Fusiones bancarias

Goldman valora a Sabadell hasta en 10.400 millones y propone a Bankia su absorción

Bancos
Banco Sabadell y Bankia ante una posible fusión

Con una ecuación de canje 0,44 acciones de Bankia por cada acción de Sabadell como mínimo, se valora el grupo catalán entre 5.200 y 10.400 millones

Goldman Sachs ha sacudido el sector bancario español con un extenso informe publicado este miércoles acerca de una hipotética fusión entre Bankia y Banco Sabadell, que el BCE impulsa pero la política dificulta. En el informe se hace un extenso análisis de cómo debería realizarse la operación y el capital estimado que necesitaría el banco resultante, una operación que para el analista José Abad tendría sentido y que crearía "el segundo banco por cuota de mercado en España, primero en crédito promotor, hipotecas y minorista".

En el informe se realizan unas estimaciones según cinco escenarios que corresponden a cinco diferentes valoraciones de la acción de Banco Sabadell, que varía entre los 93 céntimos y los 1,86 euros dependiendo de la prima que se pagara.

Para Bankia, se establece un precio por acción de 2,11 euros, el que tiene el título actualmente.

Teniendo en cuenta este precio por acción, una integración completa supondría valorar a Banco Sabadell entre 5.200 millones si no hubiera prima de adquisición y 10.400 millones con una prima del 100%, según el banco de inversión.

La entidad pública sería quien lideraría la absorción, según asegura Goldman en ventaja del erario público.

Ecuación de canje

Goldman Sachs propone a Bankia varios escenarios de valoración para el banco catalán que van desde las 0,44 acciones de Bankia por cada acción de Sabadell hasta las 0,88.

Sin embargo, existen muchas complejidades que dificultarían que la operación acabara realizándose. Una de las más importantes es la valoración a precio de derribo de Bankia, controlada en un 60% por el FROB (el Estado). Con los precios actuales a 2,11 euros la acción, el Estado perdería 16.700 millones de euros si tenemos en cuenta que el precio para recuperar lo invertido tendría que alcanzar los 11,02 euros por título, cinco veces más que los precios actuales.

Goldman dice que la fusión haría un banco "más estable, fuerte y rentable" en el que la participación estatal quedaría reducida al 40%

174 oficinas

Goldman estima la cantidad que podrían ahorrar las entidades por sinergias de costes, que irían desde los 400 millones en el escenario más conservador hasta 600, 800 y 1.000 millones en los más ambiciosos. Estos ahorros de costes se producirían hasta 2021.

Luego, el coste de reestructuración resultaría de multiplicar las sinergias de costes por un múltiplo: en el caso más conservador el gasto sería de 1.300 millones mientras que en el más extremo sería de 2.100 millones.

Goldman señala incluso las oficinas sobrantes de una combinación de ambos negocios: 174, localizadas sobre todo en Madrid, La Rioja y País Vasco.

Mejora de capital

El banco neoyorquino sugiere que con la fusión se realizara una reducción del fondo de comercio conjunto, un intangible que cuenta para el capital valorando aspectos como la marca o la reputación. Al eliminar fondo de comercio del capital, el ROE de Bankia-Sabadell aumentaría "de forma significativa". Con tipos más altos que pudiera cobrar el grupo, los beneficios crecerían hasta un 55% según Goldman.

El ROTE (beneficio en relación al capital sin fondo de comercio, bonos, preferentes y otros activos que queden fuera del capital tangible) se acercaría así a las medias de la UE. "Sería una entidad más estable, fuerte y rentable", dice Goldman de la fusión entre los dos bancos medianos españoles.

Bankia tiene un ROTE del 5% y Sabadell del 7%, muy lejos del 10% de media de la Eurozona.

Un 40% público

Para evitar que el Estado venda Bankia a precio de saldo, se propone optar por una integración donde el nuevo grupo fuera controlado en aproximadamente un 40% por el Estado desde el 60% actual.

Sabadell tendría el 45% del capital resultante y Bankia el 49%, según los cálculos que realiza el banco de inversión, que sería uno de los candidatos a gestionar la operación por parte de la banca internacional.

¿Quién dirigiría el banco?

Goldman Sachs no entra a opinar sobre el management de la hipotética entidad resultante. Los personalismos podrían ser los que impidieran un acuerdo a pesar de que ya ha habido reuniones entre Oliú y Goirigolzarri con el tema de la unión sobre la mesa, según informó ‘Vozpópuli’.

Fuentes financieras aseguran que el presidente de Sabadell, Josep Oliu (70) querría dirigir el nuevo grupo en caso de producirse la fusión, y esta opción necesitaría que contara con el favor del Ejecutivo de Pedro Sánchez, de un partido con el que Oliu siempre ha estado en sintonía.

Este periódico se ha puesto en contacto con Banco Sabadell y Bankia, y ambas entidades han declinado comentar el informe de Goldman Sachs. El banquero vasco y presidente de Bankia José Ignacio Goirigolzarri negó este mismo miércoles que vaya a producirse la fusión.

Lo último en Economía