Inversión

GESTIÓN DE PATRIMONIOS

¿Qué son los nuevos bonos verdes que emite el sector público?

Bonos verdes
Bonos verdes Foto: Istock
0 Comentar

Una de las prioridades de los Estados durante los próximos años será la lucha contra el cambio climático. Conscientes de los efectos dañinos que tiene no solamente sobre la salud, sino también sobre la economía mundial, muchos son los países que están invirtiendo importantes cantidades de dinero en la construcción de infraestructuras para generar una energía más limpia. Consecuencia de ello, uno de los productos que, por lo tanto, más salida puede tener en un futuro próximo son los llamados bonos verdes.

Se trata de bonos que emiten administraciones públicas y empresas que tienen como finalidad invertir todo lo conseguido en energías renovables, gestión de residuos o transporte sostenible. Aunque actualmente representan un porcentaje muy reducido del total de inversiones, han crecido de forma exponencial durante el último año y se estima que puedan seguir haciéndolo en el futuro, especialmente a partir del anuncio del gobierno chino de empezar un ambicioso plan de renovables. De hecho, se calcula que este año se pueden emitir el doble de bonos verdes que el anterior.

¿Cómo invertir en bonos verdes?

Algunas de las formas para invertir en estos bonos verdes son las siguientes:

  • Fondos de inversión: es muy complicado encontrar fondos que, de forma única, inviertan en bonos verdes. Lo más normal es que formen parte de una cartera diversificada de poco riesgo.
  • Invertir en bonos de empresas y entidades que los emiten: tampoco existen tantas empresas ni administraciones que, ahora mismo, hayan optado por tal opción. Algunas de las compañías destacadas con Iberdrola y Toyota, que utiliza estos fondos para la fabricación de coches eléctricos e híbridos.

¿Qué ventajas tiene un bono verde?

Los puntos positivos del bono verde son los siguientes:

  • Inversión de futuro: existe, por parte de todos los analistas, una opinión prácticamente unánime sobre el crecimiento positivo que experimentarán estos bonos en los próximos años. Ser de los primeros en invertir siempre da una ventaja competitiva respecto al resto y un mayor conocimiento del mercado.
  • Mejora de la imagen de la empresa: aquellas compañías que apuestan por este tipo de políticas consiguen, de cara a su público potencial, una mejora en la imagen.

¿Qué problemas conllevan los bonos verdes?

Algunos de los inconvenientes de la emisión de estos bonos son:

  • Alto coste de emisión: para que un bono sea certificado como verde, es imprescindible que una entidad auditora especializada se encargue de dar tal homologación. Lógicamente, ello acarreará un coste que la compañía deberá de hacer frente.
  • Poco conocimiento entre la población: pocos son los inversores, en relación al total, que conocen que existe este tipo de producto. Por lo tanto, puede resultar complicado conseguir financiarse mediante estos bonos. Además, en algunos ámbitos existe una imagen que los vincula con un riesgo que realmente no incorporan.

Últimas noticias

Lo más vendido