Según datos de REE

El consumo eléctrico de la gran industria cae otro 7% en mayo y confirma la desaceleración económica

Consumo eléctrico
Torres de electricidad.

La gran industria ha vuelto a registrar caídas en el consumo de electricidad en mayo con un retroceso del 7% por los altos precios de la energía. Un dato que confirma la desaceleración de la economía española tras sumar cinco meses consecutivos a la baja y con sectores como la metalurgia con descensos en el consumo de luz de hasta el 20%. Una tendencia que podría agravarse si las medidas impuestas por el Gobierno de Pedro Sánchez para mitigar los efectos derivados del encarecimiento del precio de la luz.

Así lo refleja el índice de evolución sectorial de la demanda de electricidad en grandes consumidores que elabora Red Eléctrica (REE) en el que señala los indicadores corregidos presentan unos resultados algo menos favorables, con retroceso medio ligeramente por encima del 4%, en el agregado, caída superiores al 7% en industria y aumentos ligeramente inferiores al 5% en servicios.

«El consumo de electricidad de la industria continúa cayendo y acumula cinco meses consecutivos de caída en lo que va del año, lo que traduce en un descenso de la demanda cercano al 8%», explica Pedro Cantuel, Senior Energy Consultant en IGNIS Energía. No obstante, destaca que «el sector servicios registra incrementos, pero más moderados que meses atrás, con la subida más baja que se ha registrado hasta la fecha en 2022 (+4.8%)».

«El sector de la metalurgia, que es muy intensivo en electricidad, vuelve a registrar una caída muy importante, del -18,4% y acumula un -19% en lo que va de año», concreta Cantuel. Un dato que preocupa por el peso que tiene el metal en la demanda de electricidad en grandes consumidores representando un 24,7% de la cuota total.

Otro dato que ha puesto en alarma a la gran industria es que la demanda de electricidad de la agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con las mismas en el mes de mayo registro su mayor descenso desde que hay registros hasta hundirse casi un 10%, al que también hay que sumar la caída industrial del papel en mayo, que también ha sufrido descensos muy importantes del 7,4%.

Lejos de esta situación se encuentra el refino de petróleo, que acumula dos meses consecutivos de crecimientos cercanos al 30% por el aumento de la demanda en el mercado -lo que ha generado una importante crisis de precios y ha disparado la inflación-, mientras que en los bienes de consumo, las industrias textiles y del calzado habrían registrado una significativa aceleración en el último mes.

Lo último en Economía

Últimas noticias