Según el Colegio de Economistas

Madrid da el ‘sorpasso’ a Cataluña y ya es la comunidad que más aporta el PIB

Madrid da el ‘sorpasso’ a Cataluña y ya es la comunidad que más aporta el PIB
Madrid da el 'sorpasso' a Cataluña en términos de PIB

La Comunidad de Madrid crece ya por encima de la media nacional con un 3,1% de avance de PIB, mientras Cataluña se queda rezagada con un crecimiento del PIB del 2,4% en 2018, según el Colegio de Economistas.

La Comunidad de Madrid dio el ‘sorpasso’ a Cataluña el pasado año y ya es la región española que más aporta al PIB nacional. Con un crecimiento del 3,1% (seis décimas superior a la media nacional), Madrid logró arrebatar a Cataluña el primer puesto de la riqueza nacional en un año marcado por los coletazos del referéndum ilegal, la fuga de Puigdemont y la llegada a la presidencia de la Generalitat de Quim Torra. La incertidumbre que genera esa tensión política en la economía impidió a Cataluña avanzar al mismo ritmo que los motores del resto del país en creación de riqueza y su PIB creció un 2,4%, cifra seis décimas inferior a la media del 3% nacional, según las estimaciones incluidas por el Colegio de Economistas en España 2018. Un Balance, que será presentado esta tarde a la ministra de Economía, Nadia Calviño.

Pese a que hace tan sólo 15 años, las dos regiones estaban a una distancia de unos cuatro puntos en términos de PIB a favor de Cataluña, el dinamismo de Madrid combinado con el deterioro institucional llevaba tiempo fraguando el ‘sorpasso’ certificado ahora por el Colegio de Economistas. Su cálculo se ha elaborado a partir de las estimaciones de crecimiento elaboradas por las principales casas de análisis y organismos oficiales. No obstante, habrá que esperar a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) para que se oficialicen los datos en las próximas semanas.

Para el INE el anuncio tampoco será una sorpresa. De hecho, las estimaciones del organismo estadístico de 2017 ya colocaban a Madrid como la región con más riqueza por habitante, seguida de País Vasco, Navarra y Cataluña, por este orden. En el lado opuesto, figuran Extremadura y Andalucía.

“Madrid ha pasado a ser la primera economía a nivel nacional. Pero este hecho se debe más al dinamismo de la economía madrileña que a los problemas políticos de Cataluña”, según ha explicado a un reducido grupo de periodistas esta mañana el decano-presidente del Colegio de Economistas de Madrid, Pascual Fernández.

No obstante, en el Balance 2018, el economista jefe de España y Portugal de BBVA Research, Miguel Cardoso, incluye un artículo en el que alude directamente a la situación política como uno de los elementos clave para el retraso económico. “A nivel interno, se fue agotando la demanda postergada durante la crisis, mientras que el turismo ralentizó su avance, a la vez que las tensiones relacionadas con el entorno político en Cataluña podrían haber evitado una mayor creación de empleo“. Y cifra en alrededor de 300.000 los puestos de trabajo que la economía catalana podría haber dejado de crear desde septiembre de 2017 debido al deterioro de su situación política desde el 1-O y a otros factores, como los atentados terroristas de Las Ramblas en 2017.

Mientras Cataluña se estanca, otras regiones han recuperado ya los niveles de ventas observados antes de la crisis, de acuerdo con el citado Balance. Es el caso de Madrid, País Vasco y Baleares.

Fragmentación política nacional

A nivel nacional, la incertidumbre política también está pasando factura. De hecho, el Colegio de Economistas ha reconocido que la fragmentación parlamentaria no está ayudando al crecimiento del PIB a nivel nacional.

“La estabilidad política siempre es buena para la economía. Sería bueno un Gobierno fuerte para que pudiera emprender medidas estructurales”, ha explicado el decano. Pero, el calendario electoral de 2019 con citas con las urnas a nivel nacional, autonómico, local y europeo en los próximos meses hace que los economistas no sean muy optimistas con este elemento en el medio plazo. De hecho, recuerdan que la incertidumbre siempre lastra la inversión y el consumo privado. Y ese menor consumo en un contexto global muy complejo será complicado.

Últimas noticias