Los otros héroes de la crisis

Kuus, la marca artesanal que quiere reinventar la cerámica en la decoración y los complementos

Kuus es una marca artesanal de producción local en España de vajillas de cerámica, pendientes y colgantes. Un proyecto de dos hermanas cuyo nombre significa seis en estonio, que es la edad de diferencia que tienen entre ellas. Belén y Sandra Santacana iniciaron este negocio por un viaje a Portugal. Las fundadoras de Kuus atienden a OKDIARIO.

Pregunta (P): ¿Cómo fue el inicio de Kuus?

Belén Santacana: Kuus empezó como una marca que se dirigía a la decoración, en concreto a las vajillas y lo que queríamos era que todo el mundo en su casa tuviera una vajilla, que cada plato fuera de un sitio diferente. Al final cuando tienes una vajilla con diez platos iguales se te rompe uno y tienes que comprarte otra vajilla, entonces en la casa de nuestros padres siempre hemos tenido una vajilla de un plato de su padre y de su madre. Por eso, queríamos también que todo el mundo lo tuviera en casa y nos fuimos a Portugal, compramos allí toda la vajilla dispar para venderla aquí en España y al final quisimos hacer nuestros propios diseños y dijimos: nos ponemos ya las manos en el barro, las hacemos nosotras mismas y empezamos hacer talleres para aprender hacer la vajilla. De ahí también nos derivo a las joyas. Al principio no tenía nada que ver nuestra proyección de Kuus hacia las joyas pero de pronto el boom de las joyas fue una locura.

P: ¿Cuáles son los elementos diferenciadores con otras empresas de cerámica?

Sandra Santacana: Uno de los principales elementos diferenciadores es que intentamos producir de manera local y sostenible. Puede que algunas empresas produzcan local, pero, por ejemplo, uno de los elementos diferenciadores es que intentamos no utilizar nada de plástico al envolver nuestras piezas, que eso para una empresa de cerámica, que es algo muy frágil, pues es bastante diferenciador. Sustituimos el papel de plástico por un papel que es una especie de malla de papel kraft. Luego intentamos rellenar las cajas de los envíos con otros elementos, de otros envíos que nos hacen a nosotras. También para aprovechar un poco y no hacer tanto gasto de materiales.

P: ¿Cuáles son las proyecciones a futuro de Kuus?

Belén Santacana: Pretendemos seguir creciendo con Kuus, tanto en productos como en proyectos. Como empezamos con vajilla y luego seguimos con joyas, el siguiente producto no sabremos cual será, pero tendrá que ser 100% artesanal. Estará hecho por nosotras y estamos abiertas a que el camino de Kuus nos lleve a donde sea. Por ahora estamos más centradas en España, pero sí que queremos llegar a Europa. La verdad es que hemos ido aumentando poco a poco nuestra clientela y ahora tenemos un buen número y esperamos siempre que vaya creciendo.

P:¿Cómo les ha afectado esta crisis sanitaria?

Sandra Santacana: Es verdad que durante el principio de la cuarentena vimos que había un aumento de pedidos, aunque durante esos primeros meses no hacíamos envíos. Si que recibíamos un montón de pedidos y creemos que es un poco porque la gente estaba más en casa, también te quitabas de otros gastos. Nuestros productos también están muy enfocados a ser regalos. Era lo típico de que a lo mejor era el cumpleaños de alguien y como no lo ibas a poder ver directamente, se lo mandabas. Tuvimos un poco de problema con la producción, ya que nosotras producimos de manera local, por ejemplo las piezas de cerámica las hacemos nosotras, necesitamos de hornos que alquilamos para hornear las piezas y luego esmaltes, el barro. Hemos notado algunos problemas de distribución, que a día de hoy se siguen dando, entonces sí que nos ha afectado en cuanto a la rapidez, dentro de que es cerámica y que no es nada rápido producir cerámica.

P: ¿Cómo es la elaboración de las piezas de Kuus?

Sandra Santacana: El proceso para hacer cerámica es un poco largo y hay que tener mucha paciencia, entonces tú para hacer las piezas primero coges el barro en crudo, le das la forma que tú quieras, ya sea en plato o de joyas o de lo que tú quieras y eso se tiene que secar. Dependiendo del tamaño de la pieza tarda un tiempo mayor o menor en secarse, luego eso hay que hornearlo una vez y después de esa primera horneada, ya lo puedes esmaltar, lo decoras como tú quieras y lo tienes que volver a hornear y después de ese horneado, si ya la decoración que quieres hacer se ha acabado ahí y no quieres añadir, se termina. Por ejemplo, tenemos algunas piezas que tienen lustre de oro, esas piezas necesitarían otro horneado más. A lo mejor cada horneado está 12 horas en el horno hasta que llega a una temperatura y luego va bajando, como es una cosa progresiva, la verdad que el proceso es un poco largo.

Las hermanas Santacana han sabido hacer de un hobby en común, su propio negocio que ha tenido un incremento de facturación de un 150%. Para ellas, Kuus es la forma de transformar barro en piezas únicas para cada cliente.

Lo último en Economía

Últimas noticias