IAG

IAG desafía a Air France y Delta-Latam Airlines con la absorción de Air Europa

IAG desafía a Air France y Delta-Latam Airlines con la absorción de Air Europa
iag-interior

La adquisición que ha llevado a cabo el holding anglo-español IAG de la aerolínea Air Europa, propiedad de Globalia, no ha dejado a nadie indiferente. Esta operación supone un importante paso para mejorar su posición en el mercado latinoamericano frente a la amenaza de competidores como Air France o la reciente alianza entre Delta Airlines y Latam Airlines.

Gracias a esta operación, IAG pasará de controlar un 19% de la cuota de mercado entre Europa y América a controlar un 26%, por delante de Air France-KLM. La compañía presidida por Luis Gallego ya intentó llevar a cabo una alianza con Latam el pasado mes de mayo, que fue rechazada por el Tribunal Supremo de Chile. Sin embargo, Delta aprovechó la oportunidad y hace tan solo dos meses anunciaba la compra de un 20% de la aerolínea chilena Latam Airlines Group.

De este modo la adquisición de la aerolínea propiedad de Javier Hidalgo es, a ojos del mercado, una clara respuesta a la alianza de Delta y Latam, que permitirá a IAG dar un paso más allá en su voluntad de controlar el tráfico con el sur de America. Esta operación también ha terminado con la posible integración de Air Europa en la alianza Sky, formada por firmas entre las que destacan precisamente Air France o Delta Airlines.

Andrés Aragoneses, analista de Selfbank, destaca que "además de reforzar su posición en el mercado nacional, IAG consigue aumentar su influencia en el mercado latinoamericano, en la que es espera que cuente con el 26% de cuota de mercado tras la operación. Se puede interpretar esta operación como una respuesta a la reciente alianza de Delta-Latam Airlines, que podría poner en jaque la situación predominante de IAG en el mercado latinoamericano".

Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird, remarca que "esta operación encaja dentro de los planes de crecimiento de Aena, que ha anunciado una inversión de 1.570 millones de euros, lo que se encuadra dentro de la consolidación de IAG como la principal operadora de España, con las marcas Air Europa, Vueling, Iberia y Level".

Debilidad en el sector

El sector de las aerolíneas no es ajeno a los indicadores que apuntan a una desaceleración de la economía a nivel global. A esto se suma la fuerte competencia que existe entre las aerolíneas que ha llevado a muchas compañías a entrar en una dura guerra de precios que está dañando la evolución del sector.

"Dentro de un escenario donde la ralentización económica y la sobreoferta de asientos en Europa son dos de factores muy a tener en cuenta en el sector de las aerolíneas, vemos un sentido estratégico a la operación de IAG. De hecho, los planes de aumentos de capacidad en el sector están siendo ralentizados por unos directivos que no ven el futuro muy claro, más si cabe cuando las más pequeñas, como WoW Air, están empezando a caer y unos de tamaño más elevado como Norwegian Air se están tambaleando cada vez con más intensidad", ha hecho hincapié Aragoneses.

Por este motivo, cada vez parece más evidente que el sector está abocado a vivir un proceso de concentración, en el que las grandes aerolíneas absorberán a las más pequeñas con el objetivo de ser rentables, ante la caída de los márgenes y los precios.

"Como sabemos, hace unos meses IAG quiso comprar también Norwegian, sin éxito. Ahora mismo, sólo operan cinco compañías: Lufthansa, Air France, IAG, Ryanair (que creó un grupo para hacer frente a los holdings como IAG) y Easy Jet. Por tanto, tendremos que seguir muy de cerca al sector aéreo dado que los grandes grupos tienen puestos sus ojos en adquirir rutas importantes, que son las que marcan la competitividad en el sector", ha destacado Diego Morín, analista de IG Markets.

Lo último en Economía

Últimas noticias