Los fondos de capital riesgo suben su apuesta por Bimba y Lola hasta los 550 millones de euros

Bimba y Lola
Tienda de Bimba & Lola (Foto: Bimba & Lola)

Los fondos de capital riesgo elevan su apuesta por Bimba y Lola hasta los 550 millones de euros y se quedarían con el 49% del capital de la firma. Textil Lonia, matriz de la textil, seguiría controlando la mayor parte de las acciones y llevará cabo un plan de expansión internacional en un plazo de cinco años.

Podríamos definir a la firma gallega como Bimba y Lola “La Deseada”. La compañía factura al año más de 152 millones de euros, ha cerrado el último año fiscal con un beneficio de 16,4 millones de euros, emplea a más de 1.000 personas y tiene alrededor de 200 puntos de venta. Una cifra de empleados que podrá aumentar si finalmente se cierra la operación que está siendo capitaneada por Morgan Stanley y que tiene como fecha tope la mitad de 2018, según La Voz de Galicia.

Fuentes cercanas a la compañía aseguran a OKDIARIO que Bimba y Lola buscan vender el 49% de la compañía a un fondo de capital riesgo, no el 70% del capital como se he llegado a afirmar. “Quieren seguir controlando la empresa y quedarse dentro de la gestión, pero necesitan financiación para llevar a cabo su plan de expansión internacional”, comentan.

Según las mismas fuentes, fondos como Permira, L Catterton y Fidelity Investments estarían interesados en cerrar una operación con Bimba y Lola para hacerse con una parte de su capital por 550 millones de euros. Incluso, señalan, la apuesta podría elevarse aún más si la sociedad de moda sigue creciendo a un ritmo de dos dígitos. Desde la compañía, siempre reservados, han declinado hacer comentarios de esta operación.

Bimba y Lola sigue los pasos de otras sociedades de moda de carácter familiar españolas para financiar su plan de expansión en Europa y América Latina. Borja Matilla, analista del Hanseactic Brokerhouse, explica que este tipo de operaciones entre fondos de capital riesgo y empresas relativamente pequeñas “son muy típicas de realizar en firmas con un elevado potencial de crecimiento, aunque también con un elevado riesgo”.

Prosigue explicando a OKDIARIO que, “básicamente financian start ups con elevadas proyecciones” y tienen un impacto muy positivo para las compañías porque “obtendrá financiación (que es lo que busca) para su expansión internacional”.

“Realmente”, señala Matilla, “la inyección de este capital revitalizará Bimba y Lola y podrá entrar en nichos de mercado que de otra manera no podría hacer”. Explica el experto que “la finalidad” de estos fondos de capital riesgo es “aumentar el valor de la empresa y retirarse de ésta una vez esté madurada obteniendo un beneficio extra de ello”. Por ello, señala, todo lo que sea obtener un plus de liquidez en tus arcas siempre es positivo, así como no perder el control de la gestión”.

El interés de los fondos de capital riesgo por la cadena de moda de María y Uxía Domínguez no es desconocido para ellas. L Capital, brazo inversor de LVMH, quiso adquirir un paquete de acciones, pero el acuerdo no llegó finalmente a buen puerto.

Bimba y Lola se trata de una de las compañías del mundo textil que más rápido ha crecido desde su fundación en el año 2005. Pertenece al grupo Textil Lonia que también tiene en su haber las marcas Purificación García y la CH Carolina Herrera.

Lo último en Economía

Últimas noticias