital de las compañías en las que está presente y que no son simples activos financieros.

En este contexto se enmarcan las últimas dos operaciones realizadas por el Grupo, es decir, el acuerdo con el fondo de inversión IFM para incrementar su participación en OHL México al 49% (manteniendo el 51% restante que considera estratégico) y la venta del 4,4% de Abertis, que fue avanzada en exclusiva por OKDIARIO.

Ambas operaciones han permitido a OHL ingresar casi 1.000 millones de euros. Estas desinversiones se han producido a pesar de que OHL indicaba en sus resultados de cierre de primer semestre que tenía una “sólida posición de liquidez para financiar las aportaciones de capital y los vencimientos de deuda pendientes”, tal como afirmaba en el informe de gestión presentado el pasado junio a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

“El grupo ya dispone de los 437 millones de euros para financiar los compromisos estimados en su división de concesiones hasta 2018, un importe que supone más de la mitad de lo comprometido en su Plan Estratégico hasta 2021”, explicaba entonces OHL.

Ahora, los analistas consultados por OKDIARIO tienen claro que las desinversiones realizadas por la constructora eran necesarias para defender su salud financiera, especialmente tras el varapalo que supuso su salida del Ibex 35 y las caídas bursátiles experimentadas por sus acciones el pasado verano.

Daniel Galindo, analista independiente, explica que “OHL lo que tiene es un problema de flujo de caja importante porque gasta más de lo que genera, por lo que no tenía más remedio que vender”. En este sentido, el señala que “no se trata de un problema de activos, ya que los activos que tiene la empresa valen mucho más que lo que cotiza, sino que tiene un problema de flujo de caja, que no le permite pagar toda la deuda”.

OHL
Fuente: Investing. (Pinchar en la imagen para ampliar)

“OHL sigue necesitando liquidez con mucha urgencia. El 2,5% que tiene de Abertis lo venderá tarde o temprano. Están sacando lo mejor que tienen, sus activos estrella. Se han quitado todo el tema legal de México, pero es muy difícil controlar OHL en México porque la información que se da ahí no está tan clara como la que se da aquí en España”, indica Galindo.

Por su parte Álvaro Blasco, analista de ATL, cree que “lo que está haciendo en OHL es muy positivo porque demuestran un cambio importante en el estilo de gestión y de trabajo”. Pero lo que sí es cierto, señala el experto, es que “cuando el nuevo presidente llegó al cargo, lo que dijo es que iba a intentar deshacerse de aquellas concesiones que estuvieran más maduras, y que con ese dinero, aparte de reducir deuda, podrían invertir en concesiones nuevas”.

Álvaro Blasco, analista de ATL: Yo incluso me plantearía entrar en el valor

“Yo incluso me plantearía entrar en el valor. De hecho, el lunes a primera hora yo ya lo estaba recomendando porque creo que con estas desinversiones y esta capacidad de venta de temas maduros y recaudación de dinero para, sin endeudarse o endeudándose muy poco, poder entrar en concesiones, es muy positivo”, continúa Blasco. Si bien es cierto que desde ATL recuerdan que “el valor ha sufrido una corrección importante y no hay que olvidar que la volatilidad va a seguir en él”.

Felipe López, de SelfBank, cree que “OHL tiene que hacer lo que sea para reducir deuda” ya que “tras la última revisión a la baja por parte de Moody’s, OHL se encuentra a seis escalones de recuperar su grado de inversión” y salir del bono basura.

Los expertos en conjunto recuerdan que el negocio al que se dedica OHL requiere de grandes cantidades de inversión que le serán inviables conseguir con un rating tan bajo, aunque apuntan a una probable subida de la nota que asignan las agencias de calificación a la constructora en los próximos meses.

Las agencias de calificación podrían subir el ‘rating’ a OHL en las próximas semanas

“La subida del precio de sus bonos durante las últimas sesiones nos hacen pensar que las agencias de calificación podrían subirle la nota en su próxima revisión, en cuyo caso OHL estará en mejores condiciones de acometer nuevos proyectos y podría encauzar su situación”, explican desde SelfBank.

Sin embargo, el mercado en general se muestra muy cauto en cuanto al futuro de OHL en Bolsa tras el rebote registrado estas últimas semanas. “Al mercado no le han gustado algunas decisiones precipitadas que ha tomado la compañía como el lanzamiento de un programa de recompra de acciones, que no venía a cuento, o la venta del 7% en Abertis unos días después del Brexit, con la Bolsa en mínimos anuales”, explica Felipe López, que recuerda que “con la operación de Abertis recaudará un dinero que le vendrá bien para reducir deuda, pero dejará de recibir periódicamente el dividendo que le proporcionaba”.

Últimas noticias