1.340 millones al año

Claves de por qué Telefónica ha pagado el 27% de su beneficio anual en España por el fútbol

copa del rey
Lío con la adjudicación de la final de Copa del Rey. (Getty)

Pese a que Telefónica anunció por activa y por pasiva que no iba a pagar una cifra desorbitada por los derechos de televisión del fútbol, finalmente ha apostado de nuevo por este tipo de contenido y pagará 1.340 millones de euros por temporada hasta 2022, un 5% más que la pasada campaña según han reconocido desde la operadora.

Nadie en el sector entiende el movimiento de Telefónica por la dificultad de rentabilizar esa inversión. Pero, ¿por qué Telefónica ha destinado un 27% de su beneficio bruto anual en España -4.952 millones en 2017- al fútbol, un contenido que todo el sector considera caro?

En efecto, Telefónica tiene 3,8 millones de clientes de televisión de pago pero no todos tienen contratados paquetes del fútbol. Para poder rentabilizar este contenido tendría que cobrar a cada cliente unos 50 euros, según cálculos del sector. El precio es de unos 20-25 euros.

Telefónica podrá reducir la factura si consigue revenderle los derechos a Vodafone y Orange, algo que tampoco está claro porque, según fuentes del mercado, estas operadoras tienen sus propias líneas rojas.

La negociación -que arranca en los próximos días- será dura porque Vodafone y Orange no están dispuestos a cerrar un precio bajo el criterio de mercado potencial o número de abonados totales, como marca Competencia, sino que pelearán por abonar una cantidad por cada abonado al fútbol. Esto reduciría la factura a pagar.

Luces

Pero la decisión de Telefónica tiene en cambio bastantes luces. La explicación de fuentes no oficiales de la compañía a este movimiento es que se busca "protección ante la competencia más que una ofensiva". "Es el argumento de que si tengo yo este contenido, se lo quito a la competencia. Se busca protegerse ante posibles ofensivas de la competencia para robar clientes más que ganar usuarios nuevos porque se trata de un sector maduro", explican estas fuentes.

Además, a la hora de negociar para la reventa de los derechos, Telefónica tiene la sartén por el mango puesto que tiene la capacidad de elegir en qué paquetes agrupa los derechos. Competencia exige que al menos comparta un 50% de sus contenidos.

Otra ventaja que tiene Telefónica es que, al haber ganado también los derechos de los resúmenes de los partidos, tiene más contenidos para el nuevo canal exclusivamente de deportes que está preparando, una especie de segundo canal de Cero. En ese canal podrá sacar partido -en audiencia y en publicidad- a los contenidos que ha pagado en exclusiva de fútbol, baloncesto, motor…

Otro aspecto positivo de la inversión es que confirma que Telefónica se convierte en un proveedor de contenidos exclusivos, la nueva apuesta de las grandes operadoras a nivel mundial.

Lo último en Economía