Motor

Caos en Seat Martorell: entrega los pedidos con 3 de meses de retraso, 4 veces más tarde de lo habitual

Caos en Seat Martorell: entrega los pedidos con 3 de meses de retraso, 4 veces más tiempo del habitual
Caos en Seat Martorell: entrega los pedidos con 3 de meses de retraso, 4 veces más tiempo del habitual

Caos en Seat Martorell. La falta de abastecimiento ha obligado al fabricante automovilístico del Grupo Volkswagen a presentar un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas productivas y organizativas que ha enviado a más de 400 trabajadores a casa. Un escenario que ha provocado que la planta catalana produzca 300 coches menos al día en la línea L2, en la que se fabrica el Seat León y el Cupra Formentor, lo que se ha traducido en un «cuello de botella» ante la avalancha de nuevos pedidos por la recuperación de la demanda de los mercados europeos.

Así lo han explicado fuentes conocedoras de la situación a este diario, que han asegurado que «la cartera de pedidos de Seat Martorell sufre un cuello de botella por los efectos derivados de la escasez de piezas en la factoría catalana, que en las últimas semanas se ha agudizado hasta alcanzar su pico y se encuentra cuatro veces por encima de lo habitual por el nivel crítico de aprovisionamiento que impide que se trabaje a pleno rendimiento -2.200 vehículos al día-«.

En concreto, explican que «desde que el fabricante automovilístico activó el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) a finales del mes de enero, los nuevos pedidos del Seat León y el Cupra Formentor se entregan con hasta más de tres meses de retraso -13 semanas-, cuando en una situación de producción normal se realiza al mes de su ensamblaje -cuatro semanas-«.

Una situación que llega porque la planta catalana tan sólo tiene componentes para garantizar la producción de 600 unidades al día hasta al menos el próximo mes de junio, lejos de los 900 coches que ensamblaba el fabricante automovilístico del Grupo Volkswagen. No obstante, Seat Martorell prevé recuperar los ensamblajes perdidos con la convocatoria de jornadas adicionales -turnos en fines de semana- a partir del segundo semestre del año e incluso, ha confirmado a OKDIARIO, que se plantea abrir durante todo el mes de agosto -como ya hizo en 2019 para hacer frente al aumento de la demanda por la buena acogida de los mercados del modelo León-.

«Hay pedidos completamente parados y una gran necesidad de recuperar ensamblajes con la mayor rapidez posible, pero no podremos reanudar la actividad normal hasta que los niveles de aprovisionamiento de semiconductores se normalicen», explican. Un retraso de los ensamblajes que pone en una situación crítica a la planta catalana, que podría seguir bajando posiciones en el ranking de producción de las factorías españolas -en 2020 se situó en el tercer puestos tras perder el liderato-.

Producción en Martorell

La factoría del fabricante automovilístico del Grupo Volkswagen -donde se fabrica el Seat Ibiza, Arona, León, Cupra Formentor y Audi A1- ya no es líder de producción en España por el hundimiento de los ensamblajes hasta las 350.000 unidades, lo que se traduce en una caída de la producción del 30% en comparación con los 500.000 vehículos ensamblados en 2019, según datos de la compañía del grupo Volkswagen. Una mala noticia para la planta de Martorell que está acostumbrada a ocupar el primer puesto del ranking, ya que la cadena de montaje ensambla un coche cada 30 segundos.

El fabricante automovilístico del grupo Volkswagen prevé aumentar un 40% los ensamblajes en 2021, lo que se traduce en la fabricación de más de 480.000 unidades con el impulso de la nueva familia del León y el Cupra Formentor. No obstante, estos niveles continúan lejos de los que nos tenía acostumbrados la planta antes del impacto de la crisis del coronavirus en el sector y que incluso podría bajar aún más por la falta de abastecimiento.

Situación del sector

La falta de abastecimiento de semiconductores ya afecta al 50% de las factorías españolas del sector de la automoción. Las plantas de Seat Martorell, Volkswagen Navarra y Ford Almusafes fueron las primeras en sufrir los efectos y suspender turnos, pero rápidamente se sumaron a esta lista las factorías de Renault Valladolid, Palencia y Sevilla -como ha adelantado este diario-, y Stellantis Zaragoza y Vigo que han situado sus niveles de aprovisionamiento de semiconductores en niveles críticos.

Ante esta situación, el sector prevé que el pico de crisis de suministro se sitúe en el primer trimestre con la recuperación de los niveles de abastecimiento a finales del mes de marzo, ya que los fabricantes automovilísticos trabajan en la búsqueda de nuevos proveedores o alternativas para recuperar el pleno rendimiento en las factorías. Una crisis de abastecimiento a la que hay que sumar los efectos derivados de la pandemia en el sector de la automoción que ha provocado un hundimiento de las ventas de coches en el primer mes del año un 51,1%.

Lo último en Economía

Últimas noticias