MásMóvil

MásMóvil adelanta que cerrará alguna operación de compra en 2020 y que analizará repartir dividendo

MásMóvil adelanta que cerrará alguna operación de compra en 2020 y que analizará repartir dividendo
MásMóvil descarta pujar fuerte en la subasta del 5G.

El consejero delegado del Grupo MásMóvil, Meinrad Spenger, ha afirmado que la compañía será «proactiva» en el proceso de consolidación que considera debe abordar el mercado español de las telecomunicaciones y ha adelantado que «probablemente» este 2020 se materializará alguna operación de compra por parte de la compañía, aunque sea «pequeña».

En los ‘Tecnodesayunos Arca con Ignacio del Castillo’, Spenger ha defendido que tiene sentido que en España haya un nuevo proceso de consolidación en el sector de las telecomunicaciones, ya que va camino de contar con seis operadores convergentes, debido al empuje de Euskaltel y Digi, cuando la tendencia en Europa es de tener tres o cuatro.

En este contexto, ha asegurado ve a MásMóvil «más en la parte proactiva que en la pasiva» de estos procesos de consolidación, ya que cuenta con el apoyo tanto de los accionistas como del sector bancario y financiero, como se ha demostrado en las dos operaciones de refinanciación que ha llevado a cabo en 2019. «MásMóvil es capaz de levantar pasta y contar con financiación», ha apostillado.

El directivo ha remarcado que actualmente la compañía está priorizando la ejecucación y el crecimiento orgánico, intentando prestar el mejor de los servicios y seguir creciendo, pero ha apuntado que si hay alguna una «oportunidad concreta» de compra lo analizarán.

De hecho, ha adelantado que «probablemente» llevarán a cabo alguna operación en este sentido a lo largo de este año, «aunque sea una operación pequeña», pero no ha querido dar detalles de si será un operador de móvil o de fibra. «Algo se va a materializar este año seguro», ha incidido Spenger, quien ha recordado que este tipo de operaciones no les dan «miedo» porque ya son expertos en «migración de clientes» tras las compras de Yoigo o Pepephone.

Respecto a la compra de operadores locales de fibra, ha apuntado que a partir de cierto tamaño podría tener interés, pero no es prioridad, dada la importancia que tiene que los despliegues sean compatibles tecnológicamente y se puedan llevar a cabo procesos de homogeneización. Sin embargo, sí ha defendido las colaboraciones que mantiene con estas compañías.

Asimismo, ha querido ser «muy claro» a la hora de afirmar que «no ha habido ni hay» un proceso de compra de Vodafone España, como se publicó hace unos meses, porque es lo justo para los empleados y partners de ambas empresas y no quieren generar una incertidumbre para que pueden trabajar bien en lograr lo mejor para sus respectivas compañías.

Pago de dividendo

Por otro lado, Spenger ha remarcado que, aunque la empresa todavía tiene por delante inversiones «muy relevantes» en despliegue de fibra, 2021 va a ser el año en que comenzará a analizar «en serio» la posibilidad de pagar dividendo a sus accionistas, ya que prevén para el próximo año una generación de caja «muy relevante».

En este sentido, ha remarcado que ha estado retribuyendo a sus accionistas con la recompra de gran parte de las acciones que están en el mercado, como ocurrió el pasado mes de mayo, cuando adquirió por unos 900 millones de euros el convertible en manos del fondo Providence y que suponía más del 20% del capital de la operadora.

Así, ha explicado que esto le llevó a un alcanzar un pico de deuda de cuatro veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda) en mayo, pero ha destacado que la compañía ha logrado mejorar estos múltiplos de forma «muy relevante» y se encuentra entre los operadores con los niveles de deuda más bajos dentro de los que tienen el mismo nivel de crecimiento.

A este respecto, ha adelantado que el ratio de deuda respecto al Ebitda de 2019 será inferior al obetivo de 3,7 veces que se había marcado para todo el ejercicio tras descender en alrededor de medio punto, y ha asegurado que estará por debajo de las tres veces el año que viene.

Operador ibérico

Por otra parte, Spenger ha defendido su participación en la compra del operador portugués Novo porque les «encanta» la idea de crear un «operador ibérico». Así, ha subrayado que fue una operación «muy buena» en la que pagaron un precio «bajo», ya que al mes siguiente recibieron una oferta de compra por el doble de lo que abonaron.

En este contexto, ha remarcado que su foco sigue siendo España, donde todavía tienen una «oportunidad fantástica» de seguir creciendo a un ritmo elevado, pero al mismo tiempo ven muchas oportunidades en Portugal, donde esperan ampliar su cobertura desde el millón de hogares actual a los tres millones, tanto a través de acuerdos con grandes operadores como desplegando infraestructuras de la mano de fondos.

Respecto a la entrada en otros países, Spenger ha señalado que ahora mismo no está previsto, puesto que su foco es España, pero tampoco lo excluyen si sale alguna operación potencial. De hecho, ha comentado que hace un año estuvieron mirando una operación en Bélgica, que finalmente llevó a cabo su accionista Providence.

Asimismo, tampoco prevé ninguna operación relevante de venta de sus infraestructuras, como la que llevó a cabo el año pasado, que fue «una operación bastante única en un momento determinado que encajó». Así, ha subrayado que su estrategia no es la venta de infraestructuras en general, que puede optimizar la liquidez a corto plazo, ya que no tiene sentido para la compañía porque su estrategia es «a largo plazo».

Lo último en Economía

Últimas noticias