Entrevista

N26: el primer banco online de Europa comenzará a dar prestamos en España en un año

"El negocio de la banca en España no es transparente y nosotros queremos cambiarlo por un modelo 'freemium' que los clientes ya aceptan con otros servicios", dice a este periódico el country manager de N26, Francisco Sierra.

N26: el primer banco online de Europa comenzará a dar prestamos en España en un año
N26

Si hay una ‘fintech’ que realmente ha conseguido en Europa escalar su negocio y pasar de ser una idea de varios emprendedores a convertirse en un negocio de miles de millones de euros, esa ha sido N26. El neobanco con sede en Berlín ya vale 3.000 millones de euros y tiene accionistas de renombre como Allianz o la china Tencent. Su crecimiento le ha llevado a alcanzar los cinco millones de clientes en toda Europa, y puede ser solo el principio.

Entrevistamos a su country manager en España, y también head of European markets, Francisco Sierra, durante las jornadas de Fitur.

¿Qué importancia tiene España dentro de sus principales mercados?

Es un país estratégico en el que hemos alcanzado los 350.000 clientes. Alemania es nuestro país original y principal mercado, con algo menos del 40% de nuestros cinco millones de clientes. Luego vienen Francia, Italia, España y Reino Unido. Estamos en 24 países de Europa.

¿Cuál es su objetivo de clientes para este año y los próximos?

En un par de años queremos llegar al millón de clientes en España. Es un objetivo ambicioso pero pensamos que lo podemos lograr.

N26: el primer banco online de Europa comenzará a dar prestamos en España en un año

¿Cuáles son los targets donde creen que tienen recorrido en nuestro país?

La banca tradicional te obliga casarte con ella y cuando te vas es un divorcio. Tú te vas del banco rojo al banco azul y te obligan a traer tu recibo, hipoteca, todo ello es una decisión importante en tu vida y echa para atrás. Nosotros somos todo lo contrario, entras gratis sin compromiso y si no lo quieres te vas con un clic. Muchos clientes nos usan como segunda cuenta. Somos un banco para otras cosas y nos hemos convertido en un banco para viajes. La actividad va creciendo y a los seis meses de media el cliente se convierte en un cliente diario o recurrente. Un cliente que ya no utiliza solo la tarjeta en verano y en navidad sino que la utiliza para pagar un restaurante, comprarse un café o pagar cosas pequeñas como el metro o el autobús.

¿Cuáles son las novedades que han venido a presentar a Fitur?

Nuestro producto ya es conocido para muchos clientes viajeros. Hemos venido a captar a empresas que quieran dar descuentos a nuestros clientes. Son muchas las posibilidades que hay de colaboración. Y en Fitur hemos generado mucho interés porque somos un negocio B2C (enfocado al consumidor final) con muchas opciones. Nuestro producto más disruptivo o innovador son ‘share spaces’. Nuestras tecnologías permiten por ejemplo abrir y cerrar grupos de gente con posibilidad de poner reglas para meter y sacar dinero, enfocado a viajes. Es muy parecido a los grupos de WhatsApp con servicios financieros.

Por el momento, especializados en pagos, como la mayoría de las tecnológicas que entran a ofrecer servicios financieros.

«Si te pasas del banco rojo al banco azul te obligan a traerte todos tus recibos o la hipoteca. Con nosotros se entra y se sale con un clic»

Somos un player excepcional porque estamos centrados en la experiencia de usuario en pagos pero también tenemos licencia bancaria y podemos hacer de todo con ella. En un futuro próximo daremos productos de crédito. Las hipotecas son el último paso o el más largo, es un sector que ya es muy competitivo. Está muy profesionalizado con los bancos tradicionales. Lo que sí podríamos hacer en un futuro próximo es incorporar en nuestros servicios hipotecas de terceros. En Alemania ya damos préstamos hasta 25.000 euros en un muchos casos con terceros. De 0 a 5.000 o damos nosotros y por ejemplo de 5.000 a 25.000 lo presta nuestro partner .  Queremos ser el mejor en la gestión del día a día de los usuarios.

¿Qué diferencias están observando entre el cliente español y los de otros países como su país originario? ¿Es cierto eso de que somos más conservadores respecto a los bancos online en nuestro país?

«Los bancos ya no ganan por margen de intermediación y tienen que cobrar comisiones. Nosotros podemos pasar el ahorro al cliente al tener muchos menos gastos»

El mundo de la banca en Europa es muy distinto por país, los retos de los bancos son muy distintos y vemos comportamientos de usuario muy distintos por país. En España la banca digital está muy avanzada. Es difícil que aquí haya ‘amor’ por una marca bancaria porque los bancos han abusado mucho de las comisiones ocultas y es muy difícil encontrar a alguien que te diga que nunca le han cobrado por algo que no esperaba, o haya tenido que realizar gestiones innecesarias. Con toda la situación macro y los intereses como están y su tipo de interés los bancos ya no ganan por margen de intermediación sino que les tienen que cobrar por comisiones. Comisiones de gestión, mantenimiento, y comisiones por pagos, es lo que vamos a ir viendo eso durante los próximos años. ¿Entonces? Nosotros podemos ser competitivos porque no tenemos legado tecnológico, no tenemos grandes infraestructuras de servidores o sucursales y eso nos hace ser muy eficientes. Ese ahorro de costes que no tenemos podemos pasárselo al cliente final.

“Queremos transformar la forma de hacer banca en España, y liderar la filosofía del sharing economy en el sector financiero», dicen. ¿Qué quiere decir esto y cómo lo harían?

«El negocio de la banca no es transparente y queremos modificarlo por un modelo freemium»

La forma de hacer banca en España ha sido dar una cuenta gratis y tarjetas siempre y cuando te cobre una hipoteca a buen precio, por un seguro de vida y más cosas. Ese negocio no es trasparente y queremos modificarlo por un modelo freemium. Lo básico gratuito y si quieres pagar por servicios adicionales los pagas. La tarjeta y sus servicios adicionales, seguros, atención personalizada telefónica.

¿Cómo creen que va a ser la llegada de Amazon, Facebook o Google en el sector bancario europeo?

Ya lo hacen como entidad de pagos. Este es su objetivo principal.

La ratio de empleados por cliente de N26 es de 3.330 clientes por cada empleado. Cinco millones de clientes y 1.500 empleados. Sin embargo, los bancos clásicos españoles tienen unos 450 clientes por empleado. ¿Esto supone una ventaja competitiva entre ambos modelos?

Hay una doble lectura: los costes que arrastra la banca tradicional son altísimos y además están perdiendo clientes. Y después la parte más importante es que hay mucha gente que no da servicio a esos clientes. Ellos tienen productos e infraestructuras que no son rentables y las sucursales en muchos casos son necesarias pero en otros no. Nuestros clientes no quieren tener sucursales. Cualquier gestión se puede hacer igual de bien a través de un chat o llamada telefónica.

¿Cuánto cobran por pago?

En la zona euro es un 0,2% que se cobra siempre al comercio y nunca al cliente.  A nivel internacional puede variar. Nuestro negocio es volumen de pagos y servicios premium.

La banca está teniendo problemas de rentabilidad en toda Europa debido a los bajos tipos, a ustedes, ¿cómo les afecta esta situación monetaria?
Es otro negocio, a nosotros no nos afecta porque por el momento no estamos dando préstamos. Cuando salgamos con el negocio de crédito con la situación actual nos afectará. En 12 meses daremos créditos en España.

¿La regulación es un freno?

«Hay un abuso de la banca tradicional de cumplir con la regulación muy estricta para que otros no puedan entrar»

Después de PSD2 la regulación va por delante de los bancos y son ellos los que se resisten a abrir las puertas y los datos de sus clientes para otros. Hay un abuso de la banca tradicional de cumplir con la regulación muy estricta para que otros no puedan entrar. Ahora hay licencias muy concretas para identidades muy concretas. Se tiene que fragmentar y democratizar. Nosotros queremos apoyar mucho a los nuevos bitgtechs y a los players que vengan.

¿Cómo es la relación con la banca española tradicional?

Diría que no es tan mala. Ellos piensan incluso que pueden dar sus servicios a nuestros clientes. Ellos van a tener una serie de productos o de fondo de inversión que pueden ser complementarios a nosotros. Estamos muy abiertos y hemos tenido reuniones.

¿El objetivo es acabar siendo comprados por un grupo bancario?

«Tenemos inversores muy potentes que apuestan por nosotros como WeChat o Allianz»

No, el objetivo es seguir creciendo siendo un banco pionero. Es por lo que apuestan nuestros inversores, tenemos inversores norteamericanos o asiáticos muy potentes que apuestan por nosotros como WeChat, la aplicación que usan todos los chinos, o Allianz.

¿Saldrán a Bolsa?

No lo descartamos y con la estructura que ya tenemos estamos montando un banco con todo lo necesario para salir a Bolsa, de aquí a dos años o tres años.

Y mientras tanto, ¿tienen rondas de financiación en mente?

Estamos muy bien financiados y no es el plan durante los próximos años. No es el objetivo porque tenemos el apoyo para seguir creciendo cuando sea  necesario.

Lo último en Economía

Últimas noticias