REESTRUCTURACIÓN BANCARIA

El Gobierno y la Generalitat cargan contra la opa de BBVA sobre Sabadell

El ministro de Economía ha asegurado que el Ejecutivo "tiene la última palabra para autorizar"

BBVA, villarejo
Fachada de la sede de BBVA, en Madrid. (Foto: EP)

BBVA ha lanzado una opa hostil sobre Banco Sabadell, en una operación que busca crear el segundo mayor banco del país por activos. La oferta, valorada en 11.600 millones de euros, ha sido calificada como «hostil» por parte de Sabadell, ya que no ha contado con el consentimiento previo de su consejo de administración.

La propuesta inicial de BBVA consistía en una fusión por absorción, donde los accionistas de Sabadell recibirían acciones de BBVA a cambio de las suyas (una acción de BBVA por cada 4,83 acciones de Sabadell). Sin embargo, el consejo de administración de Sabadell la rechazó, considerándola insuficiente y no representativa del valor real de la entidad. Ante esta negativa, BBVA ha decidido lanzar una opa hostil este jueves, una estrategia que busca adquirir la totalidad de las acciones de Sabadell directamente de los accionistas, sin pasar por el consejo de administración. 

Al respecto, el ministro de Economía, Carlos Cuerpo, ha asegurado que el «Gobierno tiene la última palabra para autorizar» la opa hostil que ha lanzado BBVA sobre Banco Sabadell, y ha indicado que el Ejecutivo rechaza la operación por los «efectos lesivos potenciales» que puede tener sobre la estabilidad financiera, los clientes y la economía.

En la misma línea, los sindicatos han mostrado su inquietud por las posibles consecuencias de la fusión en materia de empleo y han pedido a las partes que negocien una solución que garantice los derechos de los trabajadores. De hecho, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha manifestado su inquietud y ha pedido al Gobierno que «intervenga» para regular los términos de la competencia financiera y así «prevenir la formación de un oligopolio en el país».

En palabras del vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos: «El BCE tiene que autorizar la operación», que siempre aborda estas cuestiones sobre la base del principio de solvencia y de prudencia. De Guindos ha pedido prudencia, pues «no sabemos si la operación va a cristalizar, dependerá de los accionistas».

Por su parte, Salvador Illa, primer secretado del PSC y candidato a la Presidencia de la Generalitat este 12 de mayo ha manifestado que «toda Cataluña dice no a esta OPA» del BBVA contra Banco Sabadell «por el fondo y por las formas».

En otro orden, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha afirmado que las empresas «son libres de actuar, de participar y de hacer ofertas o no» y ha pedido al Gobierno «respeto» a las decisiones que se tomen desde el ámbito privado y que deje trabajar a las empresas.

Alejandra Kindelán, presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB) ha defendido la oferta bancaria en España, «inmensa y muy variada» con bancos grandes, pequeños y locales que compiten «ferozmente» en sus plazas, así como los bancos digitales, que están entrando cada vez más en el sector.

¿Qué implica la opa de BBVA?

La opa hostil de BBVA ha generado una gran incertidumbre en el sector bancario español. La entidad española necesita el apoyo de al menos el 50% de los accionistas de Sabadell para que la oferta salga adelante; mientras que los empleados de ambas entidades temen por su futuro.

Por otra parte, las acciones de BBVA y Sabadell han experimentado una gran volatilidad en los mercados bursátiles desde que se anunció la OPA.  De hecho, Banco Sabadell se ha disparado un 5% en la apertura bursátil, hasta intercambiarse a un precio de 1,88 por acción, tras conocerse el anuncio. En cambio, BBVA ha cedido un 5,11%, cayendo a los 9,76 euros por título.

A largo plazo, si la OPA de BBVA tiene éxito, se crearía el segundo banco más grande de España por activos, con una cuota de mercado en torno al 25%.

Lo último en Economía

Últimas noticias