Cierre de Nissan Barcelona

Más de 1.000 trabajadores de Nissan protestan en las calles de Barcelona por el cierre de la planta

Más de un millar de personas, 1.200 según la Guardia Urbana, participaron en la noche de este martes en una marcha nocturna por el centro de Barcelona para protestar contra el cierre de las plantas catalanas de Nissan en Cataluña.

La protesta arrancó sobre las 21.30 horas ante el edificio de Correos en la Gran Via de Barcelona, donde han encendido velas y desplegado la pancarta de la cabecera: ‘Nissan: ¡Basta de mentiras! Exigimos un futuro real’.

Los sindicatos han llevado a la manifestación réplicas de tres ataúdes negros, en los que han escrito el nombre de directivos y exdirectivos de la compañía; dentro transportaban muñecos de trapo, con una fotografía de sus caras, que han quemado al final de la marcha en la plaza Cataluña.

A través de un megáfono, un portavoz sindical ha explicado el significado de estos féretros, de color negro: «Son para hacerles el entierro a ellos, y no a nosotros como nos lo han querido hacer».

Los manifestantes -algunos con mascarillas, y otros con caretas- han iniciado la marcha al grito de ‘¡Nissan no se cierra!’, con velas y linternas en la mano. Gritando ‘Si esto no se arregla, ¡guerra, guerra, guerra!’, han avanzado por Via Laietana y el Paseo de Colom con velas y linternas, hasta llegar a La Rambla.

La acción de protesta ha terminado en la plaza Cataluña, donde se han quemado los muñecos dentro de los ataúdes, y se ha formado una pequeña hoguera delante de la cabecera. Han organizado la acción los sindicatos UGT, CC.OO., USOC y CGT, y durante el recorrido la afluencia de personas ha hecho difícil mantener las distancias de seguridad para prevenir contagios de coronavirus.

Plan B

La consejera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat catalana, Àngels Chacón, ha advertido este martes de que «formular un ‘plan A’ y un ‘plan B’ lo único que está haciendo es facilitar las cosas a Nissan», y ha recordado que su apuesta es trabajar para revertir la decisión de la automovilística de cerrar sus plantas en Cataluña.

«Hemos dicho y manifestado por activa y por pasiva que nos centramos en intentar revertir la situación», por lo que ha pedido no hablar de otras opciones ni de un ‘plan B’, ha agregado preguntada en rueda de prensa tras el Consell Executiu este martes.

Chacón ha apostado por mantener esta postura aunque revertir la decisión sea complicado: «Sabemos que es difícil, no nos engañemos, pero nos hemos focalizado aquí y seguimos trabajando por el futuro de Nissan, pero sobre todo por el futuro del conjunto de trabajadores».

Lo ha dicho preguntada por los medios después de que el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, pidiera este lunes conocer el ‘plan B’ del Gobierno y la Generalitat tras el anuncio de cierre por parte de Nissan de sus plantas en Cataluña.

La consejera ha mantenido su apuesta y ha explicado que trabajan en coordinación con el Gobierno central, tras lo que ha acusado a Nissan de haber actuado con deslealtad: «Pedimos la memoria justificativa y hablar directamente con Japón, y no hemos tenido respuesta».

Ha asegurado que no han tenido ningún retorno sobre su propuesta de fabricación de nuevos modelos -ni desde el Govern ni desde el Gobierno central-, y que exigen la memoria justificativa del cierre: «Creo que es lo mínimo que merecemos, no que se nos comunique en una videoconferencia de 15 minutos una decisión tan importante».

Lo último en Economía

Últimas noticias