Y adelanta a 2019 su previsión de lograr 20 millones de ocupados

El Gobierno eleva su previsión de crecimiento del PIB hasta el 2,7% para este año

Crecimiento
El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo (c) y los titulares de Economía, Luis de Guindos (i) y Hacienda, Cristóbal Montoro. (Foto: EFE)

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la remisión a la Comisión Europea del Programa de Estabilidad Presupuestaria que contempla una revisión al alza de las previsiones de crecimiento económico hasta el 2,7% (frente al 2,5% que ha servido para elaborar los los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Además, el Ejecutivo adelanta a 2019 su previsión de lograr 20 millones de ocupados y estima que la tasa de paro será del 11,2% en 2020.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha comparecido tras la reunión del Consejo de Ministros, en la que ha estado acompañado del ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, y del ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro.

Por lo tanto, el cuadro macroeconómico incluido en la documentación enviada a Bruselas apunta a un crecimiento del PIB del 2,7% en 2017, por lo que el Gobierno ha decidido variar oficialmente su previsión inicial debido al buen arranque del ejercicio, tal como avanzó OKDIARIO y confirmó posteriormente Mariano Rajoy.

Cuadro macro
Nuevo cuadro macroeconómico. (Pinchar en la imagen para ampliar)

Antes de la reunión del Consejo de Ministros el Instituto Nacional de Estadística (INE) avanzó que la economía española ha pisado el acelerador en el primer trimestre del año, un periodo en el que el Producto Interior Bruto (PIB) ha crecido un 0,8%, lo que supone una décima más que la tasa registrada en el tercer y en el cuatro trimestre de 2016. El consumo y las exportaciones son los principales responsables de este incremento.

En cuanto al empleo, la previsión del Gobierno es que el mercado laboral pueda crear medio millón de puestos de trabajo netos este año y lograr que la tasa de paro baje al 11,2% a finales de 2020 (11,9% en media anual), lo que supone 16 puntos menos respecto a la tasa máxima cercano al 27% que se alcanzó con la crisis en el primer trimestre de 2013. El ritmo de reducción previsto es de dos puntos por año.

Además, en sus previsiones el Ejecutivo estima que los 20 millones de ocupados que había al inicio de la recesión se recuperarán a finales de 2019, cerrando 2020 con 20,5 millones de afiliados a la Seguridad Social.

El ministro Luis de Guindos ha explicado que el diferencial del crecimiento español respecto de los principales países de nuestro entorno es resultado de las reformas estructurales llevadas a cabo, en especial, la laboral, el saneamiento del sistema financiero y la consolidación fiscal.

El Gobierno eleva su previsión de crecimiento del PIB hasta el 2,7% para este año
Nuevo cuadro macroeconómico. (Pinchar en la imagen para ampliar)

«Se han reducido los principales desequilibrios, y se ha avanzado en el proceso de desapalancamiento del sector privado, compatible con el aumento del crédito para familias y empresas. Ya en el primer trimestre de 2017 es previsible que la economía española haya recuperado el nivel de renta que tenía al inicio de la recesión, pero se necesita no variar el rumbo para crecer al menos el 2,5% en los próximos años y recuperar así también lo que se ha dejado de crecer como consecuencia de la crisis», ha indicado el departamento que dirige Luis de Guindos en un comunicado.

En cuanto a la senda de estabilidad presupuestaria, es decir, el camino para reducir la brecha entre gastos e ingresos públicos, el Gobierno indica en el documento enviado a Bruselas que el déficit público bajará este año hasta el 3,1% del PIB, cumpliendo el objetivo comprometido con la Comisión Europea. El próximo año la brecha fiscal será del 2,2% del PIB y bajará al 1,3% del PIB en 2019.

En cuando a la deuda pública, se situará en el 98,8% en 2017, bajará al 97,6% en 2018, al 95,4% en 2019 y al 92,5% en 2020.

«El consumo privado sigue robusto»

«El consumo privado sigue robusto como consecuencia de las previsiones de creación de empleo, las condiciones financieras y la mejora de la confianza», ha indicado el ministro de Economía. Además, también se  mantiene el dinamismo de la inversión, en especial, la destinada a bienes de equipo, que crece a tasas del 4% al final del periodo.

Según el documento, la inversión en construcción aumentará con menos fuerza este año, aunque alcanzará una tasa del 2,1%, y se elevará al 2,2% en 2018 y al 3% y el 3,4% en 2019 y 2020, respectivamente.

A su vez, la demanda externa aportará al crecimiento por segundo año consecutivo en torno a 0,5 puntos, gracias al tirón de las exportaciones (+5,5%), en paralelo al de las importaciones (+4,3%).

De igual forma, el documento contempla un superávit por cuenta corriente de la balanza de pagos que en los próximos cuatro años que se situará próximo al 2%, con lo que encadenaría ya ocho ejercicios con esa tasa en 2020, según ha destacado De Guindos. La estimación es que el superávit sea del 1,9% este año, y baje al 1,8% en 2018 y al 1,6% en 2019 y 2020.

Lo último en Economía

Últimas noticias