Roures ha comprado los derechos del campeonato francés

Un diputado del grupo de Macron duda de la solvencia de Mediapro y pide garantías a la liga francesa

Jaume Roures
Jaume Roures.

El diputado francés Cédric Roussel, del movimiento La República en Marcha, que lidera el presidente de Francia, Emmanuel Macron, no se fía de la solvencia económica de Mediapro, la productora fundada por Jaume Roures y Taxto Benet, que ha dinamitado el sector de los derechos de televisión del fútbol francés al pagar 800 millones anuales para poder retransmitir ocho partidos de la Primera y Segunda división del país a partir de la temporada próxima.

Roussel, presidente del grupo de estudio Economía del deporte en la Asamblea Nacional francesa -equivalente al Parlamento español-, ha enviado una carta a la Liga de Fútbol francesa pidiéndole garantías sobre la solvencia económica de Mediapro, preocupado «por la capacidad de Mediapro de cumplir con sus compromisos», según ha señalado en una entrevista en ‘France info’.

Mediapro rompió el mercado francés en mayo de 2018, cuando consiguió los derechos de televisión para el periodo 2020/2024 de ocho partidos de la Primera y Segunda División por 800 millones al año. BeIn Sports consiguió otro partido y el tradicional dueño de los derechos, Canal +, se quedó fuera.

La productora de Roures se comprometió a crear un canal nuevo para emitir esos partidos, ampliando los horarios a viernes, sábado y domingo para alcanzar el mercado asiático. Ese canal nuevo ya está en marcha y, según anunció Roures en diciembre pasado, abonarse a la nueva plataforma costará 25 euros al mes. El objetivo de Mediapro es alcanzar entre tres y tres millones y medio de abonados para hacer rentable el proyecto.

Sin embargo, en Francia no lo ven claro. Las dudas sobre el futuro del proyecto se han expuesto en numerosas ocasiones en la prensa francesa, principalmente porque Mediapro no ha podido conseguir también los derechos de emisión de la Liga de Campeones en el país. Por lo tanto, los abonados a su canal tendrían que pagar 25 euros y, además, abonarse a otro canal si quieren ver la Champions.

Dudas de Roussel

El último en manifestar públicamente estas dudas ha sido el diputado Roussel. La decisión de la Liga francesa de pedir un préstamo al Estado de más de 220 millones de euros para los clubes ha hecho saltar las alarmas del diputado, que se pregunta que pasará con los equipos si hay problemas económicos cuando acabe la crisis del coronavirus -marco en el que la Liga francesa ha solicitado ese crédito-.

«La crisis nos lleva a aplicar un principio de precaución para asegurar los recursos de nuestros clubes y proteger nuestro modelo de financiación solidario para el deporte amateur a través del deporte profesional», ha dicho el diputado en la prensa local.

«Quiero ser claro, mi intención no es interferir en las cuentas de Mediapro, sino asegurarme de que se hayan tomado todas las garantías financieras y que la crisis del coronavirus no las cuestione. Jaume Roures dice que está «preocupado». También me preocupa la capacidad de Mediapro para mantener sus compromisos a largo plazo con la Liga francesa. Financiar el deporte para todos es una importante política pública. Mediante esta carta, ejerzo mi misión de control y evaluación de políticas públicas, que es una parte integral de mi mandato como diputado», explica.

En opinión de este diputado, el acuerdo anunciado hace unos días entre Mediapro y la cadena local TF1 es positivo, pero aún espera la contestación a la carta enviada a la Liga francesa. En virtud de este acuerdo, Mediapro lanzará conjuntamente con TF1 el canal de televisión para retransmitir los partidos que se comprometió cuando ganó los derechos en mayo de 2018.

Ese canal se llamará en principio Telefoot y emitirá -además de los partidos- entrevistas, debates y programas de deporte, similar a Gol TV en España. El acuerdo es para los próximos cuatro años.

Lo último en Economía

Últimas noticias