Telecomunicaciones

Cellnex ya negocia la venta de 1.000 torres exigida por el regulador británico por la compra de Hutchison

cellnex inflación
Torre de telecomunicaciones de Cellnex.

Cellnex ya ha iniciado las conversaciones con potenciales compradores para vender las 1.000 torres exigida por la autoridad británica de los mercados y la competencia, la CMA, para que salga adelante la adquisición de 6.000 emplazamientos de Hutchison en Reino Unido que se solapan geográficamente con las del conglomerado con sede Hong Kong, según avanzaron a OKDIARIO fuentes del sector.

Tras la adquisición de la división de telecomunicaciones de Arqiva, Cellnex ya había alcanzado una importante presencia en el país: contaba con 8.000 torres y la cifra total ascendería a 14.000 de cerrarse la transacción, de ahí las reservas del regulador, que en diciembre le pidió que propusiera medidas con el fin de evitar una situación que afectara a la competencia y comportara un incremento de precios. Eso significaba forzar a Cellnex a una desinversión de algunos de sus activos en Reino Unido. El grupo de infraestructuras de telecomunicaciones español le presentó a la autoridad de la competencia británica una primera propuesta por la que planteaba vender entre 900 y 1.100 torres, un número que Cellnex subió a 1.300 para mostrar su «flexibilidad», pero finalmente la cifra establecida por el organismo quedó en 1.000.

Apenas una semana después de que la CMA diera luz verde a la operación bajo el cumplimiento de dichos remedies o condiciones impuestos al acuerdo, Cellnex está ya manteniendo «contactos preliminares» con algunas empresas que han mostrado interés por estos activos, agregaron.

Aunque por ahora se desconocen las firmas en cuestión que han preguntado a Cellnex, las fuentes consultadas por OKDIARIO apuntan a que los compradores interesados en estas torres responden más a «perfiles de empresas de infraestructuras de tamaño pequeño o mediano que actualmente ya están en Reino Unido» y que enfocan la operación como una oportunidad de ampliar su cartera. Un portavoz de Cellnex declino hacer declaraciones al respecto.

American Tower y Vantage no concurrirían

No parece, pues, que otras torreras de mayor envergadura como American Tower o Vantage, de Vodafone, entren en la puja. En el caso de la estadounidense, 1.000 torres se antoja una compra menor para entrar en un país en el que aún no está presente y en el que ya debería tener claro el segundo paso para ganar masa crítica. En el de la segunda, la compra podría toparse con objeciones de la CMA porque Vantage forma parte de CTIL, la firma conjunta de Vodafone y Telefónica para compartir redes. Uno de los argumentos que esgrimió la autoridad de competencia británica para frenar la compra de Cellnex fue el temor a que esa sociedad conjunta y MBNL, la joint venture entre Hutchison y BT -en la que la española adquiere las torres-, formaran un duopolio con el 90% del mercado. Por ello, era partidario de que hubiera una tercera compañía de infraestructuras que participara en este negocio.

En este proceso de venta, Cellnex puede mantener conversaciones con múltiples compañías y llegar a acuerdos con una o con varias de ellas, pero la última palabra la tiene el regulador, señalaron las fuentes. En cuanto al precio de la transacción, aún es pronto para valoraciones, ya que «depende de muchos factores: del tipo de emplazamientos, las ubicaciones, el interés del comprador, etc.», explicaron.

En cualquier caso, se prevé que podría cerrarse la desinversión en la segunda mitad del año, para posteriormente culminar la operación con Hutchison, que se enmarca dentro de una megacompra pactada entre las partes por la cual Cellnex incorporará 24.600 emplazamientos del conglomerado asiático en seis países europeos: AustriaIrlandaDinamarcaSuecia, Reino Unido e Italia . La inversión global asciende a 10.000 millones de euros y también se incluye el despliegue de hasta 5.250 nuevos emplazamientos durante los próximos ocho años, con una inversión adicional de 1.150 millones de euros.

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, ha afirmado que el conjunto de los acuerdos con Hutchison no solo fortalecen la posición de Cellnex como «principal operador paneuropeo», sino que también refuerza las relaciones con sus clientes y abren «nuevas oportunidades y perspectivas de colaboración».

Lo último en Economía

Últimas noticias