Crisis del coronavirus

España es el 5º país desarrollado y el 10º del planeta que más PIB per cápita ha perdido en la pandemia

Pedro Sánchez Bruselas
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La riqueza de la economía española se ha visto fuertemente dañada durante la crisis del coronavirus, que ha trastocado todos los planes y diagnósticos previos de los expertos y del Gobierno. Según las estadísticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), España ha sufrido en 2020 un fuerte desplome de su riqueza por habitante, el indicador que suelen utilizar los expertos y economistas a nivel mundial para evaluar la producción de un país en relación con el número de habitantes (se calcula dividiendo el PIB generado en el año con la población nacional).

Concretamente, si se tiene en cuenta el indicador de Producto Interior Bruto (PIB) per cápita a precios corrientes, medido en dólares internacionales y en paridad de poder de compra para que el diagnóstico sea realmente certero, España es el quinto país del mundo y el décimo del planeta (el FMI da previsiones de más de 190 economías del mundo) en sufrir una mayor descalabro.

Es una muestra más de como el virus y la gestión económica del Gobierno han hecho que la crisis del covid-19 golpee con mayor virulencia a España.

Exactamente, la clasificación de países que más PIB por habitante han perdido en 2020 está liderada por Macao SAR (que ha perdido 62.833,2 dólares en paridad de poder de compra). Aunque estamos hablando en realidad de un país con 647.700 habitantes y apenas una superficie de 28,2 km². Le siguen Libia, que ha perdido 9.427 dólares; Luxemburgo (7.615); San Marino (6.443); Aruba (6.338) Singapur (5.854); Las Bahamas (5.749); Maldivas (5.308); Emiratos Árabes Unidos (5.123), y España (5.110).

Si se tiene en cuenta el ránking de países que más han perdido renta per cápita del mundo desarrollado, España se ubica en la quinta posición de 39 países, sólo por detrás de Macao, Luxemburgo, San Marino y Singapur.

En paridad de poder de compra, el PIB per capita ha pasado en España de los 43.153 dólares en 2019, antes de que la enfermedad covid-19 provocara la mayor crisis de la historia reciente, a los 38.143,18 dólares en 2020. Según el Fondo, no se recuperará el nivel previo a la crisis hasta al menos 2022.

¿Cuándo saldrá España de la crisis más intensa desde la Guerra Civil?

La economía española ha pasado de generar una riqueza de 1,19 billones de euros en 2019 a caer hasta los 1,03 billones en 2020 de media, según las estimaciones de este organismo internacional que dirige Kristalina Georgieva.

No se recuperará el nivel previo a la crisis hasta 2023, cuando según las últimas estimaciones del FMI, pasará a tener 1,2 billones, lo que implica que se habrán perdido tres años completos de crecimiento para volver a la misma posición de 2019.

En términos relativos, la caída del PIB se prevé que sea -en el conjunto del año 2020- del 12,8%. En 2021 el crecimiento pasará a ser del 7,1% y en 2022 del 4,4%.

Pero lo más preocupante es que las consecuencias de la pandemia para el empleo de la economía nacional serán peores, como es tradicional. Si en 2019 la tasa de desempleo media fue del 14,1% de la población activa, esta cifra no se alcanzará ni siquiera en 2025 según este organismo internacional. De hecho, según las estimaciones para dentro de cinco ejercicio el paro cerraría en el 14,2%, una cifra mucho más alta que la que se registrará en el resto de los países desarrollados y de las potencias mundiales.

Otro de los indicadores más preocupantes es la deuda pública. Si en 2019 ya era elevada -del 95,4%-, la pandemia y las medidas como las líneas ICO han elevado este porcentaje al 123,03%. El gran problema es que, según los cálculos del Fondo, el endeudamiento público seguirá en el 118% del PIB en 2025, lo que no deja al país en un buen punto de partida si se produce una nueva tormenta de la deuda como la que se vivió en 2012.

Lo último en Economía

Últimas noticias