Inditex: una empresa para mujeres dirigida por un Consejo de Administración de hombres

Inditex
El presidente de Inditex, Pablo Isla, acompañado por la esposa de Amancio Ortega y vicepresidenta de la fundación que lleva su nombre, Flora Pérez Marcote. (Foto: EFE)
Comentar

La cara y la cruz. Inditex tiene en el centro de su estrategia al cliente, un público finalmente femenino, sin embargo, el Consejo de Administración está formado en su mayoría por hombres. Tiene una cúpula de dirección con nueve sillones de mando y sólo dos de ellos son ocupados por mujeres: Flora Pérez -esposa de Amancio Ortega- y Denis Patricia Kingmill, baronesa y miembro de la Cámara de los Lores.

Inditex tiene más de 171.000 empleados en todo el mundo. Pablo Isla, presidente de la firma textil, confirmaba en la presentación de resultados que el 75% de la plantilla son mujeres y subrayaba que no hay ninguna diferencia salarial entre hombres y mujeres dentro de la empresa.

El peso de las mujeres en la plantilla es indiscutible, pero el peso en el Consejo de Administración es prácticamente inexistente. El 74% de las empleadas tienen contrato indefinido, pero el 65% de ellas trabaja a tiempo parcial -frente al 35% de los hombres-.

El cliente de Inditex es fundamentalmente femenino. No es ningún secreto que las mujeres son las que más llenan la cesta tanto en tienda física como online. De hecho, muchos son los hombres que se dejan comprar la ropa por las mujeres de sus familias. Pero ese es otro debate distinto. Sin embargo, curiosamente, a pesar de ser una compañía enfocada al público femenino, en una empresa dirigida por una cúpula formada fundamentalmente por hombres.

El 75% de la plantilla son mujeres

Inditex: una empresa para mujeres dirigida por un Consejo de Administración de hombres
Flora Pérez, Pablo Isla y Denise Patricia Kingmill (Foto. Inditex)

El Consejo de Administración de Inditex está formado por nueve consejeros y sólo dos de los sillones son ocupados por mujeres. Flora Pérez -esposa de Amancio Ortega- en representación de Pontegadea Inversiones y Denise Patricia Kigsmill. El resto de la mesa la completan José Luís Durán, Rodrigo Echenique, Carlos Espinosa de los Monteros, Emilio Saracho, José Arnau Sierra, Pablo Isla y el fundador Amancio Ortega.

Pérez, además, ha sido noticia hace apenas unas semanas por la compra de nuevas acciones del gigante textil por valor de casi 2 millones de euros.

Por su parte, la Baronesa Kingmill -así fue anunciada- llegó a la compañía en julio de 2016 y tiene un perfil muy ‘british’ y digno de relatar. Es miembro vitalicio de la Cámara de los Lores desde 2006 y del Sub-Comité de Asuntos Financieros para la Unión Europea (UE). Además, es consejera también de E.ON, así como líder del Consejo de Administración de Monzo Bank.

Además, ha sido modelo, carrera que abandonó para estudiar en Cambridge las materias de Economía y Antropología. Tras sus estudios, analizó si la anorexia es una enfermedad profesional en sectores como la moda y el ballet. En el mundo de la empresa ha ostentado cargos en la CNMC ‘versión inglesa’, se ha sentado en las cúpulas directivas de Telecom Italia, IAG y ha colaborado con escuelas de negocios internacionales como IAG.

En general, no es sólo cosa de Inditex, la presencia de las mujeres en los consejos de administración de las compañías cotizadas nacionales e internacionales es escasa, pero en el caso de la gallega choca un poco más. En 2017 las empresas del parqué madrileño tenían 258 consejeras, una cifra que representa el 19,1% de los 1.347 miembros de los consejos, según el estudio “Mujeres en los Consejos de las Empresas Cotizadas” de IESE y Atrevia.

Más mujeres presentes en 2017, pero sin poder ejecutivo

Prada
Miuccia Prada y Patrizio Bertelli, CEO y marido. (Foto. Getty)

De las 133 empresas analizadas, en 15 de ellas no existe ni una sola mujer en la cúpula directiva, mientras que en otras 45 hay una única mujer. El informe concluía que el avance de las consejeras en los máximos órganos de gestión y añade que, aunque el número ha aumentado en 2017, no lo han hecho sus funciones. Solo el 4,7% de los puestos son ejecutivos.

El estudio “La participación de la mujer en los Consejos de Administración y su influencia en los resultados empresariales” de Ana Isabel Cabrera, investigadora de la Universidad de Jaén concluye que “el número de mujeres que ocupan un cargo de dirección es aún muy bajo”, a pesar de las medidas tomadas para elevar su presencia.

Asimismo, la tesis de Cabrera señala que, de manera contraria a sus pronósticos iniciales, “los resultados no han permitido demostrar el efecto positivo que ejerce en el rendimiento empresarial contar con un mayor número de mujeres en las altas posiciones de dirección de las empresas”.

Eso sí, la investigación apunta que esta conclusión ha podido ser producto del reducido tamaño de la muestra. En definitiva, pocas mujeres en los Consejos de Administración para poder demostrar que la diversidad de género en las cúpulas directivas tiene impacto positivo sobre la cuenta de resultados.

La presencia de la mujer en los Consejos aumenta en la empresa familiar

amancio-marta-ortega
Amancio Ortega con su hija Marta. (Foto: AFP)

No obstante, regresando al caso concreto de la moda y de Inditex, la corporación cumple con la regla de las marcas de todo el mundo: hombres que visten a mujeres y empresas enfocadas a un público femenino lideradas por hombres. Prada (Patrizio Bertelli), Gucci (Marco Bizzarri), Mango (Isac Andik), H&M (Karl-Johan Persson), Armani (Giorgio Armani), Ralph Laurent (Ralph Laurent), Grupo Cortefiel (Jaume Miquel) Chanel (Alain Wertheimer), Salvatore Ferragamo (Eraldo Poletto), Burberry (Marco Gobbeti).

Estos son sólo algunos de los nombres de CEO’s y directores generales de las principales marcas de moda y lujo del mundo, aunque el etcétera sería largo e interminable si nos pusiéramos a analizar. Sin ir más lejos, los ‘holding’ de lujo más importantes también enfocados a la mujer están dirigidos por hombres: François-Henri Pinault en Kering y Bernard Arnault de LVMH.

Otro dato a tener en cuenta, según los datos analizados en el mismo documento de la Universidad de Jaén, es que “en las empresas familiares el porcentaje de mujeres en los Consejos de Administración es superior”. Y, además, afirma Cabrera que en este tipo de empresas “son unas de las pocas áreas donde hay oportunidades reales para que la mujer logre ocupar un puesto en las posiciones más altas de la corporación”.

Inditex nació como empresa de carácter familiar en los años 80, sin embargo, el éxito de su modelo de negocio -estudiado en las universidades extranjeras-, así como su expansión internacional convirtieron la sociedad gallega en una corporación globalizada. No obstante, y a pesar de que la presidencia haya recaído sobre Pablo Isla -decisión de Ortega aplaudida por los expertos-, Marta Ortega se perfila como la próxima lideresa del grupo de retail textil más potente del mundo.

Últimas noticias