Crisis económica

Gortázar constata una recaída económica en octubre pero no cree que el PIB baje más del 12,5% en 2020

Gortázar constata una recaída económica en octubre pero no cree que el PIB baje más del 12,5% en 2020
Jordi Gual y Gonzalo Gortázar, de Caixabank

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha constatado que la actividad económica está sufriendo una recaída en el cuarto trimestre tras el repunte del PIB en el tercero que se ha conocido hoy. No obstante, considera que la caída de la economía en el conjunto de 2020 no superará el 12,5% que pronostican los servicios de estudios de la entidad, porque sería «una hecantombe».

La entidad catalana constata que en octubre la actividad con tarjetas (incluyendo pagos y retiradas de efectivo en cajeros) se ha reducido de nuevo en entre el 5% y el 6% en octubre, después de registrar ligeras subidas en verano, una caída que se ha acelerado hasta el 10%-11% en la última semana. No obstante, Gortázar ha advertido de que «son períodos cortos, hace falta darle más tiempo» y, en todo caso, son cifras muy alejadas de las registradas durante el confinamiento total, que espera que no se vuelva a producir.

El servicio de estudios de CaixaBank mantiene una previsión de caída del PIB del 1,4% en el cuarto trimestre;  si se mantuviera, el PIB del conjunto de 2020 en vez de bajar un 12,5% caería el 10,6%. De momento, no ha modificado su previsión pese al deterioro de la actividad y, de todas formas, Gortázar considera que «difícilmente será peor que ese 12,5% porque supondría una hecatombe en el cuarto trimestre que no es en absoluto esperable». La previsión oficial el Gobierno es más optimista, de una caída del 11,2% en el año. El resultado dependerá, a su juicio, de si tenemos que ir a medidas de confinamiento más o menos restrictivas en función de la evolución de la crisis sanitaria.

Estas expectativas de que la reducción del PIB no será tan grave como se temía es lo que está detrás de la decisión de CaixaBank de no dotar más provisiones para la futura morosidad en el tercer trimestre, después de haber provisionado 400 millones en el primer trimestre y 700 en el segundo. Pese a ello, a Gortázar no le «cabe ninguna duda de que la morosidad va a repuntar con fuerza en 2021», a pesar de las moratorias y del posible aplazamiento de los créditos ICO, y por ello revisarán el escenario al cierre del ejercicio.

La bolsa no ha quedado muy convencida con esta actitud y con los resultados hasta septiembre, y el valor cae esta mañana en el mercado cerca del 1% -tras las duras bajadas de toda la semana- frente a una subida superior al 2% del BBVA, que también ha presentado resultados este viernes.

Críticas al Gobierno y al BCE

El CEO de CaixaBank ha apuntado en la línea de la información que publica hoy OKDIARIO de que es necesario discriminar entre las empresas que van a sobrevivir y las que no, y también por los tipos de ayuda que requiere cada una: liquidez, ayudas directas de capital u «otros instrumentos que no generen más apalancamiento» a las empresas. Para ello, afirma que están al habla con el Gobierno. Dentro de estas medidas, considera que es «de sentido común» alargar los períodos de carencia de los créditos ICO porque «las restricciones que afectan a algunos sectores se van a prolongar más».

Más crítico se ha mostrado con la decisión del Ejecutivo de de reducir las deducciones fiscales de los planes de pensiones de 8.000 a 2.000 euros, y ha reconocido que tendrá un fuerte impacto en el producto porque se van a reducir las aportaciones entre esas cantidades. «Habríamos preferido que se hubiera tomado esta decisión con una realidad que permita desarrollar más los fondos colectivos de empresa. A corto plazo, tenemos un impacto que va a reducir ahorro para la  jubilación y solo unas expectativas sin concretar de fomentar el ahorro en fondos de empresa».

Gortázar también ha vuelto a pedir al BCE que le permita pagar dividendo, que es de lo que vive la obra social de la Fundación La Caixa. «Pensamos que debemos aplicar la prudencia, pero no que el dividendo sea cero, puede ser un dividendo prudente», y ha puesto como ejemplo que CaixaBank redujo el ‘pay out’ del 50% al 30% sobre un beneficio que cae el 42%. Ha recordado que hay fondos que solo invierten en empresas que pagan dividendo y que hace falta que la banca tenga acceso al mercado con unas valoraciones razonables para las ampliaciones de capital que pueda necesitar.

Niega trato de favor en la fusión con Bankia

Respecto a la fusión con Bankia, Gortázar considera que no ha habido trato de favor a la Fundación La Caixa pese a que el FROB no ha realizado una subasta como requieren las normas europeas, y ni siquiera ha sondeado a otras entidades: «el FROB ha aplicado las normas europeas a rajatabla», ha dicho tajantemente. Tampoco cree que se le haya dado trato de favor por no obligarle a lanzar una opa, ya que la Fundación estaba en todo momento por encima del 30% de la entidad fusionada: «No corresponde ninguna obligación de lanzar opa en absoluto».

No ha querido adelantar nada sobre recortes de plantilla y oficinas, salvo que se hará con»extraordinaria sensibilidad, ya lo hemos hecho en el pasado, para que no sea traumático».

Lo último en Economía

Últimas noticias