LA GENERALITAT ESCONDE ESTA INFORMACIÓN

La inversión extranjera se hunde un 60% en Cataluña espantada por el independentismo

carles-puigdemont
Carles Puigdemont. (Foto: EFE)

Según datos del Ministerio de Economía y Competitividad, la inversión extranjera productiva ha sufrido en Cataluña una caída del 59.5% en el primer semestre de 2016 respecto al mismo periodo de 2015, pasando de 2.613 millones de euros a 1.058 millones. A nivel comparativo, la inversión extranjera productiva en el mismo espacio de tiempo en la Comunidad de Madrid ha ascendido a 3.425 millones de euros, triplicando la cifra invertida en Cataluña.

Además, en el mismo tiempo en el que la inversión extranjera ha caído un 60% en Cataluña, en España también ha hecho lo propio, pero sólo un 16%, lo que denota una mayor desconfianza sobre la región catalana que sobre el conjunto del país.

¿A qué se debe?

Hablamos de un desplome histórico, toda vez que nunca antes se había producido un desplome de este calibre. Jesús Sanz, jefe de estudios de Convivencia Cívica Catalana, ha señalado a OKDIARIO los motivos de esta increíble caída, que bajo su punto de vista son fundamentalmente tres.

En primer lugar, el experto señala que en Cataluña hay un elemento diferencial: el soberanismo. “El soberanismo es inherente a una serie de factores de inestabilidad, que provoca incertidumbre. Un inversor extranjero no va a invertir en un lugar que puede quedar fuera de la UE en caso de secesión”.

Por otro lado, Sanz señala que “el Gobierno catalán es especialmente intenso con sus normas, que limitan en cierto modo la inversión empresarial”; mientras que en tercer lugar habla del factor impositivo: “En Cataluña la tributación es superior por culpa del gobierno autonómico”.

La Generalitat no aporta datos oficiales

Jesús Sanz explica que “estos son los datos oficiales, los que reflejan realmente cuando una empresa extranjera hace una inversión en España. El ministerio de economía registra por obligación esta actividad, y por tanto son los datos oficiales y reales”. Mientras que la Generalitat, prefiere hacerse eco de los datos que elabora el Financial Times.

puigdemont-diada-miquelets
Carles Puigdemont, con los Miquelets, durante la Diada. (EFE)

“El Gobierno catalán lo que hace es que cuando los datos del ministerio les van bien, se acoge a ellos, pero cuando los datos del ministerio no les convienen, no hacen alusión a ello, y hacen alusión al Financial Times. Yo no pongo en cuestión los datos del FT, pero sí quiero poner de relieve tres aspectos: los datos del FT no se corresponden con los datos de inversión extranjera de todas las tipologías, solo dan datos de algunas, concretamente las inversiones de nueva constitución, pero no da datos de, por ejemplo, fusiones y adquisiciones, por tanto hablamos de datos parciales, no totales. No son datos con una metodología clara y pública, sino que son datos que el FT consideran, pero no es una metodología buena. Por último, el FT no tiene acceso a los datos de las empresas cuando registran su actividad en España, esos datos solo los tiene el ministerio”, explican desde Convivencia Cívica Catalana.

De hecho, es sorprendente que, según el FT, Barcelona tenga más inversión extranjera que París, Berlín o Frankfurt. “A mí me sorprende, y creo que no soy el único”, explica Sanz.

Convivencia Cívica Catalana pide honestidad

Desde Convivencia Cívica Catalana remarcan que la incapacidad del gobierno de Puigdemont para sacar adelante leyes, la dependencia de un grupo radical y anticapitalista como la CUP o los riesgos económicos y políticos inherentes a una hipotética secesión no son las mejores tarjetas de presentación para atraer a nuevos inversores a Cataluña.

Convivencia Cívica Catalana pide, además, honestidad al gobierno catalán en los datos de inversión extranjera. “En numerosas ocasiones el ejecutivo autonómico oculta las cifras oficiales del Ministerio cuando no le son favorables y publicita de forma marcadamente propagandística unas llamativas cifras de inversión extranjera de una fuente anglosajona, según las cuales la región de Barcelona figuraría prácticamente como la primera región de toda Europa continental en inversión extranjera, por delante incluso de París, Berlín, Madrid o Roma”. Se trata de unos datos ciertamente sorprendentes que deben tomarse con cautela.

“En este sentido, remarcamos la importancia de que el gobierno catalán transmita a la opinión pública datos honestos y de inversiones realmente formalizadas, no de meros anuncios”, concluyen.

Lo último en Economía