Escándalo en la presidencia del FROB

La hija de Conthe sí, la sobrina de Guindos no: el doble rasero para los altos cargos socialistas

Beatriz de Guindos fue obligada a dimitir acusada de nepotismo por la izquierda que ahora nombra a Paula Conthe

Manuel Conthe salió de la CNMV con acusaciones infundadas a FG y fue investigado por la UDEF

Paula Conthe, hija del expresidente de la CNMV, presidirá el FROB tras la salida de Jaime Ponce

Manuel Conthe
El ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Manuel Conthe.

El nombramiento de la hija de Manuel Conthe, Paula, como nueva presidenta del FROB demuestra el doble rasero que se aplica a la izquierda y a la derecha cuando se trata de nepotismo. Ahora nadie ha levantado la voz pese a que ha sido nombrada por el Gobierno, mientras que el 2013 los ataques del PSOE forzaron la dimisión de la sobrina de Luis de Guindos en la CNMC, y eso que, en su caso, el ascenso fue meramente por escalafón.

Tanto Paula Conthe como Beatriz de Guindos son técnicas comerciales del Estado con brillantes expedientes académicos y largas carreras en la administración; es decir, sus méritos serían similares. Pero el trato dado a una y otra no puede ser más diferentes, aunque en realidad es mucho más cuestionable el nombramiento de Conthe que el de Guindos.

La sobrina del entonces ministro de Economía con Mariano Rajoy era subdirectora de industria y energía en la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia), y era la siguiente en el escalafón -según los procedimientos habituales en ese organismo- para acceder a la dirección general de competencia; es decir, le tocaba el ascenso. Por ello, el consejo de la CNMC, no el Gobierno, la nombró para ese puesto.

Sin embargo, las acusaciones de nepotismo por parte de políticos y medios de comunicación de izquierda provocaron tal presión que Beatriz de Guindos dimitió del cargo el mismo día de su nombramiento. Lo cual también frenó el ascenso de sus sustituta en la subdirección de industria y energía, otra familiar ilustre: Micaela Arias, hija de Miguel Arias Cañete. Ambas han vuelto al organismo tras pasar varios años fuera de España: Beatriz en 2016 y Micaela en 2019.

Paula Conthe, cuota femenina y fidelidad socialista

Por el contrario, Paula Conthe ha sido propuesta para el cargo directamente por la ministra Nadia Calviño y será nombrada por el Consejo de Ministros tras comparecer en el Congreso. Además, su cargo es mucho más relevante; Guindos tenía por encima al presidente de la CNMC. Ya hubo cierta polémica cuando Conthe fue nombrada directora de resolución del FROB en abril de 2019, pero ni dimitió ni nadie en el Gobierno cuestionó su nombramiento.

«Parece que la elección de Paula Conthe obedece a dos razones: por un lado, a la cuota femenina, y por otro, a cuestiones políticas, para poner a alguien socialista al frente de la institución», según una fuente cercana al FROB (Fuente de Resolución Ordenada Bancaria, el fondo público de rescate bancario). El actual presidente del FROB, Jaime Ponce, fue nombrado por el Gobierno del PP en 2015, pero no tiene adscripción política.

El turbulento pasado de Manuel Conthe en la CNMV

La polémica sobre el nombramiento de Paula es todavía mayor teniendo en cuenta el mal recuerdo del paso de su padre por la CNMV. Manuel Conthe presidió la CNMV entre 2004 y 2007, después de haber ocupado varios cargos económicos en los Gobiernos de Felipe González. Su salida se produjo a raíz de su enfrentamiento con su segundo, Carlos Arenillas, por sus disputas sobre la decisión de no abrir expediente sancionador a Enel y Acciona en la opa de Enel sobre Endesa. Y fue muy tumultuosa, puesto que se despidió acusando al entonces presidente de BBVA, Francisco González, de irregularidades en la venta de su antiguo broker FG Valores a Merrill Lynch, acusaciones que se demostraron falsas.

Este asunto ha vuelto a salir a la palestra porque coincidió en el tiempo con el espionaje encargado por FG al excomisario Villarejo; de hecho, Conthe fue uno de los que sufrieron las escuchas de Cenyt. Años después, Conthe fue investigado por la Policía Nacional por una presunta trama delictiva en la CNMV cuando presidía el supervisor, la llamada ‘Operación Parqué’. Esta trama habría tomado supuestamente decisiones irregulares en la concesión o retirada de licencias a distintas entidades de inversión -entre ellas Vetusta o Dracon-, y había sospechas de prevaricación o cohecho.

Finalmente, la UEDF decidió archivar las actuaciones, pero el propio Conthe reconoció haber tomado decisiones «preventivas» sin contar con suficiente base para ello: «Hay que tener en cuenta que a veces un supervisor tiene que tomar medidas con carácter preventivo sin tener la certeza al 100% de que hay irregularidades en la entidad sobre la que se tienen sospechas, y muchas veces hay que hacerlo porque a veces el riesgo de que esas sospechas sean ciertas predominan sobre el hecho de intervenir una entidad. Yo no descarto que en algunas ocasiones el supervisor se pase un poco de frenada y que, para proteger al ahorrador, tome acciones que luego a la postre se demuestre que hubieran sido innecesarias porque esos temores eran infundados», admitió en una entrevista en 2015.

El problema es que esas decisiones en las que se «pasó de frenada» provocaron la ruina de los propietarios de las firmas que fueron cerradas sin motivo y enviaron al paro a todos sus empleados. No obstante, la UDEF no retomó las actuaciones tras esta confesión. Para más inri, Conthe llamó «monos con metralletas» a los integrantes de esa unidad de la Policía Nacional y a los periodistas de El Confidencial y El Español que publicaron el escándalo.

Lo último en Economía

Últimas noticias